fbpx

Los museos y la democracia

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

museo guatemalaERP/M.Semirario. Desde comienzos del siglo XXI, el mundo cuenta con una variedad de museos históricos especializados en la democracia, temática que ha sido posible desarrollar, desde que el doctor Enrique Javier Mendoza Ramírez creó el Museo Electoral y de la Democracia el año 2005, en el Jurado Nacional de Elecciones, unidad de la Dirección Nacional de Educación y Formación Cívica Ciudadana, del máximo organismo electoral, que preside actualmente el Dr. Francisco A. Távara Córdova.

museo panamaPosteriormente, en el 2007 se creó el Museo de igual naturaleza en Paraguay, en el 2008 el Museo de la Democracia de México, seguido de dos de la misma mención en Argentina. Todo esto ocurre, en medio de las reflexiones que se tiene en el mundo, sobre la necesidad de respetarnos mutuamente, y de dar oportunidades a las mayorías en la toma de decisiones. Vivir en democracia, es una práctica asociada a la internalización de determinados valores.

Estos museos presentan las luces y las sombras de la democracia, no solo lo bueno, también lo que la ha agredido y ha obstaculizado su camino. Debemos tener en cuenta, que en el caso de América, el inicio del gobierno representativo,  comienza con la elección de alcaldes en 1812, después de la promulgación de la Constitución de Cádiz, precedido todo esto,  de un proceso para elegir a los constituyentes, que unos años antes fueron a la Península Ibérica, para representar a los virreinatos y capitanías generales en la elaboración de la llamada Constitución Gaditana de 1812.

museo ecuadorEl 2014 ha sido pródigo en la aparición de estos museos, ya que se han inaugurado los museos electorales de Guatemala y de El Salvador, y los de la democracia de Ecuador y Panamá, con un propósito manifiesto de sensibilizar a la población en el conocimiento de su pasado en relación con el esfuerzo de varones y mujeres para el fortalecimiento de la democracia y la construcción de la ciudadanía. Existen también en Australia y Alemania, y se están fortaleciendo los de Costa Rica y Colombia, que seguro este año serán los nuevos museos que se empeñan en lograr que sus visitantes hagan un viaje imaginario por la historia electoral de sus respectivos países. Y a estos se suman los museos de género, que tratan sobre la lucha de la mujer para su reconocimiento como ciudadana, y como protagonista, igual que los hombres, en diversos campos de la cotidianidad.

El 8 de diciembre se inauguró el Museo de la Democracia de Ecuador en la ciudad de Quito, capital de ese país, al que asistimos con mucho gusto, y pudimos comprobar, que el esfuerzo del Consejo Nacional Electoral presidido por Domingo Paredes, para dar a Ecuador, una unidad asociada a su historia electoral y de la democracia, se hacía realidad, y asistimos con mucho gusto, por el constante intercambio de experiencias que tuvimos desde el año anterior, cuando el tribunal electoral de Ecuador se propuso contar con un museo histórico de esta naturaleza. Previamente, en setiembre también asistí al Museo de la Democracia, en Córdoba, Argentina, donde en una conferencia hice conocer a los asistentes sobre las ventajas de vivir en un mundo donde se elimine totalmente la exclusión social, a partir de la práctica de valores como igualdad, libertad, tolerancia, respeto e inclusión social. Previamente había tocado el mismo tema en el Museo de Arroyito, y en la Universidad Nacional de Córdoba.

El 18 de diciembre por la tarde, Panamá se sumó a la propuesta de dar a sus habitantes, un viaje imaginario por su historia electoral, en 5 salas modernamente organizadas, con todas las exigencias de la museología actual, se inauguró el Museo de la Democracia, al que se le dio la bienvenida como lo merecía, el Tribunal Electoral de ese país, completaba así el esfuerzo que se materializó con la presencia de 7 directores de museos de la democracia de Latinoamérica, y el beneplácito de los que no pudieron asistir, que expresaron su júbilo a través de la informática.

Ese 18 de diciembre, los representantes de los museos de la democracia, convocados en la ciudad de Panamá, decidieron constituir  la RED INTERNACIONAL DE MUSEOS DE LA DEMOCRACIA, (RINMUD) en el marco de la inauguración del citado Museo, movidos por el pleno conocimiento de la necesidad de estrechar vínculos de integración entre museos especializados en el tema electoral y de la democracia, que los llevó a constituir una asociación civil sin fines de lucro, integrada por los Museos de la Democracia y Electorales  ubicados en los países donde existen museos de esta naturaleza, rigiéndose por el  Estatuto que se redactó ocasionalmente.

Desde la  RINMUD, como lo preconiza ICOM, sus integrantes son conscientes que un Museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público, que se ocupa de la adquisición, conservación, investigación, transmisión de información y exposición de testimonios materiales e inmateriales de los individuos y su medio ambiente con fines de estudio, educación y recreación; los museos electorales y de la democracia, son museos especializados en la temática de la historia del fortalecimiento de la democracia a través del tiempo, así como en  la educación cívica ciudadana, y el proceso de construcción de la ciudadanía en nuestros países, constituyéndose en museos cívicos que contribuyen a la educación de los ciudadanos y ciudadanas y futuros ciudadanos y ciudadanas en sus respectivas sociedades.

Como quedó claro, la finalidad de esta Asociación es la de estrechar los vínculos de cooperación, consulta, información y asistencia mutua entre sus asociados y los profesionales que laboran en sus respectivos museos.

Del mismo modo se buscará la cooperación y asesoría entre las diferentes organizaciones internacionales, nacionales, regionales o locales, sean éstas públicas o privadas y cuya actividad o finalidad sea la conservación, promoción, difusión o estudio de los bienes que los asociados custodian; y la educación cívica ciudadana.

Igualmente, el propósito de la RINMUD se orientará también, a la cooperación de especialistas de diversas disciplinas con el objeto de apoyar, ayudar y fortalecer a sus miembros, así como actualizar a los profesionales que trabajan en los museos. Asimismo, se buscará fomentar la importancia de los museos, para lo cual se promoverá y organizará la realización de actividades interinstitucionales que contribuyan al mejor desarrollo de la Red internacional de Museos de la Democracia, orientadas a la afirmación de la identidad histórica cultural de los ciudadanos y ciudadanas del mundo en general, para de esta manera elevar la calidad de las prácticas democráticas.

Miguel Arturo Seminario Ojeda/Director del Museo Electoral y de la Democracia del Jurado Nacional de Elecciones.

Pristina 255