fbpx
23
Sáb, Oct

Programa Mundial de Alimentos brinda ayuda humanitaria a población migrante y refugiada más vulnerable en Piura y otras regiones

Regiones
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Con la finalidad de apoyar al gobierno peruano en atender las necesidades esenciales de la población venezolana vulnerable que, actualmente no está incluida en los esquemas nacionales de protección social y la asistencia humanitaria, el Programa Mundial de Alimentos (WFP), brinda transferencias de efectivo a la población migrante y refugiada más vulnerable para mejorar su acceso a alimentos.

El WFP se posiciona como Colíder en los Grupos de Seguridad Alimentaria y Grupo de Transferencias de Efectivo dentro del Grupo de Trabajo de Refugiados y Migrantes por alcanzar la mayor dimensión de operaciones hacia los más vulnerables.

El WFP promueve el acceso a la asistencia humanitaria ante emergencias. Esta acción tiene como primera fase la focalización de la población vulnerable en su totalidad (población refugiada y migrante y la población de acogida) y, luego; la ejecución de nuevas modalidades de asistencia como son las transferencias en efectivo.

El WFP es la organización humanitaria más grande del mundo y ha sido distinguida con el Premio Nobel de la Paz 2020. En el Perú, salva vidas en situaciones de emergencia, fomentando la resiliencia, y cambia vidas fortaleciendo la capacidad de las instituciones, de las comunidades y de la población a través de la asistencia técnica, la generación de evidencia y la innovación para mejorar las políticas públicas e impulsar el desarrollo y la estabilidad de las comunidades más vulnerables.

A través de este proyecto se atiende a los migrantes y refugiados venezolanos ubicados en las localidades de Tumbes, Piura (Sechura), La Libertad, Callao, Lima y Arequipa.

Apoyo al gobierno peruano 

La introducción del COVID-19 al territorio peruano cambió significativamente las prioridades de todo el país y ha despertado un gran compromiso de todos para brindar su máximo esfuerzo y recursos para contribuir en la reducción de la propagación del virus, reducir su letalidad y enfrentar las consecuencias socioeconómicas del aislamiento obligatorio que afecta a la población en general y especialmente a las familias más vulnerables.

El 28 de marzo de 2020, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú solicitó oficialmente el apoyo de las Naciones Unidas para colaborar en la prestación de asistencia humanitaria para salvar vidas de las poblaciones más vulnerables afectadas por las restricciones impuestas para contener la pandemia de COVID-19.

La solicitud se dirigía específicamente a la población venezolana vulnerable que reside en el país y que no puede ser asistida actualmente desde el gobierno peruano en este momento de crisis. En ese sentido se trabaja desde WFP en acciones que contribuyan con el acceso a alimentos de los migrantes y refugiados venezolanos de extrema vulnerabilidad.

El WFP promueve el acceso a la protección social ante emergencias que incluye a la población vulnerable en su totalidad (población refugiada y migrante y la población de acogida) a través de nuevas modalidades de asistencia como son las transferencias en efectivo.

Logística

A través de entidades financieras se realizan las operaciones de transferencia de efectivo como la Red de Western Unión (Bancos, Cooperativas, Cajas, Agencias de Viaje, Agencias de cambio de Moneda y Giros, Supermercados, Farmacias y Estaciones de servicios). Socios implementadores (ONGs con experiencia en atención población migrante) y ONUSIDA (agencia de las Naciones Unidas).

Diario El Regional de Piura

Pristina 255