fbpx

Uso excesivo de celulares o computadoras incrementan casos de ojo seco y problemas de retina conocido como síndrome visual informático

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La pandemia nos obliga a quedarnos en casa. Actividades básicas y cotidianas, como ir a trabajar o estudiar, han sido reemplazadas por la modalidad virtual, la misma que ha traído consigo efectos secundarios y es la vista la que ve afectada por las innumerables horas frente a una pantalla portátil o monitor.

Según la doctora, Jenny Pecho, médico del servicio de Oftalmología del Hospital Nacional Alberto Sabogal, el excesivo uso de dispositivos móviles y computadoras, puede ocasionar problemas de retina, ojo seco y cansancio visual, conocido como “síndrome visual informático”, si no los usamos con moderación.

Actualmente los celulares, tablets y laptops, nos ponen frente a las pantallas a distancia corta, por tiempo prolongado con permanente fijación de la mirada y poco parpadeo. “Esto conlleva a alteraciones desde la parte externa del ojo, como es el ojo seco, hasta la parte profunda que en personas mayores podría ocasionar alteraciones en la retina”, señaló la especialista en retina y vítreo de EsSalud.

De acuerdo a las estadísticas mundiales, más del 80% de la población, entre los 20 y los 50 años, presenta síntomas relacionados al síndrome de ojo seco. Los más afectados son los menores de 30 años, quienes, de acuerdo a los testimonios recibidos en consulta oftalmológica, pasan más de 10 horas diarias frente a las pantallas.

La experiencia en el Servicio de Oftalmología del hospital Sabogal arroja que, las molestias oculares se han incrementado en un 35% desde que empezó la pandemia. Mas del 50% de pacientes, entre los 30 y 50 años, ha registrado cambios en la medida de la vista por el uso cercanos de dispositivos electrónicos y en los mayores de 50 por la exposición continua frente a la televisión.

nino frente a celular

Es importante tener en cuenta que las pantallas tienen iluminaciones intensas o la llamada luz azul. Dicho de una manera más sencilla, la luz visible está formada por una gran cantidad de trocitos pequeños de luces de colores, entre ellos, el azul. El móvil y la mayoría de dispositivos electrónicos las utilizan y la sobreexposición a ellas podría ocasionar mayor cansancio visual.

Esto se conoce actualmente como el síndrome visual informático, mal que no solo cansa la vista, sino que también altera el sueño a largo plazo, si se tiene muchas horas de exposición a la luz azul.

Aunque las lágrimas suelen ser un buen mecanismo de defensa por sus propiedades antibacterianas, la mucosa conjuntival puede convertirse en una puerta de entrada a la Covid-19. Por ello es importante mantener la buena salud ocular y cuidarnos del contacto pues cualquier paciente en proceso de enfermedad podría contaminar con sus secreciones.

La doctora, Jenny Pecho, médico del servicio de Oftalmología del Hospital Nacional Alberto Sabogal, aconseja no estar más de dos horas consecutivas frente a las pantallas, sin importar su tamaño. Sugiere tomarnos pequeños momentos para parpadear, descansar y lubricar la superficie externa del ojo. Otro punto a considerar es la distancia de trabajo. “Lo ideal es una distancia de lectura entre 40 y 50 centímetros, para poder lograr que la superficie ocular se mantenga íntegra”, señaló la especialista.

Además de la consulta externa, el hospital Sabogal atiende emergencias por traumas oculares, glaucomas agudos que ameritan una intervención rápida y también patologías de retina como sangrados en el humor vítreo y desprendimientos de retina que también requieren un manejo quirúrgico inmediato.

En el caso de tele consulta se ha registrado incremento de casos de resequedad de la superficie externa, sensación de cuerpo extraño, probablemente muy relacionado al síndrome visual informático.

Diario El Regional de Piura

Bicentenario Unf 255

Municipalidad de Sullana

Pristina 255