18
Jue, Abr

Tres mitos más comunes sobre las personas con discapacidad visual que debes conocer para evitar estereotipos

Sociales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Pese a que somos parte de una sociedad que se encuentra en constante evolución y desarrollo; a la fecha, aún existen ciertos prejuicios o ideas erradas que ponen en tela de juicio la capacidad y la autosuficiencia con las que cuentan las personas con discapacidad visual al momento de desenvolverse y conseguir sus propios logros.

En este contexto, y con el fin de erradicar estos estereotipos, el Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (CONADIS) da a conocer los tres (03) mitos más comunes que afectan a este sector vulnerable de la población con discapacidad, cuyo talento es único y prometedor.

  • Solo se orientan a través del tacto o de los pies. Falso. Para que una persona con discapacidad visual se traslade de un lado a otro, ya sea en lugares abiertos o cerrados, se orienta no solo a través del tacto; sino, también, por los sonidos, olores, el sol, la sombra, el aire y las referencias podotáctiles a través del bastón guía o con sus pies.
  • No pueden usar teléfonos celulares o computadoras. Falso. Gracias a los lectores de pantallas (programas parlantes), las personas con discapacidad visual pueden usar la computadora o el celular. También pueden navegar por Internet, usar redes sociales, leer y escribir mensajes de WhatsApp, usar office, tomar fotos y mucho más.
  • Siempre necesitan la asistencia de alguien. Falso. Las personas con discapacidad visual son autónomas y pueden hacer las mismas cosas que tú: bailar, ir de compras y elegir lo que más les guste. Pueden cocinar, practicar deportes, planchar, hacer ejercicio, ir al cine, tocar instrumentos y más. En general, no hay discapacidad alguna que limite la realización plena de sus actividades cotidianas.

Evitemos el uso de adjetivos

Como sociedad, debemos trabajar por una sociedad inclusiva y accesible, partiendo de pequeñas acciones como desmentir los mitos antes mencionados; pero, también, evitando adjetivos como “invidentes”, “ciegos”, “cortos de vista” u otro término ofensivo.

Llamémoslas por lo que son: personas con discapacidad visual o, en el mejor de los casos, por sus nombres; a fin de tener un trato respetuoso hacia ellas. Desde el CONADIS, seguimos trabajando por un país inclusivo y sin barreras para que nadie se quede atrás. Tú también ponte en #ModoInclusión.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1