Alto Piura: Un proyecto marcado por la improvisación y la suspicacia

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

alto-piura-proyectoERP. El Alto Piura, es un proyecto hidroenergético de larga data. Los piuranos y lambayecanos siempre buscaron que las aguas del río Huancabamba, en parte permitan vía derivación irrigar las tierras de la costa. El correspondiente a Olmos ya se encuentra culminado y el de Piura, aún se debate entre la improvisación, la suspicacia y la osadía de las autoridades regionales actuales.

César Trelles Lara, por razones políticas se apresuró en dejar adjudicado el indicado proyecto. Este proceso lo ganó la empresa Camargo Correa y 4 años después, la situación es totalmente negativa para las aspiraciones de los altopiuranos, que quieren tener agua regulada para sembrar un área agrícola superiorr a la que se tiene. La inexistencia de un expediente técnico influyó para que se llegara a resolver el contrato con esta empresa.

Javier Atkins Lerggios, criticó la forma como se puso en marcha el Alto Piura. Al ganar las elecciones en el 2010, participó en una reunión donde la Supervisión de aquel momento, expuso los problemas que aquejaba la ejecución del proyecto. El asunto de fondo, eran discrepancias sobre la inexistencia del expediente técnico, nuevo diseño y el plazo que implicaba resolver tales problemas.

Contra todo, el Contrato siguió adelante y se esperó la continuidad. El presidente de la República, participó en la actividad que implicó el inicio de la construcción del trasvase. Huancabambinos y piuranos en general, creyeron que el Alto Piura sería una realidad y el tiempo viene demostrando que los problemas fueron mayores que las soluciones planteadas.

"Es decir, las controversias existentes (con Camargo Correa) aún no se resuelven".

Tras muchas idas y venidas, y acusaciones entre la Entidad y la empresa brasileña Camargo Correa, se procedió a aceptar la resolución del contrato para la ejecución del proyecto del Alto Piura. Una resolución implica una liquidación del proyecto, y compensación entre las partes. Para Camargo Correa, la entidad les adeuda montos, esta situación se encuentra por dilucidar. Es decir, las controversias existentes aún no se resuelven.

A pesar de ello, el presidente actual y su Directorio, presidido por una funcionaria de confianza de Atkins Lerggios, pretendieron adjudicar el nuevo proyecto del Alto Piura. Tras evidenciarse cierto favoritismo, Contraloría General de la República tuvo que intervenir y señalar de manera clara y contundente el presunto "direccionamiento" a favor de cierto proveedor. Atkins a pesar de su lamento, tuvo que suspender el proceso.

En paralelo el Consorcio Piura, quien reclama derechos para continuar con la ejecución por la resolución de Camargo, trataba sin mayores frutos, que se le reconozca su opción preferente. La gestión Atkins negó esa posibilidad legal e incluso, mostraron su disconformidad cuando dicha empresa presentó una acción Judicial en una jurisdicción diferente a la de Piura.

Después de suspender la licitación del proyecto, proceso a cargo de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Ciencia, la Educación y la Cultura, Atkins con gran resolución, algo inusual en este personaje, dijo que seguiría adelante en adjudicar este proyecto que vale 550 millones.

Supervisión cuestionada

En cumplimiento de sus decisiones, llevó adelante el proceso de la Supervisión del primer componente. El mismo nuevamente fue observado por Contraloría General de la República y bastó una carta de respuesta a las observaciones para darse por satisfechos ellos mismos y procedieron en un cronograma modificado otorgar la Buena Pro a un postor único. Para el ente de Control, las observaciones no fueron levantadas. Atkins, a pesar de ello, sigue impertérrito.

Iniciativa que sorprende

La gran sorpresa de la última semana, tiene que ver con la intención de adjudicar el proyecto del Alto Piura, al Consorcio Alto Piura. El hecho ha sido duramente cuestionado por las autoridades regionales electas y por varios consejeros actuales. Atkins Lerggios, ha dicho que respaldará lo que decida el Directorio del Alto Piura y es posible que este directorio se incline por dar la razón a quien antes le negaban.

El giro a favor del Consorcio Alto Piura, para el presidente regional electo Reynaldo Hilbck Guzmán es apresurado y amenaza en poner en riesgo al proyecto mismo. Contra todo, Atkins con mucha seguridad defiende su mandato y su posibilidad de decidir hasta el 31 de diciembre. Es decir, lo mismo que hizo César Trelles Lara en el 2010 y que dejó al proyecto en las situaciones actuales.

"¿Cómo explicar que primero le dijeron no al Consorcio Alto Piura y ahora le pretendan decir si?"

¿Cómo explicar que primero le dijeron no al Consorcio Alto Piura y ahora le pretendan decir si?. Margarita Elena Rosales Alvarado, principal operadora del presidente regional de Piura, y presidenta del Directorio, antes opositora al Consorcio Alto Piura, sale en defensa de su giro o cambio y justifica la posibilidad de dejar adjudicado el componente de construcción del túnel de trasvase y la presa tronera.

Este hecho, ha llevado a suspicacias y serios cuestionamientos. Atkins Lerggios, cree en su Directorio y sobre todo cree en la Presidenta del Directorio. Tienen las observaciones de Contraloría por la Supervisión y eso no les interesa; ahora avanzan y contradicen sus propias posiciones anteriores y quieren dejar en manos del Consorcio Alto Piura, un proyecto valuado en 550 millones de nuevos soles.

El Directorio, en cuyas manos se definirá el futuro del proyecto se encuentra presidido por la mencionada Rosales; por el Gerente de Desarrollo Económico Ángel García Zavalú, José Maticorena Calle del Colegio de Ingenieros, Cesar Teddy Ubillús de la Junta de Usuarios de Morropón y Juan Chinchay Cruz de la Junta de Usuarios de Huancabamba.

El asunto de fondo, no está en si tiene o no presupuesto. El tema central de la intención de adjudicar esta obra; radica en conocer en profundidad qué intereses oscuros y ocultos existen para haber cambiado de opinión y aferrarse con rigidez a justificar lo que antes desestimaron y que ahora con gran alegría defienden.  

El último 02 de diciembre y casi como una negociación navideña, tal y conforme lo hicieron con Carmago Correa cuando le reconocieron vía conciliación un monto, en esta oportunidad se decidió se negocie con Concorsio Alto Piura, para que ejecurte el primer componente tal y conforme lo solicitaban en su momento. ¿Negociación de despedida de gobierno, negociación navideña?. 

Pristina 255