fbpx

El 6 de marzo se cumplió el cincuentenario de la muerte de Enrique López Albújar

Cultura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda*

ERP. El 6 de marzo pasado se cumplieron 50 años del fallecimiento de Enrique López Albújar, el destacado narrador peruano, cuyo piuranismo jamás se ha puesto en duda, pese a que nació, circunstancialmente, fuera de los contornos del departamento de Piura. Enrique Lopez Albújar vio la luz primera, en la hacienda Pátapo, en Chiclayo, el 23 de noviembre de 1872, y falleció en Lima el 6 de marzo de 1966.

Fue un notable escritor, periodista y poeta que cultivó diferentes estilos en la narrativa, considerándosele como el iniciador de la corriente indigenista del siglo XX, la misma que antes que él cultivaron Narciso de Aréstegui y Clorinda Mato de Turner , escritores, que como lo hiciera él, incorporaron a las formas del cuento moderno el mundo andino, del indio peruano del ande, con sus creencias y formas de diaria cotidianidad. Fue en Piura en donde creció y realizó sus estudios elementales.

Se graduó de abogado en la Universidad de San Marcos, e ingresó al universo político, militando en el Partido Liberal, paralelamente a su labor en el periodismo, se dedicó a la magistratura, ocupando el cargo de juez en distintas regiones del Perú. Fue hijo de los piuranos Manuel López Vilela y de Manuela Albújar Bravo; Lopez Albújar se sintió orgulloso de la sangre española, indígena y africana que corría por sus venas . Su infancia transcurrió entre Piura y Morropón, por lo que se consideró siempre piurano, por su experiencia de vida, y porque sus padres lo fueron. Cursó sus estudios primarios en diversos planteles de Piura, y los secundarios en Lima, primero en el Liceo Preparatorio Marticorena y en el Colegio de Nuestra Señora de Guadalupe.

Enrolado en el Partido Liberal de Augusto Durand, en el que militó hasta 1911, fundó en Piura el comité local partidario, en 1904, año en el que editó el semanario El Amigo del Pueblo, hasta 1908 haciendo una abierta campaña contra el gamonalismo, pese a la reacción del prefecto de Piura, don German Leguía y Martínez quien fundó en 1905 el periódico conservador El Sol, sin lograr neutralizar la popularidad del Semanario fundado por López Albújar. Colaboró también en diversos periódicos de Piura y fue profesor de Historia del colegio San Miguel. Entre 1911 y 1913, fue juez interino en Piura y Tumbes, y en 1916, abogado de los huelguistas de Talara y Negritos.

Posteriormente trabajó, en Lima, Huánuco y Tacna, y así como sus experiencias piuranas han quedado para siempre en sus novelas y cuentos, lo mismo ocurrió con respecto a los años de su vida que pasó en los otros dos departamentos. Sin embargo, antes que nada, lo que ocupaba el alma de López Albújar, su mayor querencia estaba para Piura, al punto de decir en una de sus más destacadas poesías, que si para un peruano, morir en Tacna era un gran orgullo, el pedía que donde muriese, su corazón se envíe a Piura, sin embargo López Albújar está sepultado en Lima.

Fue autor de “Cuentos andinos”, "De mi casona" "Matalaché" y "Nuevos cuentos andinos”. Se le considera un patriarca de las letras peruanas, falleció en Lima, a los 93 años el 6 de marzo de 1966. Han pasado 50 años, y no tenemos sus restos en Piura, como era su deseo.

* Presidente Honorario de la Asociación Cultural Tallán

Pristina 255