fbpx

Sullana: hombre queda con 55% de su cuerpo con quemaduras de tercer y segundo grado

Sullana
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Un obrero resultó con quemaduras de segundo y tercer grado, en más de la mitad de su cuerpo, desde el muslo hasta el cuello; tras manipular dos botellas de alcohol medicinal con el que pretendía desinfectarse mientras fumaba. El hecho ocurrió en el asentamiento Nueve de Octubre en la provincia de Sullana.

La mayor de los cuatro hijos de L.O.C. (46), quien prefirió no dar su nombre, contó que el último domingo a las 8 de la mañana, su padre regresaba de comprar en una tienda y se sentó a fumar en su sala. Cuando pretendía desinfectarse, notó que su botella dispensadora estaba vacía, por lo cual decidió llenarla.

L.O.C. colocó el cigarro en su boca mientras vertía el alcohol de la botella grande a la pequeña, provocando que su short y su polo se encendieran de inmediato, convirtiéndose en una antorcha humana. Nadie pudo ayudarlo, pues se encontraba solo en casa.

En su desesperación, el hombre logró sacarse el short, que también se había mojado con alcohol. No obstante, el tiempo le ganó y no pudo retirarse el polo, por lo cual sufrió quemaduras más graves en esta zona. El obrero sólo atinó a echarse agua para sofocar sus quemaduras y salió a la calle a pedir ayuda.

Los vecinos avisaron a la hermana del herido, quien vive pocas cuadras. Los familiares lo evacuaron al Hospital de Apoyo II, donde fue atendido.

Por otro lado los familiares pidieron ayuda a los autoridades, pues necesitan que su familiar sea trasladado a un centro especializado. Indicaron que pasadas 24 horas de ser atendido, continuaba en Emegencia por falta de camas en hospitalización.

"Tiene quemaduras graves y tenemos que estar en contacto con otras personas que se pueda infectar y ponernos en riesgo su vida. Nos han dicho que aquí sólo atienden quemaduras hasta el 20 % del cuerpo, necesitamos trasladarlo", dijo una de sus hijas.

Andrés Cáceda, exdecano del Colegio de Químicos Farmacéuticos de Piura, explicó que lo ocurrido se debe al efecto de ignición. Precisó que la botella aparentaba estar vacía, pero en realidad estaba llena de vapor, el cual entró en contacto con el fuego del cigarro y el oxígeno, provocando una explosión espontánea.

Datos:

  • Cuando desinfectenos nuestros cuerpo o productos, no se debe tener cerca ningún agente inflamable.
  • El rostro del herido no sufrió quemaduras graves.
Diario El Regional de Piura

Beneficios tributarios

Pristina 255