fbpx

Recomendaciones para preparar la ceña navideña teniendo al pavo como protagonista

Gastronomía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Uno de los protagonistas de la cena navideña en las mesas de los peruanos es el pavo, el cual no solo destaca por su sabor, versatilidad y aporte proteico, sino también por ser símbolo de unión familiar, característica que cobra más relevancia en tiempos de pandemia cuando estamos más en casa. Para ello, los chefs expertos de la empresa de consumo masivo San Fernando resaltan algunas recomendaciones para preparar y disfrutar de una deliciosa cena navideña teniendo al pavo como protagonista.

Descongelar el pavo con anticipación. De preferencia, se debe descongelar dentro del refrigerador (de 0° a 4°C), aproximadamente 4 horas por kilo ya que ayudará a mantener la inocuidad, humedad y el sabor. Otra forma es introducir el pavo embolsado en un recipiente con agua fría cubriéndolo completamente, cambiando el agua con frecuencia hasta que esté blando, se requiere alrededor de 1 hora por kilo. Para prevenir cualquier riesgo de descomposición debemos evitar descongelar el pavo a temperatura ambiente, agua caliente o tibia.

Sazonar y macerar como mínimo 12 horas. Aquí una opción de sazonado: media cucharada de sal de cocina por kilo de pavo, esto ayudará a que el condimento penetre. Incluir una cucharada de pimiento negra molida, una de comino y tres de mostaza, más una taza de cerveza, media taza de pisco, cuatro cucharadas de sillao y dos cucharadas de azúcar rubia. Este macerado debería realizarse entre 12 a 24 horas (en refrigeración) antes del horneado.

Hornear evitando punzar o inyectar. Para una mejor estética del plato y horneado, se recomienda amarrar con pabilo las patas del pavo pues con el calor se suelen abrir. Realizar lo mismo con las alas, acomodarlas, y si se desea, cortarlas. No es necesario punzar y colocar condimentos en la pechuga, porque se pierde el líquido y resultará una carne seca, ni tampoco inyectar ya que deshidrata la carne durante el horneado.

Colocar acompañantes en la fuente y considerar relleno cocido. Considerar tres o cuatro tazas de líquido, puede ser vino blanco, champagne, cerveza o caldo. También una manzana, una zanahoria, una cabeza de ajo, una cebolla, una rama de romero o una piña en rodajas, como adorno. Asimismo, si se desea agregar relleno, que varía según el gusto (carne, aderezo, fruta, entre otros) es necesario que sea cocido (carnes, embutidos, frutas secas, etc.) y se prepare aparte del pavo.

Precalentar el horno por máximo 15 minutos y evitar abrirlo luego de iniciar la preparación. Se recomienda precalentar el horno 10 o 15 minutos antes de meter el pavo. Para el horneado se necesita una temperatura de 350°F o 180°C y no es necesario regular cada cierto tiempo pues para la cocción se requieren 20 minutos por kilo. Tras el inicio de la cocción, no se debe abrir el horno porque pierde calor y no se cocina en su tiempo. Se sugiere colocar un tazón con agua y romero al costado para que vaporice. Evitar cambiar de posición al pavo para que la piel se hornee de manera perfecta.

Cubrir con papel aluminio y luego disfrutar agregando salsa. Es necesario cubrir el pavo con papel aluminio cuando la piel esté bronceada, aproximadamente, a una hora y media de horneado. Asimismo, es delicioso cuando se complementa con salsa. Para hacerla, se sugiere colar el líquido del horneado y espesarlo con chuño. El nutritivo pavo navideño se complementa perfecto con una ensalada rusa o ensalada Waldorf.

En caso sobre pavo luego de la cena navideña, los especialistas en nutrición recomiendan separarlo en diferentes envases de vidrio para los diferentes días, ya que contribuirá para una mejor conservación de sus propiedades nutritivas.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255