fbpx

Peruanos y peruanas reciben el 2021 con fe y esperanza

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La pandemia no ha opacado la fe y esperanza de millones de peruanas y peruanos, quienes reciben el año 2021. Será un año de grandes retos en lo público e igualmente en lo privado, se ha perdido muchas vidas y la principal prioridad es evitar que siga sucediendo, en tanto que las familias tienen la difícil misión de recuperar el camino afectado por la Covid-19.

El 2020 no solo ha sido un año afectado por la pandemia que quitó muchas vidas en el país y el extranjero, que modificó nuestras condiciones de vida y cuya recuperación aun se encuentra pendiente de solución. Sin duda, conseguir la vacuna contra la Covid-19 será el principal reto a lograr en el 2021, es la única manera de devolver la normalidad a hombres y mujeres del mundo, sin importar la condición económica.

En la parte política el 2020 nos deja muchas lecciones, en una primera instancia se creyó que un nuevo Congreso iba a significar la solución a muchos problemas del momento; sin embargo, la crispación política se convirtió en la constante tras asumir el mandato que deberá culminar en el 2021.

Martín Vizcarra Cornejo, un presidente que gestionaba la crisis de salud, de repente se convirtió en el objetivo a destruir; no importaron las razones, los argumentos y menos la realidad constitucional, la orden fue destituirlo y lo lograron con el apoyo de fuerzas políticas como Acción Popular, Unión por el Perú, Fuerza Popular, Frente Amplio, Frepap y Alianza para el Progreso, entre otras.

Después de cometer el atropello constitucional contra Vizcarra Cornejo, asumió la presidencia de la República Manuel Merino de Lama, un personaje ignaro, sin profesión universitaria, el cual, tras protestas a nivel nacional, tuvo que renunciar y dejar que el Congreso encuentre una salida a la crisis política. Dos muertos y muchos heridos se convirtieron en los héroes del momento y sobre todo de la defensa democrática.

Después de muchas idas y venidas y reclamos en las calles, se encontró la fórmula de transición y de emergencia, designando a don Francisco Sagasti como presidente del Congreso y luego presidente de la República. Sus cualidades políticas, profesionales y académicas, han permitido cierta legitimidad que permitirá conducir al país hacia las elecciones generales del 2021.

Sin duda que la sociedad peruana tiene muchos retos, no solo levantarse de una pandemia que impacta negativamente en todo el mundo; sino fundamentalmente a mejorar sus capacidades y mediante ellas contribuir al fortalecimiento de la institucionalidad y de la democracia en general. Es un proceso a mediano plazo, pero de mucha responsabilidad.

El 2021, será el año que permitirá salvar muchas vidas con la vacuna y menor sistema sanitario, nos traerá nuevas autoridades políticas a través de las Elecciones Generales, pero al mismo tiempo será el año del bicentenario de la independencia nacional. Que lo vivido sean hechos de enseñanzas, aprendizajes y de contriciones, para replantear un Perú mejor pensando en las actuales y nuevas generaciones.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255