Primera crisis entre el antiguo y nuevo fujimorismo remueve candidatura de Keiko Fujimori

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Los representantes más genuinos del Fujimorismo, se han sentido marginados de Fuerza Popular que dirige Keiko Fujimori, y la reacción de Alberto Fujimori, no se hizo esperar, mediante una carta pública, en la cual defiende la experiencia de sus congresistas y en términos objetivos, se enfrenta con el entorno de la lideraza de esta agrupación, que por el momento lidera las preferencias. 

El ex presidente Alberto Fujimori – a través de una carta publicada en su Twitter desde el penal de Barbadillo – anunció su respaldo a “figuras de experiencia” como Martha Chávez, Luis María Cuculiza, Luz Salgado y Alejandro Aguinaga; para que estos formen parte de la campaña de Keiko Fujimori de cara a las elecciones del 2016.

De acuerdo a fuentes internas, Keiko Fujimori, pretende modificar sus acciones públicas y estratégicas para captar parte del electorado que se muestra reacio a respaldarla, por el alto nivel de resistencia. Esta decisión llevó a marginar a líderes históricos del Fujimorismo, y sustento de la permanencia de esta agrupación en momentos difíciles, como es el caso de Martha Chávez, quie fue incluso candidata presidencial cuando la joven Keiko Fujimori, no podía por razones de edad postular a la presidencia de la República. 

Incluso tras esta aparente exclusión de estos líderes; se habló de la posibilidad que Luisa María Cuculiza, postule como candidata presidencial en Solidaridad Nacional, la cual descartó; sin embargo, si ha mostrado su interés de participar en la próxima contienda electoral. Según fuentes internas de Fuerza Popular, la continuidad o no en el cargo de Cuculiza y Chávez, entre otros, se viene evaluando, situación que han considerado un trato diferencial con los nuevos y un desconocimiento de sus aportes del Fujimorismo. 

Para Alberto Fujimori en su carta pública, la inclusión de estos personajes es considerada por él como necesaria para que "Fuerza Popular asuma su alta responsabilidad para procurar ser gobierno bajo la presidencia de su indiscutible lideresa Keiko Fujimori”.

Ante este apoyo a los fujimorista de más antigüedad, el ex mandatario señaló: “Los verdaderos evaluadores son los electores, quienes a través del voto preferencial calificarán sus méritos y definirán su permanencia”. Lo cierto, que la estrategia que se pretende usar, es compleja, sobre todo considerando que el fujimorismo, es lo que es por lo bueno que hizo en su momento y también se le critica por los equívocos durante el decenio que gobernó Alberto Fujimori. 

Se cree que las discrepancias se encuentran con la asesora Ana Vega, quien es la consejera principal de Keiko Fujimori y considerada en la nueva propuesta de Keiko Fujimori, de querer "desfujimorizarla" y alejarla de la heredad política negativa del padre; sin embargo, se olvidan que esta agrupación se mantiene debido a las políticas de gobierno que dieron resultado en los lustros en los cuales gobernó. 

En la misma carta Alberto Fujimori calificó al fujimorismo como “el gobierno que rescató y reconstruyó al Perú de la peor crisis económicas y de inseguridad de su historia”. Además de acusar una “implacable e injusta persecución política” en contra del fujimorismo, el cual – según sus palabras – sigue “vivo y pujante”.

Tras esta carta, la respuesta de Keiko Fujimori se espera y de lo que suceda el manejo de la crisis, se encontrará la consistencia de uno de los grupos con votación más dura que los otros candidatos; pero que sin embargo, no suma más allá del techo que tiene por el momento según las encuestas. En tanto, personajes oportunistas y aprovechadores, merodean el entorno de Keiko Fujimori, para lograr un cupo en las listas parlamentarias; llevar este tipo de personajes, tiene sus consecuencias negativas y es lo que está enfrentando el Partido Nacionalista, con las deserciones de sus congresistas elegidos. 

Pristina 255

Aviso de publicidad