fbpx

Piura: alertan sobre impacto económico y sanitario por migración de ciudad al campo tras pandemia por COVID-19

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La suspensión de actividades debido a la pandemia del Covid-19, ha agudizado la crisis económica del Perú, que se refleja en cifras como la caída del Producto Bruto Interno en más del 40% solo en el mes de abril, y en una disminución de más de 47% del empleo formal. Esto ha originado un nuevo fenómeno que aun no está siendo atendido por las autoridades regionales y locales: la migración de la ciudad al campo.

Decenas de familias enteras está retornando de la zona urbana, hacia nuestra sierra y las zonas rurales, debido a la pérdida de empleos, y ninguna autoridad, en especial los gobiernos locales, están tomando acciones para afrontar el impacto económico, social y de salud que eso ocasionará, alertó hoy Francisco Sernaqué Espinoza, presidente de la Central de Comunidades Campesinas del Bosque Seco de Piura – CECOBOSQUE, en diálogo con El Regional de Piura.

Sernaqué explicó que la migración, si bien ya se ha venido dando durante estos cien días de cuarentena, se ha incrementado en las últimas semanas con la paulatina flexibilización de las medidas de aislamiento, pues si bien se mantiene el estado de emergencia en la práctica el rigor de las restricciones ha ido relajándose en el nivel regional.

El presidente de Cecobosque comentó que situación ha quedado en evidencia en las reuniones a distancia con dirigentes de las diversas comunidades que agrupa Cecobosque -que en la actualidad suman más de 150- y que ha generado la preocupación en la central. “Son personas nacidas en comunidad, con diez, quince años fuera, a quienes hay que verles tierras donde ubicarse y también donde van a trabajar”.

Migración de la ciudad al campo debe mirarse con responsabilidadMigración de la ciudad al campo debe mirarse con responsabilidad

El directivo opinó que este fenómeno migratorio va a agudizarse a fin de mes con el levantamiento de la cuarentena, y que debería motivar una respuesta por parte de los gobiernos locales, en coordinación con el Gobierno Regional. “Nosotros vemos que las municipalidades no están tomando acciones ni ante el retorno de población ni frente a la crisis económica que viven los agricultores".

Actividad agropecuaria en crisis

Desde el inicio del estado de emergencia hasta la fecha, la actividad agropecuaria se habría reducido hasta en un 30% de acuerdo al cálculo de Sernaqué. “Hemos reducido la actividad en un 30%, porque por la cuarentena hubo restricciones en el transporte habitual, en la movilización de los comerciantes que vienen a negociar la salida de los productos, tampoco los agricultores han podido movilizarse con normalidad a las ciudades para llevar los productos”.

A los impactos del Covid-19 también se suma el de la ausencia de lluvias en la región. “El Ministerio de Agricultura debe ver también que la sequía nos está afectando, y ver la forma de ayudar al sector de la pequeña agricultura, porque los bonos y las medidas que han dado hasta ahora no han llegado a la gran mayoría”.

Labor municipal

Para el economista Segundo Obando, especialista de Cedepas Norte, las municipalidades deben empezar a asumir el rol que no se cumple a cabalidad aun en épocas normales, pero que resulta más urgente en tiempos de crisis: brindar soporte técnico y condiciones para que la población pueda generar recursos propios para mejorar la economía familiar y por tanto reactivar la economía local.

“Aun sin migración, antes de la pandemia, ya existían serios problemas en las zonas rurales, por la falta de fuentes de trabajo, y que obliga, sobre todo a los más jóvenes a emplearse en actividades con bajos ingresos y a movilizarse todos los días hacia las ciudades para trabajar. Con la pandemia, estas actividades se paralizaron y son muchas las familias que se quedaron sin ingresos”, expuso.

Retorno al campo obliga a mejorar establecimientos de saludRetorno al campo obliga a mejorar establecimientos de salud

Fuentes de financiamiento

Obando detalló que los gobiernos locales tienen diversos mecanismos que deberían aprovecharse, y el primer paso sería fortalecer sus áreas o gerencias de desarrollo económico local. “Un ejemplo de ello es el Procompite, que permite utilizar hasta el 10% del presupuesto de inversión municipal para apoyar emprendimientos locales. Si bien el presupuesto a nivel distrital es reducido, es hora de establecer nuevas prioridades”, sostuvo.

Agroideas y Fondo Empleo son otras fuentes de financiamiento a las que pueden acceder las organizaciones de productores con el respaldo y asesoría municipal. “El rol del Gobierno Regional también es importante, porque a su vez, a manera de red, puede brindar soporte técnico a los gobiernos locales para aprovechar fondos concursables".

Inversión frente al Covid-19

Otro reto al que se enfrenta el sector agropecuario, especialmente en el ámbito de la agricultura familiar, es la adecuación a las nuevas medidas de bioseguridad para evitar la propagación del COVID-19. “Es necesario implementar estas medidas porque dan mayor seguridad para la comercialización de sus productos, pero necesitan inversión y capacitación, que los agricultores no están en capacidad de asumir solos”, puntualizó.

Trabajo sanitario

En el aspecto sanitario, el impacto de la migración también es sumamente preocupante. Ya el Colegio Médico ha advertido hace algunas semanas el incremento de casos de Covid-19 en la sierra de Piura y la migración podría agudizar esta problemática sino se realiza un trabajo articulado entre gobierno local, el sector salud y la comunidad organizada, señaló Julio Barrena, médico especialista en Salud Pública.

Para Barrena, es vital que se mantenga el control de la población que ingresa a las localidades de la ciudad a la zona rural, mediante el aislamiento. Lo ideal sería poder contar con centros de alojamiento para el aislamiento preventivo, pero si esto no es posible, deben permanecer en aislamiento en sus viviendas, para descartar la presencia de Covid-19.

Otro aspecto que debe garantizar la municipalidad con el apoyo de la sociedad organizada es la alimentación de las familias durante el periodo de aislamiento, para evitar que salgan en busca de alimentos y propicien la propagación del virus. Así también, hay que asegurar que se reciba la medicación en caso de confirmarse el contagio.

Un tercer factor es el fortalecimiento de los establecimientos de Salud: En los establecimientos de salud del nivel local deben implementar un área diferenciada Covid-19, provisión adecuada de esquemas de medicación que el virus demanda, así como la dotación de oxígeno medicinal. “Estas medidas permitirán que estén preparados para un brote del virus”, subrayó el galeno.

Finalmente, Barrena hizo hincapié en la necesidad de que los gobiernos locales respalden y se apoyen en las rondas campesinas, cuyo trabajo de control en la movilización social ha sido determinante para evitar la propagación del virus en sus comunidades. “Es necesario que los alcaldes articulen con las rondas, porque su labor es importantísima para la contención y el avance del Covid-19 en la zona rural”.

C.Lu/ERP

Diario El Regional de Piura

Pristina 255