Seguridad ciudadana: Una competencia principalmente municipal e intersectorial

Editorial
Typography

ERP. Un ex jugador asesinado en el Asentamiento Humano 9 de Octubre, un ex obrero muerto en el asentamiento humano Zapata Silva y acribillado a mansalva, otra balacera que acaba con la vida de un dirigente de construcción civil en la vía en construcción del Alto Chira, entre otras, son las evidencias del alto grado de inseguridad ciudadana que cada cierto tiempo sorprende a los sullaneros.

No existe acción tan insana cuando sucede un asesinato; no existe dolor tan conmovedor que la de un familiar o varios mirando el cuerpo destrozado o acribillado del hijo, esposo, conocido o simplemente una persona humana. Sin duda, ese dolor de miles de familias sullaneras que se han visto afectadas, no puede seguirse mirando con desidia y sin privilegiar lo más sustantivo. Debe de actuarse con prontitud y esmero para evitarlo.

Remberto acribillado

Dirigente de Construcción civil fue acribillado en el 2016, con posterior muerte

Frente a este tipo de hechos, muchos pobladores hacen un llamado a la Policía Nacional del Perú, para que este tipo de hechos no queden impunes y sobre todo se esclarezcan. Otros piden y exigen un mayor liderazgo del alcalde para que enfrente las causas de inseguridad y sin duda que esos reclamos y gritos se encuentran justificados. No se puede seguir indolente frente a lo que sucede en las calles de la ciudad.

En este tipo de muertes, la constante es la falta de elementos para identificar a los autores. Si observamos, todos los asesinados y acribillados, muy poco se conoce si los autores fueron identificados o encarcelados. El valor de una video cámara, integrada a un sistema es grabar cada movimiento de lo que pasa en una ciudad y que la Policía use esta información para su labor. 

Es necesario dar algunos comentarios sobre el último suceso ocurrido en Sullana y esbozando algunas precisiones con la finalidad de encontrar algunas respuestas a preguntas ciudadanas. ¿Es justificable que se exija mayor responsabilidad a un alcalde en tema de seguridad ciudadana?. ¿Podría el alcalde y su concejo municipal, evitar más muertes en su jurisdicción?. En definitiva tienen competencias y con sus acciones puede evitar más muertes. Veamos.

La Ley que crea un Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana se encuentra plenamente vigente y en ella se conceptúa que “Se entiende por Seguridad Ciudadana, (…), a la acción integrada que desarrolla el Estado, con la colaboración de la ciudadanía, destinada a asegurar su convivencia pacífica, la erradicación de la violencia y la utilización pacífica de las vías y espacios públicos. Del mismo modo, contribuir a la prevención de la comisión de delitos y faltas”.

Asimismo, se establece que en cada jurisdicción debe conformarse instancias multisectoriales de seguridad ciudadana, cuyas funciones se establecen en la misma norma y en sus complementarias. Además de ello, la Ley Orgánica de Municipalidades establece con meridiana claridad las competencias que corresponden a esta Entidad para garantizar la convivencia pacífica de toda la población que reside en ella.

Hija burgos4

En el mes de marzo 2017, una honesta empresaria fue asesinada en su negocio

La seguridad ciudadana, es un problema estructural y de solución multisectorial. Varias municipalidades a nivel nacional han trabajado proyectos de seguridad ciudadana con resultados favorables, no solo con la creación del cuerpo de serenazgo, sino con sistemas de video vigilancia con cámaras ubicadas en lugares estratégicos y en muchos casos con una labor preventiva que poco a poco incide en el comportamiento ciudadano.

Existen valores éticos y morales que se aprenden en casa, en la comunidad, en la escuela y en la formación individual de cada persona; los cívicos y ciudadanos se establecen mediante leyes que aprueba, promulga y regula el Estado, dispone su cumplimiento y respeto para lograr una convivencia pacífica, de paz y concordia entre todos los seres humanos. Respeto entre todos, sería lo prevalente; sin embargo, muchos se salen de estas normas sociales, por sociópatas que llevan al quebrantamiento de este derecho de convivir en paz.

Observando algunas estadísticas de la lucha contra la inseguridad ciudadana, los índices de criminalidad y los casos de victimización, en algunos casos se han detenido; pero siempre existe en algún momento un detonante que nos lleva a pensar que no se puede mantener una actitud conformista e inoperante cuando se tiene la responsabilidad de actuar. Es el caso de los alcaldes, quienes son uno de los responsables para garantizar la vida en comunidad.

Carlos coloma

En mes de septiembre 2017, se asesinó a un persona en un asentamiento humano de Sullana

Lo tecnológico debe acompañar a lo cultural. Si un ciudadano, dice y hace lo que quiere sin medir consecuencias, es un tema cultural. Si un ciudadano, diatriba sin autocontrol, es un problema de formación, como igualmente sucede cuando alguien decide dejar su lado humano y convertirse en un criminal. Frente a lo expresado, es necesario plantear lo siguiente:

  1. Trabajar más fuertemente para lograr un mayor civismo y una sana convivencia pacífica entre seres humanos. Muchos proyectos existen en Latinoamérica para asumirlos y aplicarlos en nuestra realidad.
  2. Trabajo coordinado con la escuela para que la formación de las nuevas generaciones dé énfasis al tema de civismo y de ciudadanía.
  3. Ejecución de sistemas de video vigilancia en toda la ciudad, permitirá tener un registro y una mirada constante de todo lo que sucede en la ciudad. Permitirá igualmente, seguir la pista de los delincuentes cuando sucede un hecho negativo.
  4. Mejoramiento del todos los espacios públicos, incluyendo energía eléctrica pública. Siempre la delincuencia buscará actuar en sitios desolados y oscuros. Es una acción de desarrollo y que impacta directamente en seguridad ciudadana.
  5. Apoyo y respaldo a toda la labor policial. Por el momento, la única institución llamada a defender a la población, es la Policía Nacional del Perú, pero requiere instrumentos y herramientas para cumplir mejor con su labor.

Lo mencionado, corresponde a algunas responsabilidades de las autoridades locales; una actuación eficiente, impedirá que la inseguridad avance y que haya menos dolor en las calles de su jurisdicción. No será un asunto de corto alcance, pero es necesario impulsarlo siempre para no ser superados por una ola delincuencial que causa dolor y llanto en muchas familias peruanas.

En el caso de Sullana, provincia afectada por este flagelo, la responsabilidad es doble; las muertes de tantas personas de la manera más cruel y vil, justifica ser mucho más decidido para crear un clima seguro y pacífico. El líder en este caso, es el alcalde, aquí y en cualquer punto del país. Todo depende no dejarse superar ni por la realidad, ni por poderes al interno de la propia organización.