fbpx
16
Jue, Sep

¡Hoy es nuestra fiesta!

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. ¿Qué es lo mejor de la campaña electoral en una ciudad como Sullana?

Este... bueno, aparte de conocer los resultados.

Pues, a mi juicio, cuando la ONPE prohíbe realizar propaganda electoral, como ayer por la tarde.

Salvo la bulla de los autos, motos, mototaxis, y uno que otro mercader de música pirata, la ciudad regresa a ser aquella pintoresca estancia norteña donde, con el sol de la una, comienza la siesta, y es posible respirar un poco de paz.

Cero bulla.

Cero contaminación acústica.

Cero guachiturros con sonrisa fingida mendigando porque tu mano le elija.

En la Plaza de Armas, se podía hojear libros de Coelho o la Allende. O a lo mejor, admirar a los bailarines de break-dance, y filosofar cómo carrizo se mandaban unas piruetas sin quebrarse la muñeca, el cúbito, el radio... o el equipo estereofónico completo.

¿Qué tal pasar momentos amenos en buena compañía y por tiempo indefinido?

La única bulla tolerable es la de 'churres' revoloteando por acá y por allá.

El momento ideal para compartir un cebiche en santa paz –sazonado con una procesión de peregrinos del Cautivo-, o un heladito en el centro, o una charla en una de las bancas que la brisa del Chira refresca en un cielo que parece querer estallar en un llanto de felicidad porque la quietud llegó, 'más que seya'. Por una tarde.

Eso fue ayer.

Hoy, todo el mundo con DNI azul debe ir a votar, no por deber, sino por derecho, porque nos compete, porque es justo y necesario, porque debe darnos orgullo andar con el dedo manchado de morado (¿alusivo al mes?), aunque luego dejemos manchando todo a nuestro paso.

Y bueno, esperar a que la paz vuelva a romperse esta tarde, con ganadores, perdedores, curiosos y picones.

¿Y de ahí qué?

Nada, gente. Seguir trabajando, no dejarle todo el paquete a la autoridad, no desgarrarnos las entrañas con la miasma que se comparte por las redes sociales: rehaciendo nuestra comunidad.

¡Qué chévere es levantarse con la convicción de que hoy marcamos una diferencia!

Votes, no votes o rebotes, nuestro día es ¡hoy!

Por fin caigo en el concepto de 'fiesta electoral'.

(Comenta al autor. Síguelo en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255