Especialista sugiere nunca quedarse callado en caso de violación sexual

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La revictimización después del hecho, obliga muchas veces a diversas mujeres víctimas de intento y violación sexual a quedarse calladas, contribuyendo con su silencio no adoptar las medidas legales que corresponden; frente a estos lamentables hechos que ocurren en nuestra sociedad, se recomienda siempre hablar de lo ocurrido, denunciar el hecho y nunca callar, porque hacerlo podría destruir lentamente a las víctimas y llevarlas incluso hasta el suicidio.

Las apreciaciones han sido advertidas por el doctor Freddy Vásquez, psiquiatra del Instituto Nacional de Salud Mental, durante el programa Saludable Mente de Andina Canal Online, en el que advirtió sobre los riesgos de ocultar este hecho tan lamentable.

Recomiendan como actuar en caso de violencia sexualRecomiendan como actuar en caso de violencia sexual | Foto MIMP

“Cuando no se habla o se mantiene en reserva puede aparecer el trastorno de estrés postraumático, que es la única enfermedad creada por alguien, en este caso por un hecho violento sexual en el que la persona se desgracia la vida al no hablar”.

Viviendo con miedo

Al quedarse con ese trauma, ya sea reciente o de larga data, la víctima se va privando de hacer muchas cosas, entre ellas tener una pareja, tener intimidad con ella, formar una familia, participar de eventos sociales o tener amistades, porque siempre se está cuidando de que no le vuelva a ocurrir.

“Lo terrible del estrés postraumático es que revive la experiencia como una película, con dolor, y lo obliga a refugiarse en casa. En pocas palabras genera una transformación total en su personalidad por no hablar”.

Ante el juicio social que podría aparecer tras hacer pública la violación, el experto manifestó que ocurre debido a que la gente se maneja con una serie de prejuicios donde la víctima aparece como la responsable de lo ocurrido.

De allí que algunos puedan increparle ¿por qué te subiste al taxi donde te violaron? ¿por qué tomaste licor? ¿por qué fuiste a la fiesta hasta tan tarde?, olvidando que “cada uno tiene derecho de hacer su vida de la mejor manera que le es posible”.

Advirtió que, si pasado un mes no se ha logrado estabilizar a la víctima, hay un mayor peligro de desarrollar el trastorno mencionado, que en algunos casos puede desencadenar un intento de suicidio.

Nunca es tarde

“Cuando ha ocurrido una violación sexual y la victima decide contarlo crea un fenómeno de contagio, de valor, para que otras personas que han sufrido un acto similar se animen también a denunciar y lograr reducir su carga emocional”.

Exhortó a la población a proteger a quien denuncia, porque así se alienta a no silenciar actos tan repudiables como este, además de promover la búsqueda de justicia.

El experto recordó durante el programa la potencia alcanzada por el movimiento internacional #MeToo tras hacer pública una de serie de violaciones y abusos sexuales perpetrados por grandes figuras del espectáculo en Hollywood y que ha tenido su correlato en el movimiento #NiUnaMenos, que busca visibilizar la violencia que padecen las mujeres en el Perú.

“Es importante que quien ha sido agredido sexualmente hable con el familiar más cercano, la mejor amiga, o un experto de salud mental. Nunca es tarde para hacer una denuncia. Jamás. No prescribe como tampoco el grave daño que se le ha hecho a la persona, que bien puede entrar a la espiral del estrés postraumático, hacer un cuadro de depresión y terminar suicidándose, o se libera de eso y rehace su vida de manera adecuada”.

Atento a los cambios

Con una violación ocurre una transformación de la personalidad: “Deja de ser la misma persona” y eso debe ser entendido por todos, dijo el galeno. “Todos debemos estar muy atentos, los padres, los profesores y advertir cuando una niña o niño cambia su comportamiento y se retrae completamente. No quieren ir a la calle ni estar en grupo; si es una niña no quiere estar con los varones de la familia, ya no quieren salir con determinadas personas.

El doctor Vásquez, quien es jefe del departamento de Emergencia del Instituto Nacional de Salud Mental, alertó que las atenciones por violación han crecido en el último año y que reciben una media de cinco casos al mes, lamentablemente, de mujeres cada vez más jóvenes.

El Dato

En lo que va del 2018, los casos de violencia sexual e intento superan los 6 mil en todo el país, lo que quiere decir que las acciones que se implementan no disuaden. Además de ello, la mayor parte se encuentra asociada a familiares. 

Con información de Andina

Diario El Regional de Piura

Pristina 255