Desastre y desolación en varios sectores en la ciudad de Sullana tras intensas lluvias

Reportajes
Typography

ERP. Casas inundadas, otras caídas, inundación de viviendas al interior y exterior, quebradas activadas, calles anegadas, charcos y lodazales, es parte del panorama que se observa en la ciudad de Sullana, tras la intensa lluvia que soportó desde las primeras horas del último sábado 25 de Febrero y que duró aproximadamente unas 5 horas. De acuerdo a lo observado, esta precipitación habría sido la más fuerte en lo que va del periodo lluvioso.

Vía hacia Tambogrande y zona de la selva

En este caso se activó la quebrada de Cieneguillo, la misma que transporta las aguas que vienen de la zona agrícola e ingresan a la ciudad; por el lugar cruza la carretera que une a Sullana con Macará, la misma que tiene un badén para cruzar de un lado a otro; la intensa corriente hace peligrar a los vehículos y pasajeros que pasan por el lugar, sobre todo las unidades que van o vienen del Ecuador o distritos piuranos como Las Lomas y Tambogrande.

En el mismo lugar y siguiendo el cauce de la quebrada de Cieneguillo, unos pobladores ocuparon áreas desocupadas después del periodo lluvioso de 1997-98. Se trata de 17 de Enero, Victorino Elorz Goicochea y en la margen contraria parte de los pobladores del asentamiento humano Sánchez Cerro; debido a la crecida de la quebrada fueron afectados por la corriente del agua.

Lluvias via Macara

Baden de la vía hacia Macará en la ciudad de Sullana (Sector La Selva) aguas de Cieneguillo

Asentamientos Cuatro de noviembre y Hospital de Essalud de Sullana

El colapso del Canal Vía por mayor acumulación de agua, perjudica a los sectores poblacionales del Asentamiento 4 de Noviembre, Pilar Nores de García y Carlos Augusto Salaverry, las cuales se encuentran con dos quebradas que se llena cuando llueve; una la de Cieneguillo y otra la de Cola de Alacrán que viene de la zona Oeste de Sullana y que tributa al Canal Vía; en este caso se observa un estado desolador, aunque las lluvias sirvieron para llevarse toda la suciedad que acumulan en tiempos normales.

En las lluvias de 1997-98 el Hospital de Essalud de Sullana fue uno de los grandes perjudicados; la lluvia de ayer demostró una vez más que se encuentra en na zona de riesgo y la racionalidad indica que debe ser construido en un lugar diferente que permita atender a sus usuarios en épocas como las mencionadas. En este hospital los problemas que se observó que las aguas ingresaron por los techos descuidados y otros se acumularon en las áreas sin techado.

Según un médico de este establecimiento de salud, los problemas incluso se presentan en las áreas construidas después del periodo lluvioso de 1997. “Este es un problema ya conocido y pese al tiempo transcurrido no se han dado soluciones” indicó un trabajador que fue testigo de lo acontecido años anteriores.

Lluvias Colegio

Exteriores de Colegio inundado por aguas de lluvia del 25 de febrero

Asentamiento Humano Zapata Silva

Las viviendas son precarias y la población antigua conocía que era un sector vulnerable, contra todo ello, las autoridades locales dejaron que se posesionaran en ese lugar y que construyeran sus viviendas, varios de material precario las cuales han sido las más afectadas; además de ello, al no tener desfogue las aguas forman lagunas que crean problemas adicionales que hacen imposible el uso residencial de estos lugares.

En la zona de la avenida Brasil y en el distrito de Bellavista se constituyó en el año 1998 el asentamiento humano Nuevo Porvenir, el mismo que usó una antigua hondonada para construir sus viviendas. El terreno es mucho más bajo que parte de la quebrada Boquerón de Núñez, situación que hace imposible el discurrimiento natural de las aguas, perjudicando a esta población que se ubicó aun conociendo que lo hacían en una hondonada.

Viviendas Zapata Silva

Viviendas perjudicadas por fuertes precipitaciones en Sullana

Asentamiento humano Villa Primavera, Héroes del Cenepa y la Videnita

La población del asentamiento humano Villa Primavera fue reubicada en ese lugar después de las lluvias del año 82-83, tiene algunas hondonadas donde se han construido viviendas y que tras lluvias de inmediato comienza a llenarse de agua sin tener salida; no se ideó después medidas de evacuación de aguas pluviales donde se podría replicar la solución de la urbanización Santa Rosa, la cual se hizo con tubos subterráneos que desembocan sus aguas al río Chira. Esa sería la solución para Villa El Salvador, para Héroes del Cenepa e incluso La Videnita.

