21
Mar, May

El veneciano Andrea Palladio y la antigua Casa Hacienda Sojo

Cultura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Hace 515 años nació en Venecia, Italia, el célebre arquitecto y tratadista Andrea Palladio (Andrea di Pietro della Góndola: 30/11/1508- 19/8/1580), cuya obra profesional, en villas y palacios, ha trascendido allende los mares y los desiertos hasta afincarse magistral en el centro mismo del tablazo piurano. …Nada detiene a la cultura, cuando ésta tiene algo importante que decir o hacer; pero…¿qué podrían tener en común el intenso litoral mediterráneo o la ubérrima campiña italiana, con las inmensas dimensiones del tablazo arenoso, serpenteado por el ancho río Chira de tupidos algarrobales, representados el uno por el arrogante León de Venecia, que apoya su garra delantera sobre la esfera terráquea; y la nuestra, asumida por el arisco “pacaso”, inmortalizado por el notable escultor Víctor Delfín en el óvalo de la avenida José de Lama; el mismo saurio que desde tiempos inmemorables, enfriando ávido el aire que aspira, observa paciente el lento devenir de nuestra historia piurana..

Por José Niño Villegas, restaurador, arquitecto

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

No fueron esos los factores directos de la fusión, lo fueron, la dinámica significativa de la arquitectura como artificio para representar en componentes constructivos el pensamiento y el sentimiento de los pueblos que la promocionan y habitan, así como el indetenible afán por el progreso de algunos visionarios empresariales en ambas antípodas del quehacer humano; y es allí en que a mediados del S. XIX interactúan en Sojo, tres personajes vitales: don Miguel Checa y Checa, doña Victoria Eguiguren Escudero de Checa, su esposa y madre de los 14 hijos Checa Eguiguren, familia a la que el río Chira les había destruido, por inundación violenta, su casa en Macarará y necesitaban una nueva que le probara a ese río voluptuoso, que no los volvería a deshabitar, siendo el tercero de ellos, don Julio Ginocchio Alburquerque , quien nacido en Sojo como paiteño, había sido enviado previamente por su padre (Carlo Ginocchio Ferrari), a estudiar a Italia, desandando el trayecto que su progenitor había hecho para llegar a Piura (1841) desde Chiavari, (reino de Génova, hoy Italia), habiéndose decidido el joven Ginocchio Alburquerque en estudiar acucioso, diseño de arquitectura. Ya de vuelta por nuestros lares, es encargado por los esposos Checa Eguiguren, a diseñar una casa que representara y facilitara el esfuerzo requerido, para dominar el desierto, crear y administrar un grande y diverso complejo agroindustrial e irrigar un importante número de hectáreas suyas y otra mayor cantidad de ajenas; dedicadas en su mayoría al cultivo y procesamiento del algodón “pima”, cítricos y pan llevar, para uso local como para la exportación.

Es así como Julio Ginocchio, asistido por su paisano paiteño y eventual colaborador, el maestro constructor de obras Roberto Huambachano C., quienes asumen el reto; el arquitecto proyecta la imagen y el planteamiento funcional de esa edificación como un centro de generación de negocios y vivienda familiar. La obra debía permitir representarlos en la modernidad universal del siglo que se iniciaba, optando por incorporar al esfuerzo pionero familiar a la vida republicana peruana expresiones formales, que seguramente Julio vio en sus recorridos por Vicenza y Venecia (Italia), pero las analizó 320 años después que Andrea Palladio publicara su obra profesional “Los cuatro libros de la arquitectura” (Venecia 1570). Decisión arquitectónica muy acertada, que luego, muchos hemos visto replicadas a través del Cine en la década de 1950: (“Lo que el viento se llevó”: Escrita por Margaret Mitchell, dirigida por George Cukor; e interpretada por: Clark Gable / Vivian Leigh), como también en diversas publicaciones sobre haciendas algodoneras y grandes plantaciones caribeñas, polinésicas y de los EE UU principalmente. Reto que asimismo complejizó y dignificó creativamente, al realizarlo en adobe, madera y quincha a la usanza regional, pero introduciendo en ella el confort europeo y la electricidad, el agua caliente, en baños y cocina. ventilación y telefonía y telegrafía alámbrica de la América del Norte de fines del S.XIX e inicios del S.XX.

La ligazón cultural del Norte peruano, a través del pensamiento intelectual palladiano, se había logrado y era el orgullo de “tirios y troyanos” en el empresariado y las corrientes de políticas laborales y sociales que la época había traído también a Piura, y que la antigua Hacienda Sojo no dudó en aceptar y propiciar a través de sus miles de obreros. Como la reducción del trabajo a ocho horas, el salario dominical, Etc. Allí están las memorias y arengas de Luciano Castillo Colonna y Víctor Raúl Haya de la Torre como testimonios auditivos de ese fenómeno arrollador, que en ese gran predio e inmueble agrícola y residencial inmediatamente vecino a la Huaca prehispánica Tallán “La Mariposa” y al pueblo laboral de Sojo, no se presentó nunca una controversia social que hubiera enfrentado a patrones con los diversos sindicatos en sus modalidades agrarias e industriales, transportistas, ferroviarios, o, de los técnicos y profesionales de programación, producción y supervisión, o de la asistencia social de la protección laboral y recuperación de la salud que existieron allí entonces

Pero los vientos y apetitos que la “Revolución Cubana” de los sesenta trajo a Centro y Sudamérica, hicieron mella en el pensamiento de los maestros civiles del CAEM, y desde ellos en altos oficiales de nuestras FF. AA., quiénes levantados en armas, tomaron el poder y todas las instituciones del Estado, expropiaron la entonces Hacienda Sojo y todas sus dependencias, incluyendo la Casa que medio siglo antes se había inaugurado. Allí tampoco hubo enfrentamiento y el despojo quedó consumado. La enorme propiedad pasó a manos de sus trabajadores y así transcurrieron más de cuarenta años; luego de los cuales, a viento, sol, lluvia y vandalismo, la mansión de la familia Checa Eguiguren, ya casi inerte, fue por decisión del “CAT Miraflores” que la poseía, devuelta a sus antiguos propietarios, a través de la sucesión Checa Solari y luego, ésta pasó la protección del bien histórico y cultural, al actual Asociación Cultural Sojo (ACS), entidad sin fines de lucro, quienes sin recurso alguno de los que hicieron posible esa propiedad, edificación, equipamiento y mantenimiento del predio principal, ha venido tratando de evitar su colapso; pero los FEN ocurridos desde 1985 en adelante, como a los no pocos temblores y terremotos; con mayor énfasis en los terremotos del 30/7/2021 y 5/10/2022, que tuvo este último epicentro en Sojo y una aceleración de (°6.6 Mercalli modificada), han dejado muy maltrechas todas las edificaciones y en riesgo eminente del colapso total.

Esa casa ha merecido recientemente, la dación de la Ley del Congreso N° 31824, publicada en el Diario Oficial el Peruano, el 11 de julio del 2023 y que declara de necesidad y utilidad públicas la protección, restauración y puesta en valor de los testimonios arquitectónicos del predio integral denominado “Casa de la antigua Hacienda Sojo”, asimismo, el Gobierno peruano ha dispuesto un presupuesto especial importante para obras de emergencia en el departamento de Piura, siendo por la ley indicada, signada como una de sus prioridades; claro está, después de la vida, salud y seguridad de las poblaciones piuranas.

Pero aquella casa inspirada por Andrea Palladio, que divisa desde sus frentes todos los paisajes del entorno, desde el tablazo hacia el Oeste, hacia la Cordillera Azul de los Cerros de Amotape, hacia el alto y medio Chira y en sus inmediaciones se divisa Tangarará (el primer poblado hispánico en Sudamérica), la Huaca prehispánica Tallán ‘La Mariposa’, las casi 40 huacas similares aun existentes, se leen fácilmente en el ancho valle, y es asimismo y recíprocamente divisada la casa, desde todos esos lugares como un hito de “piuranidad”. Por todo ello se viene solicitando el auxilio del GORE Piura, para evitar que el clima furioso del pronosticado ENSO 2023-2024, determine su colapso total y definitivo, permitiendo evitarlo mediante la implementación de una estructura temporal periférica e interna de bambú, organizados tetraédricamente indeformables, con cubierta superior y lateral de calamina plástica. Ella, por ello se está gestionando desde junio 2023 a través de la firma de un convenio para tal efecto, el qué al trabarse insistentemente, se ha convertido en una especie de “muerte cronometrada por la burocracia estable” del GORE Piura para con nuestra cultura histórica; y es por ello, por lo que la Asociación Cultural Sojo (ACS), lucha contra el reloj del mal tiempo y la incuria, donde cada minuto cuenta; …pero pasan y pasan los días y la preocupación de la burocracia resulta ser del tipo casi abusiva, pues ante el enorme riesgo en ciernes, quieren aprovechar para casi confiscar nuevamente la propiedad y truncar su futuro cultural, pues aparentando ilusa preocupación por los dineros que el Estado Peruano ya ha establecido por la emergencia y que moralmente no se deberían escatimar ni se pretenden dilapidar, toda vez que el Canal Miguel Checa y que infatigable trae el agua hoy, regando gran parte del valle medio y bajo Chira, utilizan, lo hace gratuitamente y en un mínimo de 5m3/segundo y la ha traído así durante más de 70 años, lo que equivale a 86,400 segundos o 518,400 m3 por cada día transcurrido. Si tan sólo se les aplicara 0.10 de sol por cada M3 conducido durante los 70 años ya transcurridos, ese monto hipotético arrojaría un total de 132’451,200,00 soles; pero como ese canal se le obsequió a la comunidad, no se reclama pago alguno, pero si es digno ese monto, debería ser tomado en cuenta como un aval moral que libraría al legado de Sojo de las perversas como arbitrarias pretensiones de la angurria fiscal.

Así las cosas, la casona de amplios miradores decorada con molduras, columnas y capiteles neoclásicos; compuesta por habitaciones ambientadas con abstractos murales de tenues colores pastel, que iluminados por la luz solar mañanera, encendían la dinámica laboral interna, hasta que el dorado celaje de los atardeceres desérticos determinaban allí el preámbulo hacia las labores de diario análisis de las faenas y la producción lograda durante cada día, como ante sala al cotidiano reposo familiar, ¿caerá por tierra, vencida por los vientos, lluvias y temblores?, que la incuria gubernamental regional pareciera no tener en cuenta, ¿o por no importarles quizá? ¿o esperando que ocurra?... tal vez.

El conjunto de los testimonios históricos arquitectónicos y toda el área que entorna a la Casa de la antigua Hacienda Sojo, estará por el convenio indicado, destinada, una vez salvada del ENSO, o Fenómeno del Niño, anunciado, para ser luego restaurada y puesta en valor, como un Centro Cultural y de Investigación Universitaria para una prestigiosa y modernísima universidad peruana, así como para la continuidad mejorada de la visita turística y la realización de eventos culturales costumbristas y promocionales piuranos, …pero aun así, las trabas y demoras continúan, acercando el riesgo de un inminente y definitivo colapso.

Veremos en estos días,…¿cómo fue?, ¿Qué pasó?...¿con que humor semanal amanecerán: abogados, ingenieros, arquitectos, economistas, Etc. Etc. del plantel estable del GORE Piura. … ¿Se salvará la casa de la antigua Hacienda Sojo, y con ella el testimonio intelectual de Andrea Palladio, Julio Ginocchio Alburquerque, Roberto Huambachano C. y muchos otros albañiles, carpinteros, y obreros; y de los que. como don Miguel Checa y Checa y doña Victoria Eguiguren Escudero de Checa, posibilitaron su existencia patrimonial para orgullo de las colectividades pasadas, presentes y futuras. ...Solo Dios lo sabe, …pero sigo confiando aun en el eficiente Gobernador Neyra que sabrá imponerse sagazmente a ellos..

El dato

La Casa Hacienda Sojo es un monumento patrimonial histórico de la región Piura, ubicado en el distrito Miguel Checa, de la provincia de Sullana. Su restauración es un objetivo importante. 

Diario El Regional de Piura.

 

Publicidad Aral1

Paypal1