Sufragio universal acabará con mafias y "compra de votos" en universidades, destacan

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

universitarios pidenLima. El sufragio universal para elegir a las autoridades académicas, en función de la Nueva Ley Universitaria, acabará con las mafias y la "compra de votos" en estos centros de estudios, afirmó hoy el exdecano del Colegio de Ingenieros del Perú y docente universitario Javier Piqué del Pozo.

"Hay un cambio radical en la elección de autoridades al establecer el sufragio universal, estamos de acuerdo porque rompe las mafias, la compra de votos, y creo que eso les va a garantizar a las universidades una mejor elección", declaró a laAgencia Andina.

Piqué del Pozo, quien también es docente en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), señaló que muchos profesores en esa casa de estudios respaldan la medida, pues consideran que contribuirá aoptimar la calidad educativaen los centros de estudios superiores del país.

"Hay muchos profesores acá (en la UNI) que estamos de acuerdo, tiene aspectos muy positivos y, como todo, puede ser mejorable en el tiempo",subrayó.

Otro aspecto a resaltar de la norma, según dijo, es lo referido a la delegación estudiantil, dado que a partir de ahora solo estará integrada por alumnos que ocupen el tercio superior, lo que redundará en una mejor representación.

"Creo que el impacto será inmediato, nosotros ya estábamos por elegir autoridades, nos ha caído a pelo, ahora las autoridades saldrán por sufragio universal",subrayó.

Precisó que este tipo de elección permitirá también darles otra orientación a las autoridades académicas y una mayor estabilidad, porque los estudiantes se sentirán comprometidos con quienes elijan.

Asimismo, destacó quela nueva ley exija a las universidadestener el 25 por ciento de profesores a tiempo completo, el grado de maestría para ser docente y establecer una supervisión de la calidad a través de la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (Sunedu).

"Si el Estado pone dinero en las universidades públicas, tiene todo el derecho de supervisar que las cosas se hagan bien. Y si a las universidades privadas les otorga la facultad de emitir un título a nombre de la Nación, el Estado también tiene el derecho de decirles que deben darlo con calidad",explicó.

Asimismo, enfatizó en la necesidad de que las universidades cumplan con estándares de calidad, tras precisar que las acreditaciones ayudarán a muchas casas de estudio a volverse competitivas en el mercado educativo, como es el caso de la Facultad de Ingeniería Civil de la UNI.

Por último, Piqué del Pozo consideró que la Nueva Ley Universitaria "marca un antes y un después" en la educación superior, porque se realizarán más investigaciones y el nivel de enseñanza mejorará con docentes con maestrías y doctorados, lo que, a su vez, redundará en mayores sueldos.(Andina)

Pristina 255