fbpx

Javier Atkins Lerggios: "El perfecto inútil para gobernar"

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

javier-atkins-lerrgiosERP. Le preguntaron a Fernando de Szyszlo por la calidad de estadista de Fernando Belaúnde Terry y no dudó en responder "un buen demócrata" para agregar con dureza "pero un perfecto inútil para gobernar". Tiene razón, aunque el tiempo transcurrido ha opacado la historia del líder de Acción Popular, la verdad dice que incumplió sus promesas en el primer y segundo gobierno. La segunda expresión bien podría aplicarse al aún presidente regional de Piura, Javier Atkins Lerggios quien hoy palpa su total fracaso como gobernante regional.

Lo gracioso de la mediocridad de Atkins, es recomendar acciones y políticas a seguir en planificación, educación y salud; cuando él mismo tuvo la oportunidad de hacerlas. Lo peor es cuestionar a congresistas a quienes califica como "cabezas torcidas" (La República) por oponerse que el proyecto del Alto Piura se deje para las próximas autoridades regionales. Insiste con aparente interés subyacente y desoye las conclusiones que hizo Contraloría General de la República. Lo cierto que la administración de Atkins ha demostrado ser totalmente incompetente.

En la región no existen cambios sustantivos como resultado de una gestión y lo que se evidencia como potencialidades en uso, son el resultado de la iniciativa privada. Las pequeñas inversiones públicas realizadas no han sido impactantes. La educación y la salud siguen siendo las "cenicientas" y en el caso de la conectividad vial, los resultados son imperceptibles.

En educación, todo sigue igual. Los cambios solamente son el resultado de políticas nacionales y en lo regional no se han dado mejoras. 4 directores regionales en 4 años, muestran la inestabilidad del sector y si miramos hacia el sector Salud, sucede lo mismo. Si se quiso ser más eficiente en Educación y Salud, al menos debió garantizarse una buena selección del potencial humano y garantizarse la continuidad de los mismos. Esto no sucedió.

En Salud, se impulsó la ejecución de proyectos que dejó César Trelles Lara. El Hospital de Paita ha superado desmedidamente el plazo de ejecución y se suma a los adicionales otorgados. Contraloría deberá determinar en algún momento las reales implicancias en la presunta sobrevaloración y ampliaciones de plazo, del presidente y de los funcionarios regionales. Quedó como idea irresoluta, el Hospital Digital Docente y el Hospital de Sullana. Ambos difieren en monto, con otros proyectos similares que existen en el país.

Vialmente, seguimos igual que siempre. La vía hacia el Bajo Piura, se ha densificado de tal manera que cada cierto tiempo se presentan accidentes; la conectividad entre Sullana y Paita tiene la misma connotación; y ni que decir de las vías de comunicación en la sierra. Pronto las lluvias dejarán en fango, todo lo que se ha invertido mal en vías no pavimentadas y que se adjudicaron a precios por encima del valor referencial y a empresas limeñas.

La vía denominada "kilómetro 21" ha culminado con denuncias y cuestionamientos, de tal manera que Contraloría realizó la evaluación de su ejecución y las dudas y objeciones fueron ciertas. En la ejecución de la obra, se cometieron varias irresponsabilidades y que conllevará a la devolución de los daños económicos producidos.

El Puente San Miguel o "Viejo", pasó de 18 millones a costar aproximadamente 30 millones. Este tipo de incrementos de los costos de obras, han sido la constante y el presidente, tanto como sus funcionarios han sido "hábiles" para encontrar respuestas a los cuestionamientos de sobrevaloración e incluso para la inauguración anticipada que se hizo.

En tanto, decenas de contratados se afincan en los exteriores del gobierno regional de Piura, reclamdno las formas de su cese de labores; los trabajadores nombrados de la administración regionales protestan y en la percepción general, no existe línea de mando que resuelva los problemas presentados. A nivel presupuestal, el Ministerio de Economía ha terminado de descalificar las interpretaciones respecto a un presunto déficit. 

La pregunta a menos de dos meses para que culmine el mandato de Javier Atkins sería; ¿cuál es la obra ícono de aquel presidente que derrotó al cansino Trelles Lara y que culmina más cansino que su antecesor?. Las tres obras de las cuales puede vanagloriarse fueron planificadas y programadas en la gestión del aprista Trelles; de Atkins no queda nada y bien vale tomar para el calificativo final la frase del "Perfecto inútil" de Fernando de Szyszlo y que usó para calificar al ex presidente Fernando Belaúnde.

Pristina 255