fbpx
17
Vie, Sep

Arzobispo de Piura hace urgente llamado a la unidad en el Bicentenario de la Independencia del Perú

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Con ocasión de celebrarse el Bicentenario de la Independencia del Perú, los piuranos participaron de la Santa Misa y Te Deum en la Basílica Catedral, respetando el aforo permitido y observando todos los protocolos de bioseguridad, donde monseñor José Antonio Eguren Anselmi hizo un vibrante llamado para actuar en unidad en el Bicenteario de la Independencia del país. 

La celebración eucarística estuvo presidida por el Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., y se contó con la asistencia de las más altas autoridades políticas, civiles, militares, diplomáticas y universitarias de la Región, presididas por el Dr. Servando García Correa, Gobernador Regional de Piura y el General de División EP Orestes Vargas Ortíz, Comandante General de la Primera División de Ejército y Comandante del Comando Operacional del Norte, así como de los miembros de las Asociaciones Cívico Patrióticas de nuestra ciudad.

Al finalizar la Santa Misa con gran júbilo y expresando gran amor por el Perú, todos los presentes entonaron a viva voz el Himno Te Deum y las sagradas notas del Himno Nacional, acompañados por la Banda de Músicos de las Fuerzas Armadas del Perú.

Arzobispo en misa de Bicentenario 2

"En medio de una injusta crisis política, sanitaria, económica y educativa nunca imaginada, celebramos el Bicentenario de nuestra Independencia. Hubiéramos deseado una situación histórica completamente diferente para nuestro querido Perú, al celebrar nuestro país doscientos años de emancipación, pero lamentablemente no es así. Parece que no hemos aprendido la lección histórica que nos enseña que la unidad y la moral de un país se tienen que defender y alimentar cada día, con sacrificio y, en nuestro caso, además, con el aliento de nuestra fe católica. Los aciagos momentos que vivimos son fruto de haber buscado defender sólo el progreso económico más no el bien espiritual y el sentir solidario que necesitaba nuestro país, y por eso ahora estamos viviendo sus duras consecuencias" indicó el Arzobispo de Piura y Tumbes. .

Recuerdo y oración por las víctimas de la pandemia

"Suplicamos a Jesucristo, Señor de la Historia, que bendiga, proteja, y en las actuales circunstancias, una, defienda y sane, a nuestra amada Patria, de la delicada coyuntura que vivimos, en donde la crítica situación sanitaria que aún nos afecta, se ha visto agravada con el mal moral de muchos, todo lo cual golpea con especial crueldad a los más pobres. Recordamos hoy en nuestra oración, a los más de ciento noventa y cinco mil peruanos fallecidos durante la pandemia, dentro de los cuales hay cerca de diez mil piuranos. Pedimos al Señor Jesús, les otorgue el don de la vida eterna, y a sus familiares y amigos, una fe inquebrantable en la esperanza de la Resurrección. Asimismo, reiteramos nuestro enérgico repudio a la indolencia e incapacidad con que los últimos gobiernos han manejado la pandemia, convirtiendo al Perú en uno de los países con peor manejo pandémico a nivel mundial, a pesar de contar con los recursos económicos para enfrentar este flagelo. Nunca más debe ocurrir entre nosotros un genocidio como el vivido, que ha superado a todas las muertes juntas de diez años de terrorismo y a las de la Guerra del Pacífico" manifestó Eguren Anselmi en su alocución. 

La desunión: mal endémico del Perú

Precisó que "La actual situación que vivimos, ha desnudado una vez más, con dolorosa crudeza, la mayor debilidad que tenemos los peruanos: La desunión. Después de doscientos años de Independencia, qué lejos estamos de haber hecho realidad el ideal de nuestros mayores, plasmado en el lema, «Firme y Feliz por la unión», divisa que, por Orden del Congreso del 25 de febrero de 1825, y del Decreto del Consejo de Gobierno del 28 de mayo de 1825, se convirtió en el lema del Perú, y se acuñó por muchos años en nuestras monedas de oro y plata".

Asimismo, indicó que "Hoy vemos con dolor un país dividido, enfrentado, polarizado y encrespado, y lo más peligroso, amenazado por una minoría totalitaria en su convivencia democrática y en sus libertades fundamentales".

Dirigiéndose a los presentes agregó "(...) Sin negar la gravedad de muchos problemas y la injusticia de muchas situaciones, es imprescindible proclamar que el odio y la violencia nunca son el camino, como lo señaló San Juan Pablo II en Ayacucho en su primera visita a nuestro país el año 1985. Sólo el amor y el esfuerzo personal constructivo, pueden llegar al fondo de los problemas. De ahí la importancia de rechazar hoy y siempre, toda forma de violencia que es siempre anticristiana, y a toda ideología que tenga al odio y a la lucha como motores de la historia y como falsos medios para alcanzar la justicia social".

Asimismo manifestó que "En el Bicentenario de nuestra Independencia, hago un llamado al entendimiento y a la unión entre todos los peruanos y piuranos, especialmente entre las autoridades, para que puedan realizar un trabajo más coordinado en beneficio de todos, pero especialmente de los enfermos y de los más pobres del país y de nuestra Región (...): En esta celebración del Bicentenario, y a pesar de todo lo que hemos vivido y estamos viviendo, no nos dejemos robar la esperanza ni la alegría que brota de nuestra fe en el Señor y que nos da la fuerza de vivir. No pensemos nunca que nuestros trabajos y esfuerzos aquí abajo son del todo inútiles".

"Al celebrar estos doscientos años de Independencia, no podemos pedir que vuelva San Martín para que nos guíe en la causa de la libertad y el desarrollo integral. Doscientos años después estamos nosotros, quienes tenemos la altísima responsabilidad de construir un Perú justo y reconciliado donde se viva el espíritu de las Bienaventuranzas. Pero, haciendo un ejercicio de imaginación, podemos vislumbrar en la gloria a San Martín extendiendo nuestro sagrado bicolor, nuestra bandera roja y blanca, nuestra única bandera, para que aquel que sea de la verdad se ponga bajo ella, y se comprometa con el Perú, para que así nuestra Patria viva en libertad, paz, justicia, progreso constante y desarrollo integral" indicó.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255