fbpx

Consejos para la reactivación económica de micro y pequeñas empresas por coronavirus

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El aparato productivo y de servicios del país se ha visto afectado por el aislamiento social, tras ello se requieren adoptar medidas adecuadas para salir adelante y recuperarse hacia niveles de productivad deseados tras esta crisis ocasionada por el Covid-19. Es así que más de seis mil mypes del sector formal fueron afectadas durante la pandemia y se estima que el 30% de ellas reanude sus operaciones en junio próximo.

Si bien es cierto, que existen serias dudas respecto a la utilidad de las medidas dispuestas por el Gobierno, como sucede siempre tras un desastre, serán ellas mismas las que buscarán las opciones y oportunidades para salir del escollo en las que están inmersas. En esta no será la diferencia, el Estado será muy pomposo en sus anuncios pero muy limitado en la efectivización real de sus ofrecimientos. 

Respecto a la fase II de la reactivación económica implementada por el Gobierno existen algunos aspectos que se plantean como recomendaciones. Al respecto, el coordinador de la carrera de economía y negocios internacionales de la Universidad Privada del Norte (UPN), Juan Carlos Ocampo, precisó que el 30% de mypes que se reactivará en junio pertenece a los sectores comercio, turismo y servicios.

Fabrica costura

Juan Carlos Ocampo indicó que los emprendedores deben crear una estrategia que se adapte a la nueva situación del mercado y establecer sistemas de control para evitar el contagio de los clientes y colaboradores, dijo Ocampo, quien recomendó lo siguiente:

Aprovechar al máximo las redes sociales del negocio:

Es una gran oportunidad para recordar al mercado la promesa de valor de nuestro negocio, postear recomendaciones para los usuarios, sobre todo en Facebook e Instagram, y asegurar la presencia de la empresa en la mente del público objetivo.

Revisar labores administrativas:

Verificar los créditos vencidos o por vencer de los usuarios. En caso de gestionar cobranzas, se debe ser flexible con los periodos de pago, así se apoyará y se mantendrá de cierta manera a los clientes. Es mejor conversar directamente con ellos y llegar a un acuerdo entre ambas partes.

Controlar gastos:

Es momento de reducir gastos innecesarios y ahorrar lo suficiente para que el negocio funcione eficientemente. Es cierto que en una crisis aparecen nuevos costos, pero también existen otros que dejarán de ser necesarios y debemos estar atentos para identificarlos e innovar.

Mantener contacto y apoyar a los clientes:

Tener una comunicación constante y amigable vía telefónica o por correo electrónico contribuye a mejorar las relaciones. Utilizar medios como WhatsApp o alternativas de videoconferencias son clave para generar una conexión sin la necesidad de estar en el mismo lugar.

Organizar estrategias con el equipo de trabajo:

Es importante considerar como “equipo de trabajo” tanto a nuestros colaboradores como a los proveedores estratégicos para el funcionamiento del negocio.

Se debe crear un plan de contingencia para negociar con las empresas que nos abastecen y establecer tácticas en grupo para prever problemas financieros. También es importante comunicar las medidas de prevención y cuidado frente a la Covid-19 para no correr riesgos y asegurar la protección de todo el equipo.

Informar a los clientes de los protocolos para prevenir contagios:

Dar a conocer las medidas que se están tomando para evitar la propagación del virus permite que los usuarios tengan seguridad que no existe riesgo de exposición a la enfermedad y adquieran de manera confiable los productos y/o servicios que ofrece la empresa.

Gestionar habilidades digitales en colaboradores y buenas prácticas de higiene:

Promover la capacitación online de los colaboradores en el desarrollo de habilidades digitales y manipulación de productos con altos estándares de higiene.

(Con información de Andina)

Diario El Regional de Piura

Pristina 255