fbpx
18
Lun, Oct

¿Qué nos quedó tras el #debateSullana?

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Lo primero que tendría que destacar del debate llevado la mañana de ayer en Sullana, es que dos candidatos no fueron ni en cuerpo ni en alma.

Su ausencia demuestra algo clarísimo: le tienen miedo al pueblo.

Si alguien nos tiene miedo, no merece gobernarnos, no merece aparecer en la cédula, y no merece que le siga dedicando más párrafos. Haré de cuenta que no existen, nunca se inscribieron, son personajes de ficción.

Vamos a los nueve valientes que sí se atrevieron a ir. ¿Listos para mi criterio examinador? ¿Qué dijeron? ¿Nos salvamos? Ñaca ñaca ñaca.

Número uno: Me parece positivo que muchos candidatos estén tomando iniciativas ciudadanas como parte de sus discursos. Eso significa que tienen cierta capacidad de apertura. El problema es que nunca nos dijeron cuál sería el proceso, así que regresen a los creadores de las iniciativas, pregunten bonito, tomen nota y regresen a comparecer.

Número dos: es cierto que la gestión Camino tiene puntos criticables, como cualquier gestión pública; pero de ahí a emplear el tiempo echándole sal a la herida, no es de mucha ayuda. No elegiremos al mejor crítico de Coco, sino al mejor City Senior Manager. Si no saben qué significa eso, piña.

Número tres: Dejen de hablarle a las portátiles, háblenle a la comunidad. Sabemos de sobra que los simpatizantes, por plata o por convicción, siempre defenderán a su candidato aunque diga estupideces (como pasó ayer); en cambio, la ciudadanía que es sorda al canto de sire..., perdón, decirles sirenas sería elevarles el ego (¿ya se enteraron que la obesidad es una epidemia mundial?), está pidiendo propuestas y planes. Entonces, piensen en ciudadanos que, como yo, votaremos nulo. Queremos razón, no pasión.

Número cuatro: La idea es rumiar lo que dicen, no tratar de interpretar la verborrea. La paporreta en que incurrieron algunos y alguna postulantes no significa que sepan mucho, sino que nos están floreando. Lo mejor es concentrarse en tres o cuatro cosas bien concretas y bien pensadas que, sabemos, pueden concretarse con apoyo de la ciudadanía, en vez de planear una lista de novios estilo-tienda-por-departamento. Y ya sabemos qué pasa en las relaciones basadas en miles de buenas intenciones...

Número cinco: ¿Lo mejor del debate? Los panelistas. En realidad, eso ya se veía desde que se anunciaron, pues se trata de reconocidos líderes comunitarios, capaces de dar cátedra y motivarnos a tomar buenas decisiones.

Finalmente, al margen de la acidez, felicitaciones por dar la cara. Se los aplaudo con mucha hidalguía. En todo caso, tomen esta humilde apreciación como una forma de elevar el estándar de las candidaturas.

Métanse a la cabeza que postulan a manejar la segunda provincia más importante de Piura y una de las 20 representativas a nivel nacional. Si andan pensando en otra cosa o las musarañas, ¡dejen de postular! Nos ahorraremos miles de dolores de cabeza... eso sí: limpien calles y paredes, o afronten las consecuencias.

(Gracias @zaimong21 por mantenernos actualizados por redes sociales. Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255