Prevención, reforzamiento de diques del río Piura y competencias regionales

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Son más de dos años desde que se produjo el desborde del río causando destrozos en la propiedad pública y privada de la región Piura. Se afectó a decenas de familias, las cuales vivieron una tragedia personal que tiene causas diversas y que más aún siguen sintiendo esos imborrables estragos, cuyas connotaciones son antrópicas y también por causas naturales que podrían preverse.

Conforme hemos manifestado en varios artículos, de acuerdo al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, frente a un desastre los gobiernos buscan conforman un nuevo ente que se encargue de la gestión del proceso posterior. Tal y conforme lo indicó para un caso diferente al peruano, se ha replicado en nuestro territorio, en lugar de fortalecer el SINAGERD, se creó la Autoridad de la Reconstrucción con Cambios.

No tenemos sistema eficiente y eficaz para prever desastres y menos existe un empoderamiento real de gobiernos locales y gobierno regional. El único espacio para ellos, es preparar los expedientes técnicos y en algunos casos, recibir las transferencias para la ejecución. Más concentración en las decisiones, debilitamiento de las instancias subnacionales y así, entre informaciones de millones transferidos la población sigue convencida que no existe avance significativo en todo lo realizado.

Rio Piura desbordePrevención, reforzamiento de diques del río Piura y competencias regionales

Por ejemplo, uno de los problemas recientes tiene que ver con la unidad ejecutora de los reforzamientos de los diques en el Bajo Piura. La población cree que la instancia responsable, no tiene las capacidades para este tipo de trabajos y más aún, que la tecnología que se pretende usar es ineficiente y que debería considerarse otras que permitan que el agua no tenga un lugar para salirse de su cauce, salvo que el caudal sea superior a la capacidad de la cuenca.

Los espacios de discusión, se centran en buenas intenciones y con actores sin mayor poder de decisión. Lógicamente, para muchos el haber ejecutado un edificio en la Universidad Nacional, unas cuantas vías en diversas ciudades o unos canales en distritos de la región, es suficiente para demostrar que se viene trabajando y bien. Lo escuchamos recientemente al gerente regional de la reconstrucción, quien con mucha alegría enumeraba los avances de la ARCC.

Analizando la ciudad de Piura, se podría poner un ejemplo ¿Se analizó el cauce del río Piura en la parte del puente Cáceres? Sabemos que, en esa parte, el cauce del río ha sido afectado para proteger una propiedad de la ribera, en desmedro del río. Una próxima lluvia, tendremos por enésima vez las protestas, los reclamos y las quejas, por el momento, es una obra que espera que en algún momento alguien la priorice.

Por su parte, el gobernador regional de Piura, el de ayer y el de ahora, los consejeros regionales, no tienen una lectura objetiva de la descentralización. Para ellos, es suficiente participar en los Gore Ejecutivos, dialogar en subordinación con ministros e incluso viceministros y presentar su lista de obras para que se les transfiere recursos, pero de competencias no se dice en absoluto nada y tampoco se dirá; no existe voluntad de empoderar a los gobiernos subnacionales conforme lo define la Constitución Política.

Escuchando los cuestionamientos de las obras que pretenden ejecutarse en el río Piura, es necesario plantear una vez más, el sistema vigente para un trabajo descentralizado y apostar por la recuperación de las competencias que se les viene afectando, bajo el argumento que las instancias subnacionales son ineficientes.

En tanto, se siga actuando permisivamente, tendremos la región llena de funcionarios de menor nivel que tienen muchas más responsabilidades que el mismo gobernador. Urge adoptar medidas sobre el particular.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255

Juan Manuel propaganda