Candidatos sullaneros tuvieron baja performance en elecciones congresales

Reportajes
Typography

ERP. Al porcentaje oficial procesado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales, los candidatos sullaneros no lograron convencer al electorado y su fracaso es evidente. Conforme indicamos, era casi improbable que alguien de los inscritos tenga el liderazgo, las capacidades y los recursos para competir adecuadamente y la realidad de los votos han expresado esa verdad.

A quien mejor la ha ido es a Evita Ojeda Celi; aunque restan aún 22% de las actas para computar, todo hace indicar que será superada por Maritza García Jiménez quien por el momento se ubica en el quinto lugar. No tuvo la capacidad para lograr captar esa vorágine de votos de Fuerza Popular, en una provincia donde el voto fujimorista fue alto.

Aunque su opción de ser elegida aún no está descartada; Evita Ojeda Celi ha logrado hasta el momento 14,318 votos preferenciales, los cuales son superiores a sus contendores de otras organizaciones políticas.

Carlos Montero Villegas, con su slogan “El bombero” logró llamar la atención de los que votaron por Peruanos por el Kambio y posiblemente al cerrarse el cómputo al 100% quede primero en esta lista. Durante la campaña no ha demostrado ser un teórico de la política y al contrario destacó su vocación de servicio que la ejercita en la Compañía de Bomberos de Sullana, aunque quienes lo conocen no tienen el mejor concepto de él.

Ha logrado hasta el momento 8,712 votos preferenciales y quizá del puesto cuarto ocupe el primero en el cómputo final desplazando al segundo lugar a Javier Atkins Lerggios, número 1 de Peruanos por el Kambio. Este triunfo sería moral, considerando que el otrora presidente regional logró casi el 50% de los votos de los piuranos y ahora es un liliputiense electoral más o un personaje sin mayor importancia.

El abogado Luis Garnique Ortiz, no es sullanero pero ha trabajado por muchos años en esta provincia. Su campaña la centró incluso en Sullana. Sobre él dijimos que el Frente Amplio no tenía un buen representante y los pocos votos obtenidos son la mejor muestra de su baja popularidad. Logra hasta el momento 4,281 votos preferenciales.

Mario Javier Quispe Suárez, si bien es cierto nació en la ciudad de Piura, reside en Sullana, donde focalizó su campaña electoral. Realizó una sorprendente inversión para salir elegido y sus fotografías fueron colocadas en paneles publicitarios calificándose como “El amigo”. Solo logró convencer a 3875 electores para que escriban el número que lo identificaba.

Enrique Merino Cruz, ha sido regidor provincial por varias veces, dirigente del partido Aprista Peruano y su labor de propaganda en esta candidatura fue significativa. Sus parientes denunciaron en pleno proceso un robo en su vivienda y enviaron una nota de prensa, donde indicaban que tal atentado era por considerarlo “el mejor candidato de Sullana”. Solo 2,805 electores le dieron su respaldo.

Rosa María Feliciana Seminario Arca, candidata de Peruanos por el Kambio desarrolló una campaña por las redes sociales y sus amigos y amigas, le expresaban su solidaridad indicándole “Pollito, si se puede”. El uso de apodos, no le fue suficiente para posicionarla en la imaginaria popular. 2,099 votantes le dieron su voto preferencial.

Jorge Eduardo Aponte Rey, es el secretario general de Acción Popular y en esta elección candidato al Congreso de la República. El crecimiento de la candidatura de Alfredo Barnechea entusiasmó a los antiguos acción populistas; sin embargo, el decrecimiento también les afectó a todos sus candidatos. 1,856 votos preferenciales es el resultado momentáneo.

Sullana, tiene muchos más votos que todas las otras provincias y una elección siempre es posible. Para lograrlo, el candidato tiene que tener las cualidades y las condiciones para ser aceptado socialmente; contar con recursos para un desplazamiento adecuado y mucha carisma para ser empático. Unos tuvieron dinero y una elección no solo es ello; otros realizaron trabajo social y no tuvieron inversión en medios; si queda claro, que cualidades de liderazgo son las que faltaron.