La Educación y las opciones de formación en la región Piura

Informes
Typography

ERP. Durante los últimos años Piura viene creciendo significativamente en diversas actividades económicas y ello demanda talento humano capacitado para el desarrollo de los principales procesos que implica. En esta perspectiva es la educación el motor que permite darle un dinamismo adicional y crear las ventajas diferenciales que se requieren para aprovechar las oportunidades y las potencialidades.

De acuerdo a las estadísticas del INEI, Piura se viene superando su condición de economía primaria, para crear nuevas opciones en los servicios; sin embargo, interactúan en la diversidad la manufactura, la agricultura, la pesquería y la explotación del petróleo y el gas; en los servicios aparece como una gran opción el turismo.

Según lo precisa el Econ. Juan Aguilar del CEPLAR Piura, las perspectivas de desarrollo económico de los piuranos se encuentran en la agroexportación, la producción de energía renovable, el turismo y la minería en caso quieran hacer uso de esta potencialidad. Ello implica mirar la demanda de profesionales necesarios para cubrir la demanda. 

De acuerdo a la información del aplicativo Escale, Piura tiene una población escolar de 549,474 estudiantes, de los cuales 516,954 pertenecen a la educación básica regular; 8,309 se ubican en la básica alternativa, la básica especial tuvo una matrícula de 675 estudiantes, la educación técnico productiva registró 7,963 estudiantes, la superior no universitaria fue de 15,573 entre educación pedagógica y tecnológica. Se percibe el descenso de la educación pedagógica frente a la tecnológica que es mayor; este cambio se debe a las nuevas políticas de carácter educativo implementadas en la última década.

Si se analiza con detalle quienes estudian o quienes no, el dato del 2015 consideran que la educación básica regular tiene que 273,701 hombres y 268,461 mujeres. Siempre se ha buscado que las mujeres dejen la condición de relegadas de las opciones de educación y se puede decir que la dinámica de los últimos lustros las ha beneficiado; hoy para estudiar los pequeños rezagos de exclusión no lo son por oportunidades, sino por aspectos culturales que se mantienen.

Datos Educacion

Incluso, conforme lo indica el Econ. Juan Aguilar, “en la educación técnico productivo y superior no universitaria el sexo femenino es mayor para este tipo de educación” y evidentemente la explicación podría estar en la búsqueda de carreras cortas que les permitan pronta rentabilidad. En tal sentido, una significativa oferta de carreras profesionales en institutos públicos y privados pretenden dar una respuesta a este interés. 

En el caso de Piura, se ve que muchos institutos públicos para la formación universitaria vienen poco a poco perdiendo interés general y se debe generalmente a la falta de políticas y la poca imbricación que existe en este tipo de educación y la universitaria. Además, según se comprueba en la realidad, la oferta de la educación universitaria privada, con costos similares, ha incidido en la poca demanda de la formación técnica.

Mirando las estadísticas de Piura, se tiene 23 institutos públicos y 19 privados, situación que constituye no solo una opción de formación técnica, sino una capacidad instalada que puede permitir ampliar las posibilidades de los piuranos y de las piuranas, mediante especialidades que estén relacionadas directamente con la vocación productiva de esta región. Los datos corresponden al documento "Perspectiva Regional" de la región Piura. 

Entre los más importantes de gestión pública se puede indicar el Almirante Miguel Grau, La Unión, Néstor Samuel Martos Garrido; Vicús, Manuel Yarlequé Espinoza; Ricardo Ramos Plata; San Andrés; Sullana, Juan José Farfán Cespedes, Señor de Chocán, Luciano Castillo Colonna, Luis Agurto Olaya, Simón Bolívar; Ayabaca; Centro de Formación Profesional Binacional; entre otros. Lo importante, si queremos mirar la riqueza de estas instituciones, es su distribución en todo el territorio regional.

Ser maestro o docente, igualmente abre las puertas a los jóvenes de provincias como Piura, Sullana, Huancabamba y Ayabaca; donde funcionan institutos pedagógicos, los cuales en un enfoque más integral y más ambicioso, podrían convertirse en profesores de centros poblados donde urge lograr una educación de más calidad y con profesionales que conozcan los distritos y las provincias donde viven.

Sin duda, es la educación universitaria la que se ha multiplicado creando opciones nuevas para la juventud piurana. Las tradicionales Universidad Nacional de Piura y Universidad de Piura, ahora son acompañadas por la Universidad Nacional de Frontera y otras de gestión privado que han permitido convertir en profesionales a jóvenes y adultos. Además de las universidades localizadas en Piura, otras han descentralizado su funcionamiento y han ampliado las carreras con énfasis en lo técnico.

Pero no solamente es lo técnico que puede convertir a un joven o un adulto con voluntad de superación vía la educación en un profesional. También se ha modificado la categoría de la Escuela Superior de Arte Pública Ignacio Merino y la Escuela Superior de Música Pública José María Valle Riestra, instituciones consideradas en la Ley Universitaria, las mismas que permiten contar con talento humano en las artes.

En el tema de la educación Piura ha cambiado significativamente. A inicios del siglo XX los jóvenes eran enviados por sus padres hacia Lima para cursar estudios y muchos lo lograron; después y antes de la creación de la Universidad Nacional de Piura, las opciones se dirigían formarse en Trujillo y formarse en Lima. Posteriormente, las universidades piuranas fueron las alternativas. Ahora las posibilidades son diversas y las carreras profesionales igual.

Si la región quiere modificar sus condiciones, impulsar un desarrollo más humano, debe mirar estas potencialidades, profundizar sobre la vocación productiva y lograr una relación entre la formación y la demanda de mercado como garantía para la realización de quienes deciden convertirse en profesionales técnicos o universitarios.

No se trata de tener muchos abogados o muchos comunicadores y menos técnicos, encontrar el equilibrio en la diversidad profesional, nos permitirá tener una Piura más competitiva y más humana.

Lo que si queda claro es que existen las condiciones para la educación básica, la oferta para la educación no universitaria se diversifica por toda la región y la universitaria ha crecido a favor del que quiere estudiar. La globalidad determina un nuevo perfil del profesional y el territorio las vocaciones para interactuar con las nuevas oportunidades.

Fotografía: Instituto Miguel Grau de Piura.