fbpx

Vapuleado Primer Ministro quiere recibir voto de confianza en tercera vez

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

rene-cornejo-seaferra-a-cargoERP. El vapuleado Primer Ministro insiste en querer seguir en el cargo y descarta por el momento presentar su renuncia. En una leguleyada y esperando convencer a congresistas de bancadas frágiles, esperan que este lunes voten por otorgar confianza a un gabinete que es considerado como imposición de Nadine Heredia. Este inusual hecho, nunca antes se ha visto en la política peruana y no existe ánimo del Ejecutivo de buscar otro Premier, al contrario quieren convencer a fuerzas minoritarias para que respalden a René Cornejo. 

En este sentido, y mostrando su aferramiento al cargo, el Premier declaró a los medios indicando que el gobierno tiene la disposición para conversar con todas las fuerzas políticas a fin de recoger sus preocupaciones y propuestas y tomar las medidas necesarias."Estamos con toda la disposición y estamos conversando con todas las fuerzas políticas; esa va a ser la forma de actuar y de trabajar en el gobierno", manifestó en declaraciones a Panorama.

Bajando el tono de la soberbia y mostrando aparente reflexión, subrayó que la obligación de gobierno es escuchar permanentemente las posiciones de todos los sectores, evaluarlas y tomar decisiones. "(...) No tengan la menor duda de que estamos absolutamente abiertos (...) hemos tomado nota de lo planteado, la crítica y es nuestra tarea y obligación responder a ello", manifestó en referencia a los esfuerzos por buscar acuerdos con la oposición para superar la crisis surgida luego de que el Gabinete no obtuviera el respaldo del Congreso a su plan de trabajo.

Indicó que el propósito de este esfuerzo no es obtener el voto de confianza, sino fortalecer la capacidad del Estado para actuar en beneficio de la población. El ministro lamentó que el Congreso no haya respaldado el plan del Ejecutivo el último viernes y consideró que este tropiezo se debió a un "desencuentro" entre las fuerzas políticas.

Descarta lo evidente

En tanto, el ministro Cornejo, quiso deslindar con la Primera Dama, descartando que exista una interferencia en la toma de decisiones del Ejecutivo, como señalan algunos sectores de oposición. Según dijo, los asuntos de Estado se abordan entre el Presidente de la República y los ministros de Estado, en coordinación con el jefe del Gabinete. Evidentemente, que esta apreciación es contraria a lo que se observa en la actuación de la Primera Dama y en la férrea defensa que realiza el mandatario a Nadine Heredia. 

Precisó que la Primera Dama de la Nación, Nadine Heredia, tiene un "peso natural" en la escena nacional por ejercer la presidencia del Partido Nacionalista, aunque subrayó que los líderes del resto de organizaciones políticas también ejercen su propia influencia. En su calidad de vocero del Ejecutivo, añadió, le toca ofrecer las "señales necesarias" para descartar cualquier percepción de influencia en las decisiones del gobierno.

Sin embargo, René Cornejo ha demostrado no poseer el temple para decisiones independientes y asertivas. Después de la salida de César Villanueva del premierato, él indicó que el tema del salario mínimo si se encontraba en agenda; horas después Ollanta Humala en tono subido indicó que es "irresponsable" decir que el asunto formaba parte del Gobierno. René Cornejo, ante el ludibrio presidencial acomodó sus declaraciones indicando que estaba en agenda de los medios. 

En tanto, las negociaciones siguen en conciliábulo y este lunes se definirá en tercera votación el destino del Gabinete Cornejo, más conocido como Gabinete "Nadine Heredia". 

Pristina 255