Expresidente Alan García Pérez dice no temer a prisión preventiva frente a crítica situación

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La situación del expresidente Alan García Pérez se ha complicado y es posible que sea el próximo en ir a la cárcel. La información difundida en IDL Reporteros y que forma parte de la colaboración de la empresa Odebrecht, devela que Luis Nava, habría recibido más de 4 millones de soles cuyo destino podría haber sido para el exmandatario aprista y que gobernó por segunda vez del 2006 al 2011. 

Frente a ello, se ha comenzado a especular que es probable que el expresidente sea factible de prisión preventiva, una figura penal que envía a la cárcel con los elementos de convicción en tanto el proceso es realizado por el Ministerio Público para su posterior juicio oral. 

Alan Garcia Perez llegando FiscaliaExpresidente Alan García Pérez dice no temer a prisión preventiva frente a crítica situación

Frente a esta posibilidad, el expresidente Alan García aseguró hoy que no teme un eventual pedido de prisión preventiva en su contra, como parte de las investigaciones de la fiscalía por el caso Odebrecht. Sin embargo, se conoce la actitud del díscolo exmandatario, quien anteriormente pretendió fugar a través del asilo diplomático. 

“Estoy acá con impedimento de salida del país que es una sanción, de manera que un paso más importa poco, después de haber sido presidente del Perú dos veces no estoy para tener temor de esas cosas”, aseguró. A su juicio, estamos en tiempo de excesos, donde las afirmaciones de los periodistas o adversarios interesados sirven de prueba.

Sin embargo, reiteró que no está vinculado con ningún indicio o delación de exfuncionarios de la empresa Odebrecht. Dichas afirmaciones contrastan con la realidad de los hechos, sobre todo por los decretos de urgencia a favor de la empresa, la situación de dineros a favor de funcionarios de menor nivel y que actualmente se encuentran presos y la última información que vinculada a su secretario en presuntos ilícitos. 

Respecto a las investigaciones al exministro Luis Nava y al exdirector de Petroperú, César Atala, por transferencias realizadas por la empresa Odebrecht, García dijo esperar que ambos respondan o hagan sus descargos y que Jorge Barata aclare el tema en sus declaraciones a los fiscales peruanos. Esta respuesta es contraria a la que usaba cuando negaba haber recibido dinero de la empresa brasileña. 

Medios de comunicación revelaron que Odebrecht habría señalado que realizó pagos por 4.5 millones de dólares en favor de Luis Nava y su hijo José Antonio Nava, propietario de la empresa de transportes Don Reina, durante los cinco años del segundo gobierno de Alan García.

De esa cantidad, proveniente de la Caja 2, 1,3 millones de dólares se depositaron en una cuenta hallada en la Banca Privada de Andorra a nombre de César Atala. El exmandatario dijo rechazar tajantemente que la fiscalía haga "especulaciones gratuitas" de que se habría recibido dinero ilícito.

“Soy el hombre más investigado del Perú en los últimos 30 años, lo que tengo es absolutamente producto de mi trabajo y así se ha demostrado”, afirmó. Respecto a este caso, los presuntos delitos de su primer gobierno prescribieron y respecto a lo demás, habría recibido resoluciones del Ministerio Público e incluso Poder Judicial totalmente benignas. 

En una declaración ante la prensa en su domicilio, aseguró que mantiene la serenidad y la tranquilidad porque repetirá hasta su muerte: “otros se venden, yo no”, monserga usada en sus diversas mentiras que poco a poco se han ido develando. Recordemos, que primero decía no ser el AG que indicaban las agendas de Marcelo Odebrecht; sin embargo, después tuvo que cambiar su versión; igual actitud adoptó cuando negó haber recibido dinero de Odebrecht y se le comprobó que una presunta exposición había sido pagada por la empresa. 

Aseguró desconocer si Luis Nava, exsecretario general de la Presidencia de la República en su segundo mandato, era conocido en Odebrecht con el seudónimo de “Chalán”.

No me suena en absoluto, me parece extrañísimo, no sabemos cuáles son los movimientos contables de la empresa, estoy seguro de que la investigación y el proceso que habrá demostrarán cuál es la verdad”, afirmó.

“Reitero, ningún documento me menciona, ningún indicio me vincula con ningún tema, yo para robar no nací, sé que muchos peruanos lo creen porque así se ha reproducido, es la manera de criminalizar a un político que le gano dos veces a sus adversarios”, apuntó.

Finalmente, dijo creer en la historia, en el buen nombre de sus hijos y en el Partido Aprista Peruano. Lo cierto, que más allá de la verborrea de Alan García Pérez, más son los elementos que lo incriman y podrían llevarlo a la cárcel, a quien en su momento fue el presidente más joven que tuvo el país, que pretendió adoptar decisiones socialistas, terminar su primer gobierno con los peores indicadores de la historia económica péruana y luego reconvertirse como un neoliberal y gobernador durante un lustro, con los problemas de moralidad que se conocen ahora. 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255