Alan García Pérez: El ocaso de un ex presidente que no pudo ser elegido por tercera vez

Reportajes
Typography

ERP. El ex presidente Alan García Pérez se empecinó en ser candidato y contra toda lógica, decidió emprender la posibilidad de convertirse por tercera vez como Presidente. Llegaron las primeras encuestas y sus resultados no le eran favorables. Con la soberbia que se le conoce, dijo tener sus propios datos e incluso encontrarse segundo compartiendo con Pedro Pablo Kuczynski la ubicación.

El resultado oficial ha sido cruel para el obeso ex presidente, quien en su primera oportunidad llegó con una altísima votación a la presidencia de la República y salió envuelto en una crisis tremenda producto de un mal manejo de la economía. Los datos fríos, dicen que don Alan García Pérez, con las justas ha sacado un porcentaje para salvar la inscripción de su partido político.

Como no podía ser de otra manera Alan García, admitió después de conocer los resultados que el Partido Aprista pasa por dificultades, tras la derrota este domingo en las elecciones generales, y consideró que una nueva dirigencia tendrá el reto de fortalecer a esa colectividad política. Tales palabras serían una despedida sutil admitiendo que su época ya terminó y sus posibilidades también. 

"El partido tiene una larga historia, y en muchas circunstancias hemos tenido dificultades, esta es solo una de ellas, los convoco a pensar en el largo plazo", expresó. Sus palabras, todo hace indicar son una despedida, por el resultado nefasto logrado y por sus responsabilidades políticas que poco a poco le irán enrostrando.

Al hacer una evaluación de los resultados de las elecciones generales, en rueda de prensa, García hizo un llamado a los que tengan la responsabilidad en adelante de dirigir al Partido Aprista "a fortalecer el partido, a elegir una conducción que les permita sobrellevar esta situación".

Evidentemente, tras un resultado, es fácil entregar la posibilidad de relevo generacional. Lo cierto que todas esas decisiones eran precedentes y muchas voces desde el interior se encargaron de reiterar que las posibilidades políticas podían ser mayores con nuevos líderes y nuevos actores partidarios.

Según el conteo rápido realizado por IPSOS y por GFK concluyen el bajo nivel logrado por el ex mandatario y sin duda, solo ratifican lo que ya se conocía previamente. Algo pasó para que García Pérez no comunique bien a la población y no pueda hacer interesante su propuesta de nuevo gobierno.

García, quien pretendía un tercer mandato, agradeció el respaldo recibido en la Alianza Popular, en especial a la lideresa del PPC y su candidata la vicepresidencia, Lourdes Flores Nano, a quien calificó de "una gran compañera" en su campaña "y esfuerzo de explicar las propuestas" de gobierno.

Justamente, uno de los cuestionamientos realizados en esta contienda, fue la alianza electoral que hizo con su ex enemiga política, quien de repente se convirtió en una defensora a ultranza del candidato presidencial. Lo cierto, que no dio resultados e igual trajo como consecuencia el magro resultado.

García en su mensaje, aparentemente de despedida, también hizo extensivo su agradecimiento a miembros de su partido, " a los compañeros y compañeras de todo el país que no han perdido ningún momento su entusiasmo y su fe".

El líder aprista, pidió a los futuros gobernantes "que no abandonen y continúen convocando la inversión nacional y externa, para crear empleo, para tener recursos con lo que hacer obras, y mejorar el bienestar de nuestra población".

Aunque su despedida se encuentra entre líneas, se cree que el ex mandatario decidió retirarse el partido, dejando pendiente una misión que fue incapaz de cumplir; es decir mantener viva la organización fundada por Víctor Raúl Haya de La Torre, crear condiciones para nuevos liderazgos e innovarla para que responda a nuevas realidades.

Es probable que tengan 5 parlamentarios y de sus acciones dependerá sepultar a esta organización o hacerla renacer del estado moribundo en que se encuentra.