22
Mié, May

El Segundo Congreso Americanista de Lima: 15 octubre 1864

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Pasada la independencia, y aún, antes de ella, en los países americanos se pensó en una mancomunidad de naciones, cuyos intereses apuntaban hacia el desarrollo de las nuevas sociedades que resurgían como estados independientes. Sin embargo, nuevos desencuentros dilatarían esta aspiración.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda

Director del Museo Electoral y de la Democracia de la DNEF del Jurado Nacional de Elecciones

Las sociedades procuran integrarse de diferentes maneras, y por varios motivos, que las conducen a encontrase entre sí, cuando los caminos que transitan están cimentados sobre propósitos comunes y firmes, que se orientan hacia situaciones de bienestar mutuo, en el presente, y el futuro.

Queda el recuerdo, como antecedente de este propósito, la propuesta bolivariana de anfictionía de Panamá, intención trunca, que ahora es solo un recuerdo. Hemos leído varios textos sobre el particular, unos a favor, y otros en contra, pero en todos se advierte, que el Libertador Simón Bolívar pensó en la integración de varios países, para el fortalecimiento de lazos que coadyuven a su desarrollo.

Primer Congreso Americanista de Lima

Margarita Guerra Martiniere, señala que después del propósito de Bolívar, fueron pocos los intentos de solidaridad continental, incluso, cuando se rumoró de los propósitos de establecer monarquías de casas europeas en América, en lo que se señala de complicidad al general ecuatoriano Juan José Flores, a quien hemos registrado por sus incursiones en la frontera con Sullana, en un libro de nuestra autoría. El ideal de integración los llevaba a defender la soberanía.

El deseo americano de integración se hizo notorio en el Congreso Internacional Americano, que se reunió en Lima en 1847, y al que fueron invitados los países de América, sentándose el precedente, internacional de defensa de la soberanía continental. Al parecer uno de los logros del Congreso, fue frenar el interés británico por la América, a través de casas reinantes, a imponerlas en un mundo que ya se había decidido por la república, y por la práctica de la democracia representativa.

América estaba expuesta a la codicia británica, que entonces tuvo que reforzar el empleo de otros mecanis  mos asociados al mercado internacional, y a los enclaves, que vinculaban las economías del interior, con los principales puertos de exportación, entre los que en los años siguientes, se tendieron líneas ferrocarrileras.

Justo ArosemenaJusto Arosemena.

Segundo Congreso Americanista de Lima

Dos años antes del combate del 2 de Mayo de 1866, en 1864, se convocó al segundo Congreso Americanista de Lima, que inauguró sus sesiones, el 15 de octubre de 1864, en el Palacio Torre Tagle, en esta ocasión, como se hizo en 1847, se retomó la propuesta de unidad continental, en la que se venía pensando desde los años de la emancipación.

Los estudiosos del tema , entre ellos el historiador Jorge Basadre, hacen conocer, que a estas reuniones, asistieron: Domingo Faustino Sarmiento (Argentina), Vicente Piedrahita (Ecuador), Juan de la Cruz Benavente (Bolivia), Justo Arosemena (Colombia), Pedro A. Herrán (Guatemala), Manuel Montt (Chile), Antonio Leocadio Guzman (Venezuela), y por Perú, Gregorio Paz Soldán.

Los propósitos del Congreso, fueron los de declarar a la América unida por su independencia, sanciones morales para quienes impidiesen la unión, someter los problemas entre americanos al arbitraje, buscar los medios para terminar con los problemas de límites entre los países americanos, la firma de una convención postal, y, buscar facilidades en reciprocidad, entre los países del continente.

La opinión casi generalizada, es que este segundo Congreso tuvo menos logros que el primero, al considerarse que varios países americanos no se sintieron afectados por las ambiciones españolas, que representaban un peligro para Perú, Chile, Bolivia y Ecuador. Los 4 países mencionados, firmaron una alianza defensiva que haría frente a las pretensiones españolas.

El Congreso funcionó hasta el 13 de marzo de 1865, quizá encontraron sin sentido, seguir reuniéndose después de la firma del tratado Vivanco pareja, que fue el resultado de un trato bilateral entre el Perú y España. Sin embargo, antes de su clausura se aprobaron los tratados de unión, de alianza defensiva, uno de correos, y uno de comercio y navegación, sin que ninguno fuese ratificado por el Perú, y por las naciones que estuvieron representadas en las reuniones.
Aparte de la documentación manuscrita e impresa, quedan como testimonio de este segundo Congreso, dos medallas conmemorativas, cuyos ejemplares se exponen en el Museo del Jurado Nacional de Elecciones.

Domingo FaustinoDomingo Faustino Sarmient.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1