26
Dom, May

Sullana: Santa Rosa aún no logra el milagro de detener un grifo

Sullana
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP/Sullana/Nelson Peñaherrera Castillo. ¿Le gustaría tener una estación de servicios en su cuadra? ¿Sí? ¿No? ¿Depende? Para el vecindario de la calle El Carmen, en la urbanización Santa Rosa, no hay mucho que pensar, al punto que desde hace año y medio están tratando de suspender la construcción de una en todo el óvalo Turicarami, al costado de la carretera Panamericana.

Arguyen que la Empresa Pesquera Supermar (Supermar) pretendería construir una estación de servicios en el lote que perteneció por décadas a la familia Debenedetti, esto es, la calle El Carmen por el oeste, la avenida José de Lama por el sur y la carretera Panamericana por el este, justo donde comienza el paso a desnivel que va a dar al puente Sullana, ya sobre el río Chira.

construccion grifo1

La disputa ha creado diferentes frentes de combate. Por un lado el del vecindario de la cuadra dos de calle El Carmen y Supermar, representada por Paolo Raffo Consigli; el otro frente parecen representarlo ProVías Nacional, que administra la carretera Panamericana, y una suerte de ‘tándem’ entre el Organismo Especializado en Fiscalización Ambiental (OEFA) y el Organismo Supervisor de las Inversiones en Energía y Minas (OSINERGMIN).

Al medio de todos está la Municipalidad Provincial de Sullana (MPS) como si fuera la presa del sándwich.

Todo comenzó aproximadamente en agosto de 2014 cuando algunos vecinos se percataron que la emblemática casa Debenedetti había sido demolida y algunas personas estaban realizando estudios topográficos. Como en Santa Rosa “todo se sabe”, alguien les informó que “se va a construir un grifo”.

construccion grifo4

En setiembre de 2014, los vecinos oficiaron a la MPS pidiendo información, solicitud que –dicen- nunca fue respondida, pero los trabajos se paralizaron de inmediato.

Cuando parecía que el terreno iba a quedarse literalmente plano, en mayo pasado, la construcción se habría reanudado. El 26 de ese mes los vecinos pidieron a la MPS que la suspenda, y desde entonces comenzó el rosario de correspondencia escrita entre ellos y varias instancias públicas.

Papeles van, papeles vienen

El 31 de mayo, pidieron al OEFA fiscalizar y suspender la construcción temiendo daño al medio ambiente, a lo que el organismo les respondió que no les correspondía: “… OEFA no se encuentra facultado para suspender la construcción de un grifo, por considerar que podría a futuro alterar la tranquilidad de los moradores y consecuentemente la salud física y psicológica”.

OEFA recomendó que el vecindario se dirija a la “autoridad ambiental competente”.

construccion grifo2

Ese mismo día, los vecinos pidieron a OSINERGMIN que verifique si la construcción guardaba las medidas de seguridad, a lo que se prometió una visita técnica del especialista José Carlos Lupérdiga Torres, lo que sí se cumplió; pero el funcionario habría descartado cualquier inconveniente, según los vecinos, y que lo escribiría en un informe que aún no les ha llegado.

Coincidentemente, OEFA y OSINERGMIN respondieron el 8 de junio pasado.

También pidieron a ProVías que deje sin efecto la licencia social, a lo que se les respondió el 15 de julio pasado que eso tampoco era su competencia, aunque sí especificaron que no podían proyectarse los carriles de aceleración y desaceleración a menos de 25 metros de la carretera Panamericana; esto es, los accesos de entrada y salida de los vehículos debían tener la distancia suficiente para aumentar o reducir la velocidad sin chocarse o sin verse bloqueados por el tráfico.

Por último, ProVías declaró “inviable” la construcción.

inviable

La última llave

El 20 de junio pasado, los vecinos enviaron a la MPS una solicitud de acceso a información pública para conocer el voluminoso expediente técnico (alrededor de un millar de páginas sin incluir planos), el que recién fue mostrado el jueves 21 de julio, más de un mes después.

La sorpresa es que no hay estudio de impacto vial (solo una hoja de carátula), sobre el que existe correspondencia interna pidiendo que la Gerencia de Transportes intervenga para suspender la construcción.

Otra fuente municipal nos dijo que el expediente aún estaba siendo analizado por el área de Asesoría Legal, y ese proceso podría demorar pues, como explican abogados no involucrados con este caso, la municipalidad tiene que dar un dictamen basado en los que previamente dieron los organismos supervisores citados en esta historia.

Ante la contradicción entre ellos, la pregunta lógica es cuál partido tomará la MPS.

Sin embargo, el 20 de junio, Fiscalización habría multado con la mitad de una Unidad Impositiva Tributaria (UIT) o 1,975 soles a Raffo Consigli, instando al cese de la obra so pena de recibir mayores sanciones, lo que El Regional de Piura no ha podido confirmar independientemente.

El vecindario contraatacó el 18 de julio pasado pidiendo a la MPS que suspenda las obras por no tener licencia y que emita una ordenanza municipal especificando las distancias mínimas para la construcción de grifos.

Aquí cabe indicar que, como nos explicaron abogados, cuando se solicita una licencia municipal y ésta no es respondida en el plazo de ley, aplica el silencio administrativo positivo (SAP); es decir, Supermar podría construir sin problemas.

El Regional de Piura confirmó que la empresa sí solicitó licencia de construcción, pero nunca se le respondió y mas bien se le concedió una resolución en el marco del SAP (trámite iniciado por Raffo el 13 de mayo pasado); sin embargo, el informe de ProVías podría pesar y la anulación de tal resolución sería cuestión de tiempo, a decir de fuentes ediles.

¿Un túnel?

El 27 de junio pasado, el teniente gobernador de Santa Rosa y un grupo de vecinos verificaron las condiciones de la construcción. Quienes estuvieron presentes aseguran que la propiedad al costado del grifo en la calle El Carmen estaba cuarteada, y debajo de ella detectaron un túnel que, aparentemente, cruza dos propiedades hasta una antigua playa de estacionamiento a mitad de la segunda cuadra de calle El Carmen.

construccion grifo3

Anecdóticamente, las habladurías de pagos para comprar propiedades son el resto de esta salsa particularmente espesa y de alto octanaje, y de los que no hay pruebas.

Erick Rodríguez Culquicóndor, uno de los vecinos, observó que la estación de servicios sería una bomba de tiempo considerando la cercanía de hogares, una universidad, un instituto superior, un supermercado de cadena, una entidad financiera, cuatro colegios multinivel y al menos tres escuelas iniciales… y encima el atasco que constituye el óvalo Turicarami a primera hora de la mañana y a la hora del almuerzo, justo cuando la afluencia de escolares y ciudadanía es mayor.

El primer regidor César Leigh Arias también se ha mostrado públicamente en desacuerdo basándose en este argumento: “En cada colegio hay por lo menos una población de mil escolares y hay otros miles en una universidad cruzando la pista, además que por ahí pasan los carros que van de Piura a Guayaquil (Ecuador)”, indicó.

El Regional de Piura contactó a Paolo Raffo para conocer su versión de la historia, pero no pudo estar disponible al cierre de este informe, y en todo caso, mantiene un canal abierto para conocer sus impresiones.

Mientras tanto, la decisión dirimente parece estar en la oficina del alcalde Carlos Távara Polo.

Fotos: Difusión.

construccion grifo6

 

Publicidad Aral1

Paypal1