Cuestión de números, básicamente

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

nelson penaherrera castilloERP. ¿Merecemos ganar más si hacemos las cosas bien? En teoría, sí. Y mientras mejor seas, más deberías recibir.

Pero la realidad es que hay límites, y éstos obligan a tomar decisiones que, muchas veces, no nos agradan.

Supongamos que tienes una empresa que tiene un ingreso mensual de 20 mil soles. Supongamos que la mitad de tus egresos son salarios, y que tienes diez empleados ganando sueldo mínimo. Esto nos da 7500, mientras los 2500 restantes, a lo mejor se reparten entre dos directivos.

Algunas dirigencias sindicales sugieren que el mínimo debería ser de 1200(el INEI dice que un sueldo decoroso es 1400) soles. Si esto fuera ley, tengo que aumentar de sopetón a los empleados. Esto quiere decir que para pagarles, debo invertir 12000 soles más los 2500. Se me hicieron 14500 soles, si es que estos directivos no piden aumento.

El caso es que, en mi esquema de costos, necesito justo los 10000 para mis operaciones, suministros y producción. Si ahora tengo 5500, ¿cómo cubro el faltante?

Las soluciones son trabajar más para llegar a la meta de los 10000, y negociar que mis empleados no exijan horas extra, o prescindir de dos de ellos, dejándoles sin trabajo.

Si necesito diez para ser eficiente, con ocho no será lo mismo.

Con este ejemplo simple, he tratado de graficarte el proceso de decisión gerencial sobre lo que implicaría elevar el salario mínimo vital (SMV).

Aunque lo ideal sería que todo el mundo gane más para satisfacer sus necesidades básicas –puse "básicas", no chela, no disco, no smartphone-, lo cierto es que nuestra aparentemente creciente economía tiene topes, límites. Y es ahí donde surge la controversia entre el querer y el poder.

En resumidas cuentas, tú y yo queremos tener más plata en el bolsillo o pagarle más a nuestra fuerza laboral; pero, ¿podemos realmente?

No estoy de acuerdo con ciertas posiciones en el Gobierno que buscan sacar la discusión del SMV fuera de la agenda pública. al contrario, deberíamos hablarlo más para atisbar alguna solución razonada y razonable.

El punto es si tenemos la intención de dialogar abiertamente sobre éste y otros temas.

Por eso, actitudes infantiles como la de ese ministro que hizo gala de su deslealtad en televisión nacional, no son de mucha ayuda, y mas bien genera conflictos.

Por eso recompusimos otro gabinete.

También sugiero que las discusiones tengan un enfoque mayormente técnico. Hablar con cifras reales y bien manejadas, aunque nos vaya mal con las matemáticas, nos permitirán tener la visión del cuadro.

En todo caso, que hablen los y las especialistas... que sepan del tema.

No dejemos que un derecho y una obligación nuestra pase a segundo plano.

(Sigue al autor en Twitter como @nelsonsullana)

Pristina 255