fbpx

No es una, sino dos vidas al mismo tiempo

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Imagina que aún estás en la barriga de tu mami, y que dentro de dos semanas te va a dar a luz.

Pero, algo malo aparece la próxima semana: tu mamá presenta síntomas de dengue.

Tu familia, preocupada, la lleva de urgencia al hospital de Sullana, donde mal que bien le dan los primeros auxilios. El problema es que tú estás en camino y el trabajo de parto puede comenzar en cualquier momento.

Debido a la infección, la cantidad de plaquetas (células sanguíneas que evitan las hemorragias mediante la coagulación) se desploma, por lo que la pérdida de sangre cuando tú nazcas puede llevarse la vida de tu mami. ¿Por qué? Porque dentro de unos días, la unidad de dengue especializada en gestantes del hospital de Sullana estará desactivada, salvo contraorden.

Si una mujer a punto de dar a luz ya exige monitoreo continuo, una gestante con dengue no admite pestañeos ni dudas ni pérdidas de tiempo. Se trata de salvar dos vidas, y sé de actos verdaderamente heróicos para estabilizar a las pacientes, digno de guión de mi ídolo Chris Carter.

A pesar que casi tenemos tres meses en alerta roja debido al Aedes Aeghypti, el antipático vector de la enfermedad, la unidad sullanera de dengue especializada en gestantes apenas tiene un mes de creada, y todo parece indicar que sería desactivada dentro de los próximos días.

La razón parece ser su altísima eficacia. Sí, aunque parezca desquiciado.

Desde que se creó, la cantidad de gestantes con dengue que fueron regresadas de los peores cuadros de descompensación es… ¡cero! Sí. El 100% de mujeres que llegaron han recibido atención superespecializada las 24 horas, y viven para contarlo.

Insisto: no es una vida, sino dos que se salvaron.

¿Qué precio tiene la vida? ¿Qué precio tiene tu vida?

Por lo pronto, lo que sabemos es que el dinero para seguir manteniendo a raya al dengue a lo largo del departamento de Piura se está agotando. Encima, ya tenemos a la chicungunya.

No quiero profundizar en las más de 20 muertes confirmadas y los más de 15 mil casos reportados de dengue, en el departamento, en lo que va de 2015 (y subiendo).

Si por lo menos en las embarazadas infectadas no hemos contribuído a incrementar el mortal marcador, ¿es oportuno desactivar las unidades de dengue especializadas en gestantes? Vuelvo y repito: no es una vida, son dos de sopetón.

Regresando a ti como ejemplo: ¿merece morir tu madre, mereces morir tú porque la atención superespecializada que ambos requieren ya fue discontinuada?

Por las barbas de Jeremías, no es una vida… son dos vidas en una sola maniobra… salvo que nos dé lo mismo.

(Opina al autor. Síguelo en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255