fbpx

Día del Pescador y del Arma de Comunicaciones del Ejército Peruano

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. (Por Miguel Arturo Seminario Ojeda) Casi 50,000 peruanos y peruanas se dedican a la pesca en el Perú y la celebración de su festividad son todos los 29 de junio, día de San Pedro, el Pescador, que de atrapar peces con sus redes, empezó a pescar hombres y mujeres, como lo determinó Jesucristo, señalándole que él sería la roca de la iglesia.

Los pescadores del Perú celebran su día, y lo han hecho tradicionalmente, al ritmo de una procesión marítima, llevando la imagen de San Pedro hasta el medio de las aguas del mar, varias lanchas se desplazan acompañadas de un gran cortejo, y San Pedro es paseado adornado de flores, en las aguas del Pacífico, porque no solo está en los mares de Israel, San Pedro está en todo el mundo.

En el Perú se recuerda hoy a un gran pescador peruano, que tejió una de las más grandes páginas de la historia de la independencia, a José Olaya, el prócer cuyo nombre nadie olvida en el Perú, porque es uno de los más difundidos, quedándose en la memoria colectiva, como lo están los nombres de Túpac Amaru, Hipólito Unanue, Santa Rosa de Lima, Micaela Villegas, Miguel Grau, María Parado de Bellido, Rosa Merino, Manco Cápac, y otros peruanos notables.

Caleta de Puerto RicoDía del Pescador y del Arma de Comunicaciones del Ejército Peruano

Olaya se inmoló en aras de defender la integridad de la patria, no delató a los peruanos que desde Lima mantenían contacto con los patriotas del Callao, cuando Rodil ocupó Lima en 1823. Capturado el Pescador Patriota que llevaba la correspondencia entre los peruanos del Callao y de Lima, se mantuvo en silencio sin delatar a nadie, siendo torturado de manera cruel, pero ni eso pudo romper con el silencio de este patriota, a quien los peruanos recordarán por los siglos de los siglos.

Hoy también es el Día del Arma de las Comunicaciones, se celebra en el Perú, el Día de los Comunicantes del Ejército del Perú, también en homenaje a José Olaya Balandra, por su vida y su servicio al país, que lo reconoce nombrándolo Patrono del arma de transmisiones.

Cuando se hace historia de las comunicaciones en el Perú, no se puede dejar de mencionar a los incas, gobernantes que comprendieron cuan importantes eran las comunicaciones, designando a funcionarios que recorrían el Tahuantinsuyo para vigilar la ejecución de los planes de desarrollo y de defensa del Estado incaico, que debían cumplirse en consideración a la población de todo el imperio del Tahuantinsuyo.

En el imperio incaico, el sistema de mensajeros consideró la organización de los chasquis, quienes cumplían funciones administrativas y militares, a través de ellos llegaban comunicaciones, y traían mensajes desde los lugares más distantes del imperio, y el Inca y los funcionarios del Estado incaico podían recibirlos en pocos de días, por eso es que se considera al servicio de los chasquis, como el precursor del ''arma de comunicaciones'', uniendo al glorioso pasado peruano, con el presente.

Por el norte, los chasquis llegaban, hasta Pasto en la actual Colombia, y por el sur hasta el río Maule en Chile, pero presumimos que gran parte de la correspondencia de los chasquis, llegaba a Chile a través de la ruta establecida hasta el Tucumán, que comprendía la provincia de Córdoba, y se integraba hacia Chile, por la ruta de Catamarca y Mendoza, sin descuidar el Pucará del Aconquija.

El 10 de enero de 1928, durante el gobierno de Augusto B. Leguía, se estableció en Ancón la primera Compañía de Transmisiones, unidad de avanzada en el Perú, por la que desfilaban tenientes y subtenientes de todas las armas, que obtenían capacitación.

Posteriormente, el 25 de julio de 1960, se declaró a José Olaya Balandra, como Patrono del Arma de Transmisiones y siete años después, en 1967, se declaró fecha central de celebración, el 29 de junio, realizándose desde entonces, sendas actividades de homenaje a este gran peruano.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255