Segunda vuelta electoral: Una elección difícil para muchos fácil para otros

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Existe una amplia discusión sobre la conveniencia de escoger entre un candidato y otro. En la situación actual una opción difícil de tomar por las características propias de la elección, sobre todo por las similitudes programáticas de ambos candidatos y por las desconfianzas que existe respecto a la real conducta de sus principales líderes, una señalada de ser parte de una práctica autoritaria y otro acusado de lobista.

Keiko Fujimori, por ser la heredera de lo bueno que hizo Alberto Fujimori, también es señalada por todo lo malo de su padre.

Mirando algunos hechos históricos, si calificamos como bueno la estabilidad económica, una menor densidad del Estado, eliminación del terrorismo y un nivel de desarrollo efectista; Keiko Fujimori, por Alberto Fujimori, ha logrado capitalizar favorablemente los aciertos de su padre y que se palpan con el triunfo relativo de primera vuelta.

Pero Alberto Fujimori, no tiene solo una estela de bueno, su gobierno se manchó con actos de corrupción, violación a los derechos humanos, influencia en todos los poderes del Estado y derivó hacia un manejo autocrático y autoritario que devino en su caída y actual reclusión. Estos hechos son el lastre que perjudican a su hija, ex Primera Dama de 19 años en su momento.

Por su parte, Pedro Pablo Kuczynski tiene en su historial el haber sido ministro de gobiernos democráticos, desde su juventud en el gobierno de Fernando Belaúnde Terry en su primer y segundo gobierno, de Alejandro Toledo tras su triunfo después de la fuga de Alberto Fujimori. Se le considera un técnico de buen nivel.

Sin embargo, no todo es beldad. Uno de los candidatos anteriores le endilgó responsabilidad en los contratos de gas e incluso lo llevó a perder la calma frente a una pregunta sobre el asunto, es considerado un lobista; pero su edad aunque se le vea robusto, es su principal punto negativo.

Para que gane Keiko Fujimori, bastaría que un par de grupos se le sume y superar el 39% de su votación. El más cercano y todo hace indicar que su estrategia apunta hacia ese sector, sería el Partido Aprista Peruano, quien se desviste de sus cuestionamientos fujimoristas, para inclinarse reverente a estas huestes; sin embargo, en el espectro no existe otra fuerza participante que podría coadyuvar en este propósito.

A nuestro juicio, en la primera vuelta, Keiko Fujimori logró su máxima votación. Los colectivos No a Keiko, decantaron lo más cuestionable del gobierno fujimorista y alertaron para que no se elija a la ex primera dama. Contra todo, llegó al 39% de la votación válida, 10% menos de lo que requiere para ganar la elección.

En tanto, para sumar votos, suscribe acuerdos con los pequeños mineros y artesanales, los cuales han sido duramente reprimidos en el gobierno que acaba, y toca “carne” al suscribir otro con el grupo de evangélicos en rechazo de la unión civil, una figura jurídica aceptada en la mayor parte de los países del mundo.

Como sabemos, Pedro Pablo Kuczynski, tiene en sus filas a Carlos Bruce Montes de Oca, principal propulsor de la ley de la unión civil; por lo tanto, el acuerdo suscrito con los evangélicos no sería gratuito y tendría como finalidad llegar a una población tradicional que se niega a admitir que se reconozca derechos a los homosexuales.

Para que Pedro Pablo Kuczynski gane, bastaría que el grueso del electorado que votó por el Frente Amplio, por Acción Popular y por Democracia Directa se sume al voto de Peruanos por el Kambio.

Hasta el momento, existen serias resistencias de los líderes de estas agrupaciones, para recomendar un voto a favor de PPK; solo se han limitado a dejar en libertad a sus votantes para que escojan entre las dos opciones posibles. Todo hace indicar, que el Frente Amplio, busca acumular fuerzas desde la oposición y lo mismo sucede con Acción Popular.

Se ha sumado en la iniciativa de respaldo para PPK, el partido Alianza para el Progreso; sin embargo, estos votos ya se encuentran distribuidos en uno u otro candidato en la primera vuelta, considerando que esta agrupación no tuvo candidato presidencial. Por lo tanto, ni sumará ni restará su apoyo a favor de Peruanos por el Kambio.

Sin duda, que hasta el momento, el mejor posicionado para ganar las elecciones es Pedro Pablo Kuczynski; ha superado los conflictos internos por una intromisión indebida de Martín Vizcarra y ha devuelto institucionalidad al partido que representa. Contra todos sus defectos, lo consideran más confiable y más capacitado que la hija del ex presidente Alberto Fujimori.

La fecha de las elecciones ha sido prevista para el 5 de junio, y el resultado dirá como votaron los peruanos.

Pristina 255

Juan Manuel propaganda