fbpx

Se inicia nueva etapa en caso Martín Belaúnde Lossio

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Martin Belaunde CapturadoERP. Mucho se ha expresado y dicho sobre Martín Belaúnde Lossio. Más allá de las palabras y de los actos mediáticos, se encuentra en determinar la verdad sobre las implicancias entre el capturado y la pareja presidencial, del capturado y el caso Ancash; sobre esa base los peruanos están en su derecho de conocer si el ciudadano Belaúnde cometió delitos o en todo caso, solo se usó políticamente para perjudicar a Ollanta Humala y Nadine Heredia.

Existen muchas confusiones sobre la orden de captura, fuga del país, pedido de extradición, de Belaúnde. La ex Procuradora Yeni Vilcatoma dio el aviso de las intenciones del gobierno para favorecer al amigo de la pareja presidencial. Existían indicios que así lo indicaban, más nunca certezas y esas certezas son las que se necesitan para no perjudicar a nadie.

En estos momentos, el gobierno ha pretendido desmarcarse de esos cuestionamientos y se ha aprovechado del éxito de la Policía de Bolivia en la captura de Belaúnde Lossio. Pudo escaparse hacia el Brasil y seguir con las dudas públicas; al contrario, Belaúnde ya se encuentra en territorio peruano y puesto en buen recaudo para dilucidar la verdad.

En tanto, solo queda seguir con detalle lo que viene. Belaúnde es una pieza clave para esclarecer su participación en el caso de la “Centralita” de Ancash y actos posteriores, como la venta de una empresa a la esposa del congresista Santiago Gastañaduí; además, debe responder a las acusaciones sobre aprovechamientos en contratos con presidentes regionales, y la justicia sobre la base de las evidencias, deberá colegir su real situación.

Frente a una secuenciación de actos en contra la paz y la concordia nacional; demasiada crispación pública no contribuye en nada al desarrollo nacional. Se requiere que los entes del Estado funcionen y que devuelvan la credibilidad que día a día pierden los peruanos. Esta apreciación implica incluso adoptar las acciones en contra de Ollanta Humala y Nadine Heredia, si estuvieran justificadas.

Un primer adelanto, es el anuncio que Belaúnde está dispuesto a hablar sobre Venezuela, y hablar sobre Venezuela, implica develar las fuentes reales del financiamiento de Ollanta Humala. Sin embargo, este caso y otros, no se encuentra en el cuadernillo de extradición y de existir delitos tiene que ampliarse mediante las formalidades de la extradición.

En tanto, Martín Belaúnde ya se encuentra en Lima, y lo que viene corresponde a la justicia peruana. El reto del Poder Judicial, es compensar en algo, la eficiencia demostrada por Bolivia para evitar la fuga de Belaúnde Lossio.

Cronología del caso Belaúnde Lossio

29-5-2014

El tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte del Santa, Áncash, dicta orden de detención preventiva por 18 meses contra Martín Belaunde Lossio en el marco de las investigaciones por el caso “La Centralita”, que lo sindican como responsable de los delitos de peculado y asociación ilícita para delinquir.

29-5-2014

Se informa que Belaunde Lossio pasa a la clandestinidad.

3-12-2014

Tras casi siete meses de esfuerzos infructuosos, el entonces ministro del Interior, Daniel Urresti, dice estar “obsesionado” con capturar a Belaunde Lossio.

15-12-2014

Sin que la opinión pública se entere, Belaunde solicita refugio ante la Comisión Nacional del Refugiado (Conare) de Bolivia. Se presume que ingresó a Bolivia los primeros días de enero por Desaguadero.

9-1-2015

Martín Belaunde aparece en Santa Cruz, Bolivia, y en conferencia de prensa dice ser víctima de un complot político e informa que presentó un pedido para recibir el estatus de perseguido político.

19-1-2015

Belaunde Lossio es aprehendido de manera preventiva con fines de extradición.

20-1-2015

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Bolivia ordenó la detención domiciliaria para Belaunde Lossio.

25-1-2015

La Conare de Bolivia rechaza en primera instancia otorgar a Belaunde la condición de refugiado político, Belaunde apela.

11-3-2015

La Comisión Nacional del Refugiado (Conare) rechaza definitivamente, el pedido de refugio político de Martín Belaunde Lossio, luego que este apelara ante la primera solicitud negada.

17-3-2015

Corte Suprema de Justicia del Perú acuerda solicitar a Bolivia la extradición de Belaunde Lossio.

18-3-2015

El Consejo de Ministros del Perú aprobó el cuadernillo de extradición remitido por el Poder Judicial.

26-3-2015

Belaunde recusa a nueve magistrados del Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia y presenta una acción de inconstitucionalidad contra el proceso de extradición.

30-4-2015

El Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia rechaza el recurso de inconstitucionalidad presentado por la defensa de Martín Belaunde Lossio para evitar su extradición al Perú.

9-5-2015

Interpol Lima pide a Interpol La Paz extremar medidas de seguridad contra Belaunde Lossio para prevenir una posible salida del país, así como informar sobre su situación jurídica.

11-5-2015

La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia decidió aprobar la solicitud del Estado peruano para que Martín Belaunde Lossio sea extraditado.

21-5-2015

El Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia ordenó que Martín Belaunde Lossio continúe con detención domiciliaria por 60 días hasta ser entregado al Perú. El arresto preliminar vencía ese día.

23-5-2015

El Tribunal Constitucional de Bolivia rechazó los dos recursos presentados por la defensa de Martín Belaunde Lossio, a fin de evitar su extradición al Perú.

24-5-2015

Gobierno de Bolivia confirma fuga de Belaunde Lossio de su arresto domiciliario.

26-5-2015

El Gobierno del Perú ofrece una recompensa para quienes ayuden a capturar a Belaunde Lossio. El presidente Humala lo califica de delincuente.

26-5-2015

Belaunde Lossio dice desde la clandestinidad haber sido víctima de un intento de secuestro, del cual logró escapar.

28-5-2015

Martín Belaunde Lossio es capturado por la policía boliviana en la región del Beni. Se presume que preparaba su escape a Brasil.

Pristina 255