22
Mié, May

Sullana soportó intensa lluvia en la noche del 5 de abril y activó quebradas urbanas

Sullana
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La lluvia más intensa de las habidas en la presente temporada desnudó una vez más, la precariedad pluvial que la caracteriza. Desde las 6 de la tarde y hasta las 8:30 de la noche, la fuerte precipitación que fue acompañada con vientos, truenos y relámpagos, se expandió por todo el espacio poblacional quedando las calles totalmente anegadas y las quebradas urbanas comenzaron a llenar la ingente cantidad de agua.

Una lluvia torrencial de minutos, para suspenderse después indicaba el presagio de esta noche de agua y terror. Después, se reportaron lluvias desde diversos lugares con igual intensidad. Los conductores de vehículos intentaban llegar a su destino, pero la formación de lagunas impedía que lograran su cometido. Algunos autos quedaron atascados en las enormes lagunas.

El Canal Vía desde la parte de Cieneguillo y Cola de Alacrán comenzó a incrementar su caudal y se observó que los casi 80 m3 de capacidad de esta vía fue cubierto por la masa de agua. Es probable, que se haya llevado nuevamente bienes y mercancías de quienes insisten en trabajar en la zona del mercadillo. Anteriormente, con una lluvia medianamente similar, muchos perdieron sus pertenencias.

La Transversal Tarapacá, la vía ícono por donde desaguan las aguas de lluvias, se copó totalmente, para transportarlas y dejarlas en el Canal Vía. Lo mismo se observó en el asentamiento humano Sánchez Cerro, donde la Calle San Miguel entre las calles Santa Julia y Santa Martha, se formó una enorme laguna. Igual se reportó desde la Universidad Nacional de Frontera, cuyo local quedó totalmente inundado y los alumnos debieron quedarse en sus aulas.

Los nuevos ambientes del Hospital de Apoyo II-2 de Sullana, tanto del área de Emergencia como de la Unidad de Cuidados Intensivos, también resultaron seriamente afectados y el personal de salud tuvo que salir entre las aguas de los pasadizos.

Sin duda que el mayor motivo de terror, no solo era la cantidad de agua que caía, sino los truenos que daban una sensación de cercanía y de haberse producido en las mismas viviendas. El nivel de alerta sigue y es probable que en los próximos días se tenga eventos similares, cuyos impactos negativos son muy superiores a lo que pudo haber ocurrido en otros “Fenómenos El Niño"

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1