22
Jue, Feb

Asegurado SIS salva su vida gracias a trasplante de médula ósea financiado por Fissal

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Al subir a un cuarto piso y llegar agotado, cansado y falto de aire, un trajín que hacía habitualmente para llegar a su trabajo, fue la primera señal de alarma para Raúl Faya Traverso, de 39 años, de que algo andaba mal en su salud. Aunque él pensó que era un tema de colesterol y triglicéridos, los exámenes que le hicieron en el hospital Cayetano Heredia, a donde un día ingresó por Emergencia, le revelaron una triste realidad: tenía leucemia.

Eso fue en agosto del 2020, cuando estaba por acabar la primera ola de la pandemia por la COVID-19. Desde ese momento su vida cambió totalmente, pero siempre se mantuvo optimista y seguro de que lo iba a superar. Fue referido al INEN donde le confirmaron que tenía leucemia mieloide aguda y su estado era crítico.

“Cuando ingresé estaba al 97.95% de blastos, tenía leucemia en toda la sangre. Me sometieron a una serie de quimioterapias, pero sentía que los médicos no veían mayor esperanza en mi caso. Después me enteré que los médicos le dijeron a mi esposa que lo mejor era darme calidad de vida. Habrá sido bien duro para ella. No me puedo imaginar cómo mi esposa me daría calidad de vida nomás”, dijo un poco nostálgico por el recuerdo de ese momento.

Pero Raúl, un joven ingeniero mecánico automotriz, y su esposa Jessica Jaimes no se rindieron y siguieron probando con otros tratamientos y se enfocaron en lograr un trasplante de médula ósea, que era lo único que le podía salvar la vida. Pero la búsqueda de un donante fue un vía crucis, la sangre de ninguno de sus familiares era compatible con la de él, incluso recurrieron a conocidos y tampoco. La luz de la esperanza se volvió a encender cuando en un banco de donantes en el extranjero le avisaron que tenían un donante compatible.

A todo esto, Raúl Faya estaba asegurado al SIS y todos los gastos por su leucemia estaban cubiertos por el Fondo Intangible Solidario de Salud (Fissal), una unidad ejecutora de alto costo del Seguro Integral de Salud.

Precisamente, la cobertura SIS le permitió ser atendido en el Hospital Universitario Austral de Argentina (con el cual se firmó un contrato) para la realización del trasplante de médula ósea no emparentado. El procedimiento se realizó el 19 de abril del 2022 y salió bien. Sin embargo, Raúl se quedó seis meses en Argentina porque volvió a internarse debido a que le apareció un virus y luego fue contagiado por la COVID-19, al igual que su esposa.

Regresó renovado y ... con nuevo trabajo 

Raúl y su esposa Jessica retornaron el 21 de setiembre del 2022. Estaba feliz de volver a casa restablecido y con un nuevo trabajo que consiguió virtualmente desde Argentina. “Mi esposa era el sostén de la familia. Vi que estaba mejorando y quise contribuir también. Así que empecé a enviar mi CV a varios lugares. Me contestaron de una municipalidad, pasé la entrevista virtual y justo el día que regresamos me llamaron para decirme que fui aceptado al trabajo”, contó visiblemente contento.

Se casó antes de trasplante 

Durante la entrevista Raúl recordó con mucha emoción que el 15 de julio de 2021, cuando ya estaba luchando contra la leucemia, decidió casarse con Jessica. “Ella me acompañó en esta travesía desde el inicio. La pedí en matrimonio antes de pandemia, pero yo la hacía larga. Un día me pregunté por qué demorar más y le dije ¡casémonos!”, indicó.

Raúl siente un amor inmenso por Jessica. “Su amor, cariño, fe y su entrega para mi recuperación ha sido fundamental. No estuviera acá si no hubiese sido por ella”, comentó mirando una foto de su matrimonio. Son unos esposos felices.

Le debo mi vida al SIS

Al comentar la cobertura y el permanente acompañamiento que recibió de Fissal durante su tratamiento y recuperación, dijo que le debe la vida al SIS. “Me salvó la vida, pudimos lograr el trasplante. Le estamos sumamente agradecidos porque cubrió todos los gastos”, expresó.

Recomendó a la población a que se afilie al SIS. “Es necesario que la gente esté asegurada en el SIS. A mí me ha cubierto todo. Es vital”, agregó.

Llamado a donar 

En otro momento hizo un llamado para que la gente pierda el miedo a donar. “Hay mucha gente que por ignorancia no sabe y piensa que le van a quitar algún órgano sin su consentimiento. Acá hay poca cultura de donación. Yo también soy donante. Si hay alguien que necesita de mi médula lo voy a ayudar para que pueda vivir. Cuánta gente se podría salvar con donantes”, exclamó.

SIS financia trasplantes 

Durante el año 2022, el SIS, a través de Fissal, ha financiado los trasplantes a cerca de 870 asegurados quienes dependían de este procedimiento quirúrgico para poder seguir viviendo. El 70% de ellos fue de médula ósea y los demás de hígado y riñón.

El 20% de los trasplantados son menores entre 0 a 11 años.

El Seguro Integral de Salud recomienda a todas las personas que verifiquen si ya están afiliados al SIS. Para ello pueden ingresar al aplicativo móvil “Asegúrate e infórmate” o la página web: www.gob.pe/sis, o al número de WhatsApp 941 986 682, al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o a la línea gratuita 113, opción 4.

Diario El Regional de Piura

 

Publicidad Aral1