fbpx
26
Jue, May

Esos y esas profes que inspiran y sí marcan la diferencia

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La docente Patricia Bermeo Manrique es una amiga personal de años. Y cuando hablo de años, me refiero a que nos conocemos desde adolescentes (hagan matemáticas); Hoy es una entusiasta especialista en el área de Ciencia, Tecnología y Ambiente, nivel secundario, quien trabaja para el colegio José Pardo y Barreda de Negritos (Talara, Piura), y a inicios de noviembre fue encargada de invitarme para participar en una mesa redonda vocacional que su plantel organizó.

 

Por Nelson Peñaherrera Castillo
Periodista

Como supondrán, le dije que sí por dos razones: primera, porque valoro mucho su talento y su trabajo como docente y sé cuán importante para ella era contar conmigo; segundo, porque me estaba abriendo una ventana para transmitir algo llamado legado, herencia, testimonio basado en ciencia y experiencia que es lo que mejor podemos brindarle a quienes vienen luego de nosotros y nosotras.

Y, como me dijo mi amigo, colega y maestro de meditación Crhistian Palacios Romero, lo que tú sabes solo adquiere valor cuando lo compartes con alguien más, y deja de ser secreto para convertirse en luz. Sí, parece una forma trascendentalmente poética de desarrollar el concepto de legado, pero desde que el conocimiento ilumina vidas, la verdad sí que tiene muchísimo sentido.

Obviamente, si estamos hablando de un tema vocacional, mi participación consistió en que hable a los y las estudiantes de cuarto y quinto años de secundaria sobre el maravilloso mundo de la comunicación social, y no es nada rimbombante porque, como les dije a los chicos y a las chicas, sin duda mi carrera se ha puesto muy apasionante en los últimos años en términos de insumos, tecnologías, desafíos e impactos.

Dicho sea de paso que es bien complicado hallar a un comunicador o comunicadora que no tenga una dosis de alma docente porque nuestro trabajo nos carga de tantas experiencias que nos enriquecen como personas y profesionales, y se constituyen en aprendizajes que transmitimos a las siguientes generaciones con un entusiasmo que atrapa como esas viejas historias de travesías por mares inhóspitos o selvas muy espesas. A propósito, lee esta entrada en mi blog del sigueinte link

Y si hablamos de gente que ni siquiera está en el espacio pregrado, o que quizás ni tiene la más remota idea de qué hará con su vida dejando el colegio, nuestra participación es clave para al menos darle a ese chico o esa chica un referente que pueda utilizar y abrirse campo en la vida. El asunto fue que en mi caso resultó una experiencia muy revitalizante y gratamente sorprendente, como conocer a Soledad, la alumna que supo marcar sus fueros con la vehemencia de una nueva generación que da esperanzas.

Como se trataba de venderles mi mundo, uno de los materiales que les compartí es un clip de video publicado por Televisión Española (TVE) sobre lo que pasa en su cuarto de control (switcher) justo a la hora de lanzar su noticiero estelar, y si les parece reiterado que use un ejemplo de esta cadena, se debe a que desde setiembre sigo día a día cómo va lo de su volcán en las Canarias y más recientemente para constatar la mentira de Podemos (España) y Perú Libre, como les conté en mi columna de la semana pasada.

Me pareció hasta pedagógico ponerles ese clip porque usualmente todo el mundo, especialmente los y las adolescentes, ven el acabado en pantalla, la parte bonita o artística; pero esa es la última etapa del proceso. Lo realmente bravo es prepararlo e irlo lanzando bajo presión de tiempo y con los nervios casi de punta. Aquí se los comparto: https://www.youtube.com/watch?v=OHfWnwfvL3Q

Y parte de volver a consumir TVE estos tres meses incluyó reconectarme con una periodista que ha llamado mucho mi atención: Ana Blancco, una de las caras de la cadena y que entre sus hitos profesionales está haber conducido solita (al inicio), la crisis del 11 de setiembre de 2001 en el mismo momento que se estaba produciendo. Mira la reseña que le preparé en mi blog que pueden visitar

La señora Blanco ya cumplió tres décadas presentando los noticieros y eventualmente trabajando como enviada especial y entrevistadora, tal como pasó el 19 de diciembre último en un hermoso programa especial que transmitieron desde uno de los pueblos afectados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja, que estuve buscando paracompartirlo pero no lo hallé por ninguna parte. Como que últimamente mis columnas se han vuelto muy YouTube, ¿no? Sigamos.

Otro aspecto de Blanco es que tiene doble carrera: es periodista y además pedagoga. Cuando la pandemia aceleró nuestros procesos históricos globales, dije que lo más probable es que el periodismo se amalgamara más con las humanidades para poder documentar la historia (en tanto disciplina) ya sea en la instantaneidad como en la lejanía temporal, pero dejando a la educación (también en tanto disciplina) como una ciencia paralela sin dejar de ser aliada.

Mi creencia de que educación y comunicación se iban a terminar fundiendo en algo nuevo era más bien pre-pandemia, y lo consideré casi intuitivamente. Pues, Ana Blanco me verifica que (César Flores, a ti te hablo), no estaba tan descalibrado como pensaba pues ella lo logró 40 años atrás. Aquí una entrevista que le hicieron antes de recibir uno de sus tantos premios: https://www.youtube.com/watch?v=14v3D4Ah8e0

En ese contexto, esta semana me agradó tener en mi sala de trabajo a otro profe, Freddy Juárez García, de quien les contamos por acá que está tratando de potenciar al caserío de Miraflores Alto (tambogrande, Piura) no solo como punto de interés turístico y económico, sino que durante la pandemia usó herramientas de producción radiofónica para mejorar los niveles de comprensión lectora de su alumnado (como también lo hemos contado por acá), lográndolo satisfactoriamente.

La conversación me ha permitido actualizar los conocimientos y aprendizajes que por casi tres décadas también he obtenido haciendo radio y, por extensión, comunicación social. Y conforme hemos ido conversando con Freddy, he vuelto a sentir que tanto su profesión como la mía en realidad no superponen ni funden caminos sino que sus carriles van uno al lado del otro y se fortalecen mutuamente. Puedes escuchar y ver el material aquí: https://youtu.be/WVoA3W5HsLI

Dicho todo esto, compruebo que la educación en Perú, sus operadores y sus beneficiarios realmente sí están construyendo bases para que las nuevas generaciones a su vez construyan desarrollo de forma autónoma y acertada. No necesitan de un sindicato, no necesitan aferrarse al título para justificarse, no callan ante el escrutinio público, no cometen delitos flagrantes en tiempo real. Se trata de una Educación que, a pesar de los pocos recursos disponibles, se ofrece con calidad y forma personas críticas y empoderadas, con una nueva visión del mundo.

Por lo tanto, por culpa de unos cuantos ‘profes’ que se regocijan en la mediocridad de sus escasos y malos aprendizajes, que solo existen si tienen un ovillo de agremiados que los respalda, que su visión política es anacrónica, que terminan apañando inconductas en nombre de un proyecto político sin norte ni sur, no enlodemos una noble profesión que tiene otros mejores referentes, millones de veces mejores que quienes aparecen en los medios, talentos anónimos que en base a méritos, creatividad, entusiasmo y vehemmencia marcan diferencias positivas.

Quizás no lleguen a gobernar un país (ni falta que les hace), pero les garantizo que sí nos dejarán mejores personas para construir un futuro más próspero y justo.

[Sígueme en mis cuentas de Twitter e Instagram como @NelsonSullana y comenta usando el hashtag #columnaNelson]

Diario El Regional de Piura

Pristina 255