fbpx
06
Lun, Dic

Advierten que la quemadura solar en la niñez podría generar cáncer de piel

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Los niños que sufren de quemaduras solares por la excesiva exposición al sol, tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel en la edad adulta respecto a aquellos que no presentan esta lesión en la piel durante su niñez, dijo Johanna Peceros, médico dermatólogo y representante del Círculo Dermatológico del Perú (CIDERM Perú).

La especialista en dermatología pediátrica agregó que “la quemadura solar en la niñez incrementa hasta casi un 100% las posibilidades de presentar algún tipo de cáncer de piel en algún momento de la vida adulta. Por ello, es importante que los padres de familia adopten medidas para proteger la piel de sus niños”.

La quemadura solar se caracteriza por causar eritema o enrojecimiento en la zona expuesta al sol y muchas veces se asocia a prurito (picazón) y dolor, en casos más severos puede generar ampollas y estar asociada a fiebre, dolor de cabeza, náuseas y fatiga.

Los niños expuestos excesivamente al sol, especialmente los menores de tres años tienen alto riesgo de presentar este tipo de lesión cutánea debido a que tienen la primera capa de la piel más delgada y una concentración más baja de melamina, pigmento que le da color a la piel y que cumple una función protectora.

“Esto es lo que permite que la radiación ultravioleta del sol penetre más profundamente y cause mayor daño solar. Por ello, los padres de familia deben evitar exponerse excesivamente a sus niños a áreas al aire libre y en horas de mayor radiación ultravioleta que son entre las 10:00 a.m. y las 16:00 p.m.”, precisó Peceros.

Para prevenir la quemadura solar se recomienda el uso de sombreros de ala ancha que cubran las orejas y la nuca, así como lentes de sol con filtro UV y aplicar a los labios barras con protección UV. En cuanto al uso del protector solar (bloqueador) este debe ser utilizado en niños a partir de los seis meses de edad y debe ser resistente al agua y con un FPS >15 o más y de preferencia con filtros inorgánicos (óxido de zinc o dióxido de titanio).

En el caso de menores de seis meses de edad lo recomendable es mantenerlos alejados de la luz solar directa, cubiertos con ropa de algodón y sombrero que proteja su rostro, orejas y cuello. En el caso de niños que han sufrido de quemaduras solares se debe hidratar la piel y de ser necesario agregar antiinflamatorios previa evaluación del médico.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255