21
Mié, Feb

La independencia Tumbes, Querecotillo y de todo el valle del Chira

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. En Piura se declaró y proclamó la independencia, el 4 de enero de 1821 en medio de un cabildo popular, ante el que se manifestó el deseo de ser libres, y el 6 se procedió a la jura solemne, con un tedeum a cargo del cura vicario de la iglesia matriz de San Miguel Arcángel.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda
Director del Museo Electoral y de la Democracia del Jurado Nacional de Elecciones

De inmediato se despacharon correos expresos a los pueblos del interior piurano, comunicando la decisión, y pidiéndoles hacer lo mismo. Esos expresos llegaron a Tumbes el 6 de enero por la noche, los remitía Miguel Jerónimo Seminario y Jaime, protagonista principal en los sucesos de Piura, que envió la copia de la proclama del intendente de Trujillo, el marqués de Torre Tagle; pliegos que llegaron a otros pueblos de la comarca.

Al día siguiente, 7 de enero, a las 9 de la mañana, se reunió el Cabildo de Tumbes, se leyó la correspondencia oficial, y se tomó la decisión de proceder como Piura, Lambayeque, Trujillo, y los otros pueblos del norte, que ya habían jurado su independencia, y conforme a lo recomendado desde Piura, se fijó para el día 14 la celebración jubilosa, para proclamarla ante toda la población tumbesina, seguida de la jura que se hizo en la iglesia parroquial, con el respectivo Tedeum.

A fines de 1820, todo el norte peruano estaba decidido por la independencia, un fuerte sentimiento de patria se asomaba en la mayoría de los corazones norteños, que habían sido ganados por la causa sanmartiniana, y Tumbes no era ajeno a esta idea de independencia política, con respecto a España, como lo han puesto en evidencia, historiadores regionales y nacionales.

La trascendencia del hecho protagonizado en Querecotillo es mayor, lo que es motivo de orgullo para este pueblo de raíces virreinales, que se enlazan a la llegada de los mitimaes desplazados por los incas hasta esa parte del valle del Chira. En diferentes artículos he publicado algunos detalles de la historia de Querecotillo proclamó su independencia el 11 de enero de 1821, según un acta notarial que se conserva en Piura, y la jura solemne se hizo el 14 de enero de 1821.

El 7 de enero, Cabildo de Tumbes tomó el acuerdo de seguir la senda de Piura y Trujillo, y, "manifestarlo públicamente y concurrir a la solemnidad debida, a un juramento tan propio de la independencia de un gobierno déspota, como al que ha estado sujeto América", lo que en efecto se realizó el 14 de enero de 1821.

Estas dos fechas, el 7 y el 14 de enero de 1821, están asociadas a un proceso de toma de decisión por la independencia, las dos son memorables en Tumbes; como sucede en Lima, ciudad que celebra el 15 y el 28 de julio de cada año, porque estos son los días de la declaración de la independencia de Lima y de todo el Perú.

Por todo esto, esperamos que los gobiernos municipales de estos dos lugares, de la ciudad de Tumbes, y de la villa de Querecotillo, tomen en cuenta esta efeméride, y hagan mayúscula su difusión entre la población, y de este modo se honre la memoria de los tumbesinos y de los querecotillanos de la independencia, porque con esa gran fuerza de voluntad que manifestaron, se logró ser libres e independientes.

Iguales proclamaciones se hicieron en Sullana, en La Huaca y en Amotape; en efecto, en La Punta (hoy Sullana), la proclamación se hizo, probablemente el 7, correspondiendo presidir la ceremonia al alcalde de naturales, Manuel Lupú, quien pasados los sucesos, fue despojado del mando, por el asco racial que manifestaba la población blanca. Así nacimos a la vida independiente, marcados por un conflicto, que pareciera no tener fin.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1