fbpx

Cajamarca y su experiencia electoral 1809-1812

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. (Por Miguel Arturo Seminario Ojeda1) Estamos próximos al Bicentenario de la Independencia, y en la historia del constitucionalismo en el Perú y América, la participación de los peruanos en la elección de sus representantes ante las Cortes de Cádiz, o Asamblea Constituyente en ese lugar, se toma como el inicio de la democracia representativa en estos países. La de 1812, fue la Carta Magna que nos convirtió de súbditos en ciudadanos, alimentando el espíritu de independencia que ya gravitaba entre los peruanos..

En la vida republicana, las elecciones no fueron una novedad para los cajamarquinos, la experiencia de la de la jura de la Constitución de 1812, y su participación previa en la elección de diputados a las Cortes de Cádiz, en 1810, y en las elecciones del 23 de julio de 1809, para elegir a un representante por el virreinato del Perú, ante la Junta Central, convocada en España, constituye un hecho histórico documentado.

Promulgada la Constitución, el Intendente de Trujillo, Vicente Gil de Taboada y Lemos, remitió copias de este valioso documento a los subdelegados de todas las provincias de su intendencia, entre ellas a Cajamarca, al subdelegado, don Mariano Castro Taboada, y al subdelegado de Chota don José María Egaña.

Ambas autoridades hicieron lo que les competía para la jura y elección de alcaldes, como lo mandaba la Constitución, era la primera vez que se delegaría poder a las autoridades, con participación de un número reducido de habitantes, de acuerdo a como lo mandaba la Constitución. En algunas ciudades, villas y centros poblados de más de 1000 habitantes, la Constitución se tradujo al quechua.

En Cajamarca la jura se realizó el 28 de diciembre de 1812, unos días antes que en Piura; en Celendín el 3 de enero de 1813 y en Chota los primeros días de este mes. En Cajamarca se vivió intensamente lo que significaba ser ciudadano, aunque si se le mira desde el siglo XXI, se dirá que hubo exclusión social, pero eran cosas de los tiempos, las mujeres no votaban, pero si votaron los indígenas y los analfabetos.

En la elección de 1810, los cajamarquinos eligieron a sus representantes, que fueron hasta Trujillo, donde se elegía a los diputados que viajaban a España, desde entonces participaron en política, las familias Burga, Lingan, Maradiegue, Barrantes, Arenas, Hoyos, Osores; y en Chota los indígenas Teodoro Tantajulca y Rosario Tongo Guayaca, asimismo los Gálvez, Benel, Orrego, y Silva Santisteban. Teodoro Tantajulca, descendiente de los caciques Pedro y Francisco Tantajulca, tuvo activa participación en este proceso.

-----

  1. Director del Museo Electoral y de la Democracia del Jurado Nacional de Elecciones
Diario El Regional de Piura

Pristina 255