fbpx

José Domingo Choquehuanca, personaje de la historia nacional

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Hay personajes dentro de la historia nacional que han marcado una huella profunda y quedado para siempre en la memoria de los peruanos, pese a que sus connacionales recuerdan muchas veces, solo el hecho singular por el que se les ha popularizado, es el caso de José Domingo Choquehuanca, a quien todos conocemos, por la arenga que pronunció ante Simón Bolívar, cuando el Libertador pasó por el lugar de su residencia. Sin embargo, la trayectoria de Choquehuanca, va más allá de este histórico momento.

Por: Miguel Arturo Seminario Ojeda

Director del Museo Electoral y de la Democracia del JNE

Los libros de la secundaria no evaden la mención de José Domingo Choquehuanca, uno de los puneños más notables de la independencia, y así como vemos información digital sobre él, también sabemos que hay estudios muy serios y realizados con el rigor de la Historia como ciencia, como el de Nuria Sala y Vila, historiadora de la Pontificia Universidad Católica, a quien se debe muchos de los detalles del peruano cuya memoria nos convoca hoy, por haber nacido un 4 de agosto de 1789.

El importante ensayo de Nuria Sala, “Indígena y abogado: el caso de José Domingo Choquehuanca de Azángaro”, se aboca a analizar su pensamiento político Choquehuanca, ubicándolo como integrante de una conocida familia noble, entre los indígenas del sur, que se habían consolidado como tales durante el virreinato, y mantuvieron su prestigio socio económico hasta las primeras décadas de la República.

José Domingo Choquehuanca era miembro de una familia que ocupó cargos administrativos, judiciales y políticos en su entorno geográfico, y a él, al autor de la arenga, le toco nacer el año de inicio de la Revolución Francesa, y vivir en el mundo intermedio de desaparición del régimen colonial, y el advenimiento de la República.

Se considera a José Domingo Choquehuanca, como un exponente del grupo de intelectuales de la corriente liberal que dominaba el escenario de la política peruana, contribuyendo a ello desde su formación profesional de abogado, como se puede leer en diversas publicaciones, en las que se transparenta, que poco a poco aceptó los cambios sociales que imponía la República, en la que se protagonizaba un mundo de militarismo que enfrentaría a los peruanos contra ellos mismos por 50 años.

José Domingo Choquehuanca y Béjar, nació en Azángaro, Puno, el 4 de agosto de 1789, falleciendo en la misma ciudad en 1854; más allá de su famosa arenga, se sabe que fue un político y abogado peruano, hijo del sacerdote Gregorio Choquehuanca, canónigo de la Iglesia Metropolitana de La Plata, y de María Mercedes Béjar y León Túpac Amaru Mulli Puraca.

En Choquehuanca se consolidaban los linajes incas, pues resultaba entroncado con el linaje de Paullu Inca, hijo de Huayna Cápac, por lo tanto, hermano paterno de Huáscar, Atahualpa y de Manco Inca. José Domingo Choquehuanca era por lo tanto parte de una de las familias más ricas y poderosas del sur peruano, que tras la independencia perdió muchas de sus prerrogativas.

jose domingo choquehuanca

Choquehuanca vivió en la ciudad de La Plata o Chuquisaca, hoy Sucre, en Bolivia, estudiando en el Colegio Real Convictorio de San Juan Bautista, graduándose y doctorándose en teología y en Derecho en la Real y Pontificia Universidad de San Francisco Javier. Volvió al Perú en 1817, ejerciendo el cargo de alcalde y justicia mayor de su ciudad natal.

Estaba en Pucará, cuando el Libertador Bolívar pasó por ese pueblo el 2 de agosto de 1825, pronunciando Choquehuanca, la arenga que conoce la mayoría de los peruanos, la que dijo cargado de emoción, al salir al encuentro del insigne venezolano, que con toda seguridad quedó complacido por el elogio que se le hizo, y que inmortalizó a Choquehuanca, al pronunciar:

"Quiso Dios de salvajes formar un gran imperio y creó a Manco Cápac; pecó su raza y lanzó a Pizarro. Después de tres siglos de expiaciones ha tenido piedad de la América y os ha creado a vos. Sois pues, el hombre de un designio providencial. Nada de lo hecho hasta ahora se asemeja a lo que habéis hecho, y para que alguno pueda imitaros será preciso que haya un mundo por libertar. Habeis fundado tres repúblicas que en el inmenso desarrollo a que están llamadas, elevan vuestra estatua a donde ninguna ha llegado. Con los siglos crecerá vuestra gloria como crece la sombra cuando el sol declina".

Y así fue, como lo profetizó Choquehuanca, pese a los muchos enemigos de Bolívar, la figura insigne de este protagonista de la independencia del continente americano, se mantiene firme, si no fue comprendido por los hombres de su tiempo, la posteridad le ha dado el sitial que está reservado para glorias como la de él, San Martín, O Higgins, Túpac Amaru, Artigas, y todos los grandes del mundo.

Posteriormente, en 1825, Choquehuanca fue diputado por Azángaro, era un notorio admirador de la obra de Bolívar, y fue uno de los condecorados con la medalla cívica que creara el Congreso de la República. Sería después senador por Puno en 1832, prefecto de Puno en1835, y subprefecto de Huancané en 1836. Choquehuanca fue autor del Ensayo de estadística completa de la provincia de Azángaro; y, de Complemento al régimen representativo mediante el establecimiento de sociedades encargadas de la formación de proyectos de ley. Sin embargo, solo está en la memoria colectiva, por su famosa arenga de 1825 ante Simón Bolívar.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255