fbpx

Luis Felipe Gil Gálvez, será operado en el INCOR tras superar el COVID-19

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Luis Felipe Gil Gálvez es un empresario piurano, propietario del restaurante “La Choza” y un amigo de muchos que valoran la calidad de su gastronomía. Tras enfrentar el COVID-19, su salud se ha complicado y será interveniedo en INCOR. Debido a la pandemia, muchos amigos se han unido en una cadena de solidaridad y apoyo, la misma que le permitirá ser operado. El grupo "Juntos por Felipe Gil" sigue activo y se espera que muchos otros piuranos se sumen en este llamado. 

La salud es un don preciado que constituye la fortaleza de todo ser humano para seguir realizando sus actividades cotidianas y trascendentes; cuando se resquebraja, las tensiones crecen y la realidad muchas veces dura, se muestra con obstáculos, que solo la fe y la solidaridad pueden doblegar. Obstáculos que parecen difíciles, pero luego con una manifestación de prodigio se abren opciones y oportunidades. 

Luis Felipe fue llevado a la ciudad de Lima, para encontrar solución médica a una enfermedad que implica intervención médica. Primero fue el Covid-19 y después sus problemas en el corazón que se vieron complicados por la rigidez que generó el aislamiento social. En esa dificultad encontró el respaldo de muchos amigos y conocidos, quienes apoyaron para dar una solución.

De igual manera, cuando suceden estas pruebas la fe se acrecienta en la propia persona, en los familiares, amigos y conocidos promoviéndose cadenas de oración para pedir por su salud. Lo que pudo ser un problema personal o familiar, se convirtió en la preocupación de muchos otros que se sumaron no solo con apoyo material sino igualmente con el espiritual y religioso.

Luis Felipe se dedicaba al rubro de la comida, pero por la pandemia tuvo que dejar de hacer lo que más le fascina y eso significó un freno en sus ingresos. Lamentablemente la enfermedad (Covid 19) ingresó a su cuerpo desde abril y a la fecha él no ha podido recuperarse del todo; ya que ahora está batallando por salvar el órgano más importante que pueda tener un ser humano, su corazón” escribe con el sentimiento propio del momento su esposa.

Como es de comprender, en las dificultades se presentan otras y uno de ellas fueron los problemas del seguro, las cargas administrativas, multas, intereses, entre otros. “Ahora, con parte de lo recaudado (Campaña de solidaridad), ya se pudo pagar las multas e intereses que tenía pendientes” escribe su esposa, realizando el detalle de cada uno de los ingresos logrados.

Luis Felipe se encuentra próximo a ser intervenido en el INCOR; tiempo es lo que más espera él, su familia y tiempo piden sus amigos, para que la operación le devuelva la sanidad que siempre tuvo. Se ha fijado la fecha y como sucede en estos casos fe y ciencia se encuentran para salir de una dura prueba. Conforme nos indica su esposa, ella será la donante de plaquetas tras realizarse los análisis.

Como familia estamos muy agradecidos por el apoyo y cariño mostrado hacia mi esposo. Seguimos aferrados a Dios y sabemos que él le permitió salvarse del Covid y le permitirá salir airoso de la operación a su corazón. Este es solo el principio de su recuperación” afirma con convicción.

Luis Felipe GilLuis Felipe Gil Gálvez, será operado en el INCOR tras superar el COVID-19

Su fe se mantiene firme, sus agradecimientos se extienden hacia todas las personas que los han apoyado en este momento difícil de su vida; a los profesionales de la salud que desde Piura y en Lima, ponen lo mejor de sí para devolverle la sanidad a Luis Felipe y sobre todo “Agradecer a todos los que nos han acompañado en este largo recorrido con sus oraciones y sus donaciones”.

El 29 de julio será un día especial y de oraciones. Luis Felipe, ingresará a la Sala de Operaciones, en tanto que la compañera de sus días estará con él, para darle la fortaleza que se requiere y ser donante de las plaquetas que se requerirán. Serán momentos tensos como otros, pero ambos saben que lo pueden lograr.

En tanto, muchos concurrentes a la “Choza” esperan su retorno y ser atendidos con la misma cordialidad de siempre.

Sigue cadena de solidaridad

Todos los pasos andados en este camino de prueba que vive Luis Felipe, no hubiera sido posible sin el apoyo de decenas de piuranos, que se han sumado al llamado de apoyo. Aún los costos incurridos, son altos y se espera que muchos otros se sumen. La cuenta para apoyarlo es la siguiente: 

Cuentas Mary

Diario El Regional de Piura

Beneficios tributarios

Pristina 255