fbpx

En estos tiempos, la clave es la empatía

Sociales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. En Perú sabemos que la Historia nos ha convertido en un pueblo que afronta las dificultades de forma encomiable, pese a las enormes dificultades de la que ha sido y es parte. Esto no lo podemos dudar. Pero también es un hecho que lo vivido en el 2020, nos ha dejado con el agua al cuello.

Yoga en el río. Sobresaldremos de todo esto.

Si bien la Humanidad ha pasado por situaciones pandémicas anteriormente, muchas generaciones después hemos obtenido dicha información por algún libro gordo o algunas fotografías sepia o en blanco y negro. ¡Y a como ha empezado este 2021, parece que el estrés todavía promete mucho!

Para el kinesiólogo Jorge Michelland, Magister en Neurociencia de la Universidad Católica de Valparaíso (Chile), tanto hombres como mujeres deberíamos de estar conscientes de que vivir significa también adaptarse a un medio externo, e interno, que siempre están en constante cambio. Michelland nos plantea que la clave es poder adaptarnos y poder aceptar esta realidad. Nunca sabremos si habrá algunos kinesiólogos o kinesiólogas en Lima que compartan esto, pero lo cierto es que, en nuestro ADN, estas palabras resuenan mucho.

Consecuencia de estos tiempo

La incertidumbre y la falta de contacto social son los dos principales disparadores que hemos vivido para sufrir estrés que, a su vez, trae otras consecuencias. Como humanidad, nos hemos desarrollado con proyecciones y con sueños. Esto nos da orden y sentido. La pandemia da la sensación de que se derrumba ese orden, sin tiempo definido aún.

Así también, al ver limitado el contacto social en el que normalmente descargábamos el peso de la rutina que solíamos llevar, ahora nos conduce a puntos de ansiedad que, probablemente, nunca habíamos vivido.

Este estrés “nuevo”, que se puede llegar a expresar en ansiedad, también nos puede provocar síntomas físicos y psicológicos que no eran normales en nosotros.

Estar informados e informadas es importante, pero sobrecargarnos de noticias referentes al virus puede llevar al pánico. Casi todas giran en torno a la pandemia y al caos generado. Por ejemplo, lo sucedido en Los Olivos o, más reciente, en San Juan de Miraflores; nos hablan de una sociedad ya desesperada. Nos da la sensación de que todo está perdido… ¡pero no es así del todo!

Somos humanos y por lo tanto resilientes. Nunca sabremos si habrá alguna kinesióloga en Los Olivos o en San Juan de Miraflores (kines sjm) que lo sepa, seguro que sí, “pero es importante poner orden en los ciclos orgánicos”, como afirma Michelland: dormir lo necesario, comer bien y en los horarios, rutinas en el trabajo, en el hogar y en especialmente en la recreación.

Lo más importante

Tener empatía, esto es importante. Ser empático significa saber cuidarnos con las medidas de seguridad que nos indican. De esta manera cuidaremos a quienes nos rodean. Nuestro goce de la vida puede ser posible así. Hoy por hoy, solo puede ser posible así. Incluso actos tan íntimos -y que extrañamos tanto- como un beso o abrazarse, serían posible en esta nueva normalidad, si recurrimos a la empatía y a los cuidados. ¿Eres capaz de hacerlo?

Diario El Regional de Piura

Pristina 255