14
Vie, Jun

Piura: Arzobispo destaca el legado de don Miguel Grau Seminario y celebra el Aniversario de la Marina de Guerra del Perú

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La mañana de este 8 de octubre el Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., pronunció una Oración Patriótica durante la ceremonia que se realizó en la histórica Plaza Grau de Piura, con ocasión de celebrarse el 201° Aniversario de la Creación de la Marina de Guerra del Perú y del 143° Aniversario de la Inmolación del Gran Almirante del Perú, Caballero de los Mares y Peruano del Milenio, don Miguel Grau Seminario, en el glorioso Combate Naval de Punta Angamos.

Cabe destacar que Monseñor Eguren celebró también, en la Basílica Catedral de Piura, una Santa Misa con ocasión de estas importantes efemérides, donde participaron los Oficiales Superiores, Suboficiales, Supervisores, Técnicos, Oficiales de Mar, Personal de Marinería y Personal Civil, que forman parte de la Primera Zona Naval, presididos por el Contralmirante Armada Peruana, Roberto Alcandré Angeles, Comandante General de la Primera Zona Naval. La Eucaristía fue especialmente ofrecida por todo el personal naval fallecido en el cumplimiento de su deber defendiendo a nuestra Patria de toda amenaza interna y externa.

Monumento a Grau 2022 02

En su Oración Patriótica, monseñor Arzobispo dijo: "Con profunda emoción patriótica, nos hemos congregado en esta histórica Plaza Grau de Piura, para rendir homenaje a nuestra Marina de Guerra del Perú, por celebrarse hoy, 8 de octubre, el 201° aniversario de su creación, y para conmemorar la inmolación del Gran Almirante del Perú y Peruano del Milenio, don Miguel Grau Seminario, quien junto con un puñado de heroicos marinos nos legaron hace 143 años, una lección imperecedera de amor al Perú, sacrificándose por el honor nacional, en el glorioso combate naval de Punta Angamos. La Providencia Divina dispuso que se unieran en una misma fecha estos dos acontecimientos trascendentales para nuestro país, de tal manera que lo que el 8 de octubre de 1821 nació, el 8 de octubre de 1879, llegó a su madurez consumada".

"Cada 8 de octubre, nuestra mirada se centra en la egregia persona de Grau, cuya imagen se alza majestuosa y solemne en esta plaza piurana, tierra que tuvo la bendición de verlo nacer. Todo en Grau es excepcional: Su profundo amor al Perú que lo lleva hasta la entrega de su vida por la Patria. Su entrega constante más allá del deber, que hace de él la encarnación viva del patriotismo. Su honradez, en la casa, en su buque y en su vida política, lección trascendental a aprender en los actuales tiempos en que la más abyecta y sucia corrupción se ha enquistado en las más altas esferas del poder político. En Grau, todo es modélico" enfatizó. 

"Esta mañana, quisiera destacar su legítima incursión en la política como miembro del Partido Civil, la cual ejerce con decencia y con total espíritu de servicio y responsabilidad, aportando su capacidad y patriotismo. Cuando estalla la guerra, Grau era diputado por Paita, y no vacila en pedir licencia de sus funciones parlamentarias para reincorporarse de inmediato a nuestra Marina de Guerra, primero como Comandante General de Marina, y poco tiempo después, para tomar el mando del legendario “Monitor Huáscar”. Qué ejemplo para nuestros políticos de hoy, y especialmente para muchos de nuestros congresistas que viven atornillados a sus escaños, dispuestos a servirse de ellos para su provecho personal o de grupo. Ruego al Altísimo, que el ejemplo de desprendimiento de don Miguel Grau los ilumine en esta hora difícil que vive la Patria. Que no piensen en sus intereses crematísticos, en sus prebendas, y en los honores vacuos que puede dar el poder efímero de cinco años, sino en servir al Perú con lealtad, desprendimiento y abnegación, buscando en todo momento el bien de nuestra Nación, y decidiendo y haciendo en cada circunstancia lo correcto, lo justo, lo que realmente necesita el país" agregó en su alocución. 

Precisó que "Don Miguel Grau Seminario es capitán de navío cuando Chile declara la guerra al Perú, el 5 de abril de 1879. La declaratoria encuentra a nuestro país desarmado y desprevenido. La Marina Peruana pasaba entonces por un período de decadencia, culpa de nuestros gobernantes de aquel entonces. Cuando no se la hostilizó, nuestra Marina fue tratada con indiferencia, tal como lamentablemente sucede de nuevo hoy en día, negándosele los medios que le permitan tener un real poderío naval como lo tienen los demás países de América Latina. Poco se comprende, que el mar está profundamente ligado al destino y al desarrollo del hombre peruano desde tiempos ancestrales".

"Recientemente, el actual comandante general de la Marina de Guerra del Perú, el Almirante Alberto Alcalá Luna, ha pronunciado un vibrante y valiente discurso destacando la histórica tarea que nuestra Marina realizó defendiendo a la Nación contra la lacra del terrorismo sanguinario y demencial de Sendero Luminoso y el MRTA. En esta magna efemérides que nos congrega, considero pertinente destacar sus palabras, más aún cuando hoy en día, el Perú se ve nuevamente amenazado por el totalitarismo comunista, que busca destruir nuestra libertad, nuestros derechos e independencia" precisó. 

"Siguiendo el ejemplo de don Miguel Grau, quien en 1872, rechazó el golpe de Estado de los hermanos Gutiérrez, firmando un valiente pronunciamiento de la Marina de aquel entonces, y afirmando categóricamente: “No reconozco otro caudillo que la Constitución”, el Almirante Alcalá expresó: “La Marina de Guerra del Perú, consecuente con el sacrificio de sus hombres que lucharon por la pacificación nacional, y que contribuyeron decididamente en la derrota del terrorismo, rechaza a todos los que pretendan reivindicar a los asesinos ideologizados, a los terroristas que cubrieron de sangre nuestras montañas y costas, y, en contraste, rememora y venera a los que cayeron defendiendo nuestro derecho a vivir en paz y en libertad…Jamás permitiremos que el estado de derecho sea quebrado y no permitiremos que nuestros niños y jóvenes vuelvan a vivir el terrorismo, la doctrina de muerte que aún continúa siendo fomentada por algunos insensatos, pretendiendo generar odio en un país que ya ha aprendido mucho de la tragedia que le tocó vivir décadas atrás” manifestó. 

"Es alentador saber que nuestros marinos de guerra, han sido, son y serán, permanentes y celosos guardianes de nuestra libertad, defendiendo al Perú de toda amenaza externa o interna" reflexionó monseñor Eguren Anselmi. 

"Cada 08 de octubre sube silenciosamente al tope de nuestro corazón, nuestra emoción patriótica, en el reconocimiento del heroísmo de Grau, y en la gratitud a nuestra Marina de Guerra, que fue fundada para la sagrada misión de patrullar y resguardar el mar de nuestra Patria, el “Mar de Grau”, en la totalidad de sus 200 millas, sobre las cuales el Perú tiene inalienable soberanía política y económica. Hoy estamos congregados bajo la egregia figura del Gran Almirante, el “más heroico y abnegado defensor del Perú”. Pero de nada nos servirá este homenaje, si bajo la atenta mirada del “Caballero de los Mares”, no renovamos nuestro compromiso de amor y servicio al Perú y a su querida Piura" indicó. 

"Quiero concluir, haciendo mías las palabras de Monseñor José Antonio Roca y Bologna, pronunciadas en su célebre “Oración Fúnebre”, en la Santa Iglesia Catedral de Lima, al oficiarse las exequias en honor de los mártires del “Huáscar”: “¡Míralos Patria mía! Míralos en lo alto, heridos y muertos por hacerte grande. Admira la grandeza de sus almas, y agradece eternamente el sacrificio de sus vidas…Víctimas generosas, sacrificadas en el Huáscar. Vuestra inmolación heroica es una lección elocuente que el Perú no olvidará jamás”. 143 años después no la hemos olvidado, ni la olvidaremos, y por eso con el corazón henchido de gratitud y patriotismo hoy decimos: Somos Grau, Seámoslo Siempre" finalizó.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1