18
Jue, Abr

Médicos retiran bala de la base del cráneo y salvan vida de menor de Sullana víctima de la delincuencia

Lima
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Especialistas del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) San Borja, llevaron a cabo una delicada operación para retirar una bala alojada en la base del cráneo de una menor de 7 años, víctima de un ataque delictivo en Piura. El hecho ocurrió el pasado 26 de diciembre, cuando la niña, identificada con las iniciales A.F.C., sufrió un impacto de bala en el rostro mientras viajaba con sus padres en la ruta Sullana – Tambogrande.

Los delincuentes abrieron fuego sin piedad, hiriendo gravemente a la menor. El proyectil penetró por el lado izquierdo de la nariz y se alojó en el lado derecho de la base del cráneo, atravesando áreas críticas del rostro. Afortunadamente, la niña no experimentó daños visuales ni neurológicos, pero la extracción de la bala requeriría una intervención quirúrgica especializada.

Los especialistas de Neurocirugía, Cabeza y Cuello y Otorrinolaringología evaluaron el caso para determinar la mejor estrategia. Finalmente, los médicos de Otorrinolaringología asumieron el desafío de extraer el proyectil, a pesar de su complejidad.

El Dr. Gustavo Matos Vásquez, otorrinolaringólogo del INSN San Borja, lideró el equipo médico encargado de la operación, que se llevó a cabo el pasado 16 de enero. "Para nosotros fue un reto asumir el caso porque la bala estaba alojada en una zona muy riesgosa. Pero, decidimos intervenir para ayudar a la pequeña extrayendo el proyectil que ponía en riesgo su vida. Hoy retomará su vida normal", expresó el especialista.

La intervención quirúrgica, que duró aproximadamente dos horas, se desarrolló con éxito, logrando extraer la bala sin causar daños en la visión ni en la parte neurológica de la menor. El Dr. Matos Vásquez calificó el caso como milagroso ya que, a pesar de la gravedad de la herida, la niña no sufrió daños en órganos vitales.

Además de la atención médica, la menor recibió soporte emocional para superar el trauma vivido. Es importante destacar que todos los gastos médicos fueron cubiertos al 100 % por el Seguro Integral de Salud (SIS).

La pequeña fue dada de alta entre muestras de alegría por parte del personal médico y la familia, agradeciendo el esfuerzo y dedicación de los profesionales de la salud que le brindaron una segunda oportunidad de vida.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1