Otro lugar cercano al mencionado es la urbanización Nueva Sullana y sobre todo donde se ubica el colegio Maria Auxiliadora y la Corte de Justicia de Sullana, estas construcciones se ubican en un hueco sin evacuación lo que perjudicaría el inicio del año escolar en el caso de la institución educativa y en el caso de la Corte ha sido traslada hacia otro lugar; esto significa que nunca se tuvo en cuenta el enfoque de riesgo que debe contemplar toda inversión pública.

Lluvias hondonada

Aniego de calles, en varios sectores se observa esta realidad

Colapso del Canal Vía

El Canal Vía fue construido después del 83, es una quebrada que se formó por la fuerza de las aguas de la Quebrada de Cieneguillo y Cola de Alacrán, una viene del sector sur y la otra del sector oeste; fue construida para una capacidad máxima de 160 M3/S; sin embargo, ayer llevó su máximo caudal según reportamos en este diario.

Para el Arq. Lizardo Yáñez ex director de Obras de la Municipalidad de Sullana, indicó que entre sus propuestas que dejó en esta entidad, fue dividir la ciudad en dos en materia pluvial; las aguas que vienen de Cieneguillo debe seguir por su cauce; sin embargo, parte de ellas puede ser llevadas en un canal alterno que vaya hacia el sector oeste hacia Jíbito; esta inversión sería millonaria pero salvaría infraestructura y muchas vidas humanas en caso de riesgo indica el profesional.

Via canal final

Canal Vía, en la parte final evacuando las aguas de lluvia

Lo lamentable del Canal Vía es que tienen viviendas a menos de un metro de distancia, situación que incrementa el riesgo de las familias que viven en el sector, frente a la posibilidad latente de un desborde del cauce como sucedió en el 97-98; para Yáñez Cesti, debe encontrarse una solución con responsabilidad y con racionalidad.

Canal superado

Canal Vía en Sullana, con lluvia llegó a su máxima capacidad

Activación de quebradas San Francisco en Querecotillo y La Manuela en Ignacio Escudero

Otro de los problemas observados en un recorrido realizado por este diario, se encuentra el desborde de la quebrada San Francisco en Querecotillo, que es usada por la población que va de Sullana a Lancones, el Ecuador y viceversa; según el reporte en la lluvia de las últimas horas dejó aislados a varios pueblos considerando que los vehículos no podían pasar frente a las torrentes aguas de esta quebrada que en tiempos normales es una quebrada seca, pero totalmente posible de construir un puente en el lugar. Llama la atención, que siendo parte del Eje Vial 2 entre Perú y Ecuador, no se haya considerado obras importantes que si se han realizado en el lado ecuatoriano.

Quebrada San Francisco

Quebrada San Francisco, aisló a diversos pueblos del Alto Chira

La situación aún es más grave en la vía Panamericana a altura de San Jacinto, capital del distrito de Ignacio Escudero en Sullana, la quebrada La Manuela, nunca tuvo tratamiento pese a los problemas ya conocidos y llegó a su máximo nivel en las últimas 48 horas, impidiendo que los vehículos que transitan hacia el norte o hacia el sur, pasen con facilidad. Llama la atención que hayan pasado tantos años y que no se haya dado solución vial a esta quebrada; para los lugareños es totalmente factible ejecutar un puente que resuelva el problema que se presenta, máxime que la quebrada fue identificada en las lluvias de 1982-83.

Quebrada La Manuela

Quebrada La Manuela en San Jacinto de Ignacio Escudero impide continuidad de vía Panamericana

Obras de saneamiento que causan más problemas

Obras desastre

Durante el presente año, la Municipalidad de Sullana licitó varias obras de saneamiento, las misma que llevaron a realizar zanjas para poner los tubos correspondientes; tras las lluvias se han convertido en unas cangregueras que incrementan el peligro de los residentes en estas calles. De acuerdo a la racionalidad, toda obra que implique movimiento de tierras no debería ser realizada en épocas cuyas probabilidades de lluvias son altas.

Medidas de prevención

En tanto, el responsable de Defensa Civil de la Municipalidad de Piura, pidió a la población adopte las medidas de prevención para disminuir los peligros; recomendó que no se abran los buzones de desagües. Consideró que todos los sectores de Sullana son vulnerables y esta situación solo se puede evitar con la participación ciudadana.