Tú también querrás llamar a esta puerta

Nelson Peñaherrera
Typography

ERP/Nelson Peñaherrera Castillo. Por lo general, las personas asocian sus casas como los espacios donde se sienten más seguras, o en todo caso más confiadas. Se supone que allí quien viva se siente en libertad de ser quien es y de desplegar todo lo auténtico que constituye ese ser. La idea, finalmente, es sentir comodidad, o al menos el sentido de lo propio y privado en oposición a lo colectivo y público. Hablamos del sentido de familia, en resumen.

Aunque hay gente empecinada en tener un 'status quo' que defina la familia, lo cierto es que los seres humanos solemos nacer y criarnos en una, y a medida que crecemos la conservamos, la ampliamos, la reemplazamos temporalmente o la cambiamos de raíz. el hecho es que siempre buscamos ese espacio donde seamos quienes somos y nadie se incomode por ello, o quizás donde otros y otras sean como somos y nos ayuden a reforzarlo.

Esa es una de las cosas que mejor define a Casa Activa, un espacio comunitario privado (pero sin fines de lucro) en el que el respeto al ser es la base de toda norma de conducta. entonces, la idea es que llegues allí y emplees el lugar de forma responsable para realizar las cosas que difícilmente puedes hacer en otra parte porque no se puede, básicamente.

Así, Casa Activa, situada casi al centro de la ciudad de Piura, es un inmueble como cualquier otro en el que puedes llegar a descansar, meditar, reunirte con tu gente para preparar alguna cosa o para estudiar, leer, ensayar el arte que practiques y -por qué no- confraternizar.

Y como toda casa que se respeta, también puedes jugar, cuidar o alimentar a Bobby, la mascota.

Ese esquema de familia nada convencional pero altamente funcional -comunidad, se define en el diccionario- llega a hacerse tan acogedor, que hasta el mismo aire es fresco y relajante... o será el árbol enorme del jardín.

¿En cuántas de nuestras casas somos capaces de crear tal química que produzca esta mística?

Según me contaban quienes la cuidan, Casa Activa es el sitio donde se planifican desde las marchas para ejercer ciudadanía hasta ensayar obras de teatro (a pesar que alguien salió a autonombrarse como su rescatista). Si no tiene un gimnasio es porque nadie lo ha llevado ya que espacio queda aún.

Lo interesante del concepto de Casa Activa, el sitio al que puedes llegar sin expresión de causa pero con una causa bien concreta, es que quiere diseminarse a lo largo de la región. Imagina que en tu localidad haya un sitio en el que puedes llegar y tener espacio, silencio y tiempo para estudiar, escribir, planificar, ensayar, o escucharte en el silencio.

Si se multiplicaran estos espacios de acogida, ¿problemas como la violencia, el pensamiento uniforme, o la discriminación acabarían?

en realidad, depende más de la actitud de quienes la ocupen y usen que de las paredes y el techo.

Entonces, que se abran más espacios como Casa Activa a lo largo de Piura. Realmente los necesitamos.

(Opina al autor. Síguelo en Twitter como @nelsonsullana)