Ya comenzó la Guerra del Agua

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP/N.Peñaherrera. Hace casi década y media se pronosticaba que en el futuro, las guerras serían por el agua.

Me temo que el futuro ya llegó.

La falta del líquido ya ha generado la primera escaramuza este último fin de semana, cuando un grupo de arroceros conocidos como Los Chotanos habrían tomado la casa de válvulas del reservorio san Lorenzo, cerca de Las Lomas.

Su intención fue cortar por completo el suministro de agua a menos que se la dieran para sus tierras.

Para quienes no sabemos de ingeniería hidráulica, la casa de válvulas es el espacio donde se decide cuánto recurso se liberará de acuerdo a un calendario previamente acordado y la disponibilidad existente.

Hasta el domingo, San Lorenzo acumulaba 55 millones de metros cúbicos, 6 millones por debajo de aquella cifra mágica que se fijó como meta para iniciar la campaña de arroz hasta fines de febrero, y que no se logró; por lo tanto, la producción del cereal para este año fue suspendida.

Según la Autoridad Nacional del agua, hasta el martes 11 se tenía 59 millones de metros cúbicos.

Pero a Los Chotanos –si realmente fueron ellos-, la idea de no ganar nada este año es aterradora.

Este grupo de arroceros de número impreciso llegó al valle de San Lorenzo hace casi una década, desde Chota, Cajamarca (de ahí el nombre), aprovechándose de la imprevisión de varios agricultores locales.

Comenzaron alquilando tierras, y cuando un parcelero estaba en apuros financieros, no tardaba en aparecer la oferta de compra.

Esa suerte de 'latifundio difundido' les habría permitido controlar el precio del arroz en todo San Lorenzo, no en términos ilegales (a menos que Indecopi diga otra cosa), sino en una especie de Wall Street rural, donde si marcas el liderazgo en el negocio, puedes marcar el nivel de especulación del precio de cualquier bien o servicio.

Como apunté arriba, la toma de la casa de válvulas de san Lorenzo, acaso, sería la primera escaramuza de gran tamaño en ese conflicto que surgió luego que la administración de Tito Flores al frente de la Junta de Usuarios local fuera sucedida democráticamente por David Cruz, pero que está siendo bloqueada por la de Wílmer Chávez, a la que se atribuye simpatías con Flores.

No es que Cruz sea mejor que Chávez o viceversa. La verdad, a mí ninguno me da confianza basándome en sus antecedentes.

En el medio, las comisiones de regantes han creado sus propias leyes, secando canales, dándole agua a quienes les caen bien, y matando de sed y hambre a quienes se les oponen.

Para colmo, la toma de la casa de válvulas tuvo resultados: a pesar de la prohibición, se aceptó sembrar 1500 hectáreas de arroz en todo el valle. ¿Habrían ganado Los Chotanos?

Si San Lorenzo le hacía ascos a la minería ilegal por su estilo mafioso de arreglar las cosas, la verdad no tienen nada que envidiarle, ya que están haciendo exactamente lo mismo o peor, pues aquí hablamos de la generación de comida.

Como dije antes, san Lorenzo declaró a la minería como su enemiga, pero en el estado actual, san Lorenzo es el mayor enemigo de San Lorenzo.

Cuando la mezquindad y la avaricia pueden más, son capaces de todo, hasta de comenzar una guerra por el agua, y el campo de batalla está aquí nomás.

Sigo creyendo que esta situación exige intervención gubernamental, obviamente temporal, pero intervención al fin... mismo estilo APDAYC.

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255