Gobierno releva de sus cargos a plana mayor de la DINI

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ana jaraERP. La presidenta del Consejo de Ministros, no sabe que hacer con los diferentes problemas que enfrenta el Gobierno de Ollanta Humala. El último tiene que ver con el seguimiento de políticos, funcionarios públicos, periodistas que habría realizado por la Dirección Nacional de Inteligencia, un ente que se encuentra a su mando; pero todo hace indicar que por su impercia no puede controlar. 

El caso, ha llevado a la presentación de una moción de censura en su contra, pese a sus ofrecimientos de investigación y cambio de los funcionarios de alto nivel de la DINI.  En consecuencia, informó que deja su cargo el director ejecutivo de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), Iván Kamisaki Sotomayor.

Asimismo, son relevados el director de Contrainteligencia de la DINI, coronel de la Policía en retiro Mauro Castañeda; así como a Javier Briceño, director nacional de Inteligencia de esta entidad. El retiro de estos funcionarios fue informado al Pleno del Parlamento cerca de las 03.00 horas, luego de cerca de siete horas de debate.

En dicha sesión, que empezó cerca de las 20.00 horas de ayer, Jara explicó la posición del gobierno respecto a la publicación periodística que reveló el acopio de información pública por parte de la DINI. La portavoz del Ejecutivo dijo que el relevo de los más altos cargos de la DINI es una medida independiente de las investigaciones del Ministerio Público y de las medidas planteadas por la comisión designada por el gobierno para modernizar dicho órgano.

Sobre Rosendo Chávez, identificado como el agente responsable de la búsqueda de información, indicó que se le incluirá en el pedido de investigación al Ministerio Público.

En su intervención final, se defendió con fervor de las acusaciones de los miembros de la oposición, especialmente de la bancada fujimorista de Fuerza Popular, quienes acusaron al gobierno de “reglar” a políticos con fines de chantaje político y a ella de avalar ese hecho.

El enfrentamiento fue especialmente duro con el polémico parlamentario fujimorista Héctor Becerril, quien acusó a Jara de mentir al país al negar la responsabilidad del gobierno. “¡Señora Presidenta, no le voy a permitir a este señor, por más congresista que sea, a este caradura, acusarme de estar mintiendo!”, manifestó Jara refiriéndose a Becerril.

Ante la magnitud del enfrentamiento, la presidenta del Congreso, Ana María Solórzano, se vio obligada a suspender la sesión, la cual fue retomada minutos después con el protocolar retiro de las palabras consideradas ofensivas. No obstante, las críticas y las interrupciones constantes de la bancada de Fuerza Popular llevaron a Jara a lanzar duras críticas contra este sector político.

La crisis política se había superado de algún modo, con los diálogos con las pequeñas fuerzas políticas; sin embargo, las infidencias y develaciones de casos como el seguimiento denunciado agrava una vez más los problemas nacionales. 

Pristina 255

Juan Manuel propaganda