fbpx

Líderes políticos inician proceso para elecciones generales del 2021

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Las inscripciones de diversos líderes políticos en las organizaciones políticas con vigencia, hacen presagiar un proceso electoral con una diversidad de candidatos y quizá sin la posibilidad de unirse para dar mayor fortaleza a sus candidaturas. Sin bien es cierto, que existe una intención de voto a la fecha, lo cierto que en el caso peruano y ante tanta disparidad, los favoritos se ven en la última semana de la elección.

Una de las características de la democracia peruana, es la inexistencia de partidos políticos sólidos. La constante es la proliferación de organizaciones políticas y por ende de candidaturas. No sería la primera vez, que, en un proceso electoral, la cantidad de aspirantes a la presidencia de la República superen los dos dígitos. Es un problema irresoluto sin solución al corto e incluso mediano plazo.

De acuerdo al Registro de Organizaciones Políticas se tienen 24 partidos políticos debidamente inscritos y otros que posiblemente se inscriban en las próximas semanas. De acuerdo a lo conocido, las intenciones de formar alianzas vienen fracasando y por el momento, no existe ninguna de ellas consolidadas, si las hubiere. Lo cierto, que los presidenciables o buscan un vientre de alquiler para postular o forman su propio partido para hacerlo.

La reforma política planteada durante la gestión del presidente Vizcarra, solo tendrá algunas modificaciones de forma, pero en el fondo, los partidos políticos seguirán funcionando tal y conforme lo venían haciendo hasta antes del próximo proceso electoral. Debido a la imposibilidad de democratizar estas organizaciones, se prefirió dejar el voto preferencial como un mecanismo útil para el votante.

Las encuestadoras vienen haciendo lo suyo y en el caso de IPSOS se han dado a conocer las intenciones de voto de los peruanos. El actual alcalde de la Victoria George Forsyth, lleva la delantera y para postular ha conseguido lo que se denomina un “vientre de alquiler” después de él sigue el que fue ministro del Interior Daniel Urresti y tercera en esta primera lectura del momento, se encuentra Keiko Fujimori, quien pretendería postular para “sepultar” los procesos penales en su contra.

Otros candidatos conocidos son Verónika Mendoza y Marcos Arana, quienes pretenderían captar el voto de la izquierda peruana; sin embargo, como acontece en cada proceso electoral, la posibilidad de hacer una plataforma común queda solo en las buenas intenciones. No existe capacidad de deponer las ambiciones personales y se enfrascan en un separatismo que los hace mantenerse lejos de las posibilidades de ganar.

En un centro más perceptible se encuentra Julio Guzmán, el cual pretendería cobrarse la revancha del 2016, donde fue sacado de carrera por problemas formales. Ahora con su partido político fortalecido, tratará de aprovechar su posicionamiento para imbricarse en la imaginaria popular y por ende, obtener los votos que lo llevan a ser protagonista.

Si indicamos que la izquierda se encuentra desunida; igual sucede con personajes de la derecha, es el caso de Hernando de Soto, Fernando Cilloniz, Pedro Cateriano, Keiko Fujimori, entre otros quienes postularían de manera individual. Así las cosas, es imposible que el 11 de abril del 2021, haya un candidato con opciones de ganar en primera vuelta y es probable que tengamos una segunda para definir quién será el reemplazante de Martín Vizcarra Cornejo.

El 12 de octubre se conocerá si todos los partidos políticos presentan candidaturas individuales o si desean formar alianzas. Lo que si queda cierto, es que las próximas elecciones serán diferentes y obligará a realizar estrategias diferentes para lograr persuadir a un elector peruano, no tan preparado para adoptar la mejor decisión.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255