fbpx
23
Jue, Sep

Monseñor Eguren destaca importancia de formación religiosa ante proximidad del Día del Maestro

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Con ocasión de celebrarse, el próximo 6 de julio, el Día del Maestro, el Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., ha escrito un mensaje a todos los maestros del Perú, especialmente a quienes forman parte de la gran familia del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales de Piura (CACPAP) del cual es Promotor General, y que está conformado por ocho colegios: “San Nicolás de Tolentino” en Tumbes, “Santa Rosa de Lima” en Talara, “Nuestra Señora de las Mercedes” y “San Pedro Chanel” en Sullana, así como “San José Obrero”, “Nuestra Señora del Tránsito”, “Nuestra Señora del Rosario” y “Santa Rosa de Lima” en Piura.

"En los actuales momentos surge una pregunta: ¿Es necesaria la educación religiosa? ¿Es importante el curso de religión católica en nuestras escuelas y colegios, garantizado por el Acuerdo Internacional suscrito entre la Santa Sede y el Estado Peruano en 1980? Sin duda alguna debemos decir que sí y por varias razones: En primer lugar, porque ella favorece la reflexión sobre el sentido profundo de la existencia. Nuestros niños, adolescentes y jóvenes, desde temprana edad, se interrogan sobre el sentido último de la vida y del mundo en el que viven. ¿Quién soy? ¿Para qué existo? ¿Cuál es el sentido de mi vida y del mundo en el que estoy? ¿Dónde está la felicidad y la libertad que busco? Son las preguntas que ellos se hacen. Las preguntas que también nosotros nos hacíamos cuando éramos jóvenes" se interrogó en su mensaje a los maestros.

"A través del curso de religión los jóvenes van progresivamente descubriendo que la propia vida y el mundo en el que vivimos corresponden a un designio divino. Que hay un plan, el Plan de Dios, que gobierna la propia existencia y toda la historia. Un designio divino de amor que es creador, salvador y redentor del hombre. De esta manera los jóvenes comprenden, gracias al curso de educación católica, que la historia es en verdad historia de salvación y que por tanto hay que mirar la propia vida y el mundo en el que vivimos, siempre con esperanza, y con visión de futuro, a pesar de los problemas y dificultades que podamos encontrar, porque Dios, Uno y Trino, es en última instancia quien guía nuestras vidas y el universo entero con su sabiduría y amor" agregó monseñor Eguren. 

Precisa que "En segundo lugar, el curso de religión católica es de vital importancia porque por medio de él, nuestros jóvenes van descubriendo que Jesús de Nazaret, es la respuesta a sus ansías más profundas de felicidad personal, de sentido y de plenitud. Van descubriendo que Jesús, y sólo Jesús, les muestra su identidad más profunda, es decir, quiénes son en verdad, y qué deben hacer para ser felices y alcanzar la libertad".

Indica que "La misión de un maestro católico es trabajar generosamente, junto con los padres de familia, primeros educadores en la fe de sus hijos, para que los jóvenes tengan a Jesús como el primero de sus amigos y en Él puedan abrirse en amistad auténtica con los demás. Trabajen generosamente para que nuestros jóvenes conozcan a Jesús, y para que, conociéndole a Él, le sigan, ya que es imposible conocer a Jesús y no creer en Él, y no arder en deseos de ser en todo semejantes a Él. La amistad con Cristo nos abre a todo lo verdadero, bueno, justo, digno y hermoso que hay en la vida"

"Finalmente, la instrucción religiosa que ustedes maestros imparten en sus aulas, es de suma importancia, porque ayuda a los jóvenes a descubrir la relación fundamental e importante entre libertad y verdad, entre libertad y bien, dándole a toda la enseñanza un sentido unitario. Descubrir la verdad y el bien, para ser auténticamente libres y para crecer en responsabilidad, ya que no hay mejor ciudadano que un buen cristiano" acotó ante la proximidad del Día del Maestro.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